Bitcoin

¿Qué Es Un Monedero De Bitcoin?

Qué Es Un Monedero De Bitcoin

Un concepto difícil de entender para algunas personas cuando entran al mundo de Bitcoin es donde son guardadas estas criptomonedas.

Ya que aunque se trate de una moneda digital, es necesario almacenarlos en algún lugar. No importa si nuestro objetivo es luego comprar bienes y servicios con los BTC, o mantenerlos como una inversión a largo plazo, necesitamos algo que gestione todo eso.

Es por esta razón que cuando compramos Bitcoin tenemos que pensar también en comenzar a utilizar un monedero.

Si bien el funcionamiento de estas aplicaciones no funciona técnicamente igual que un monedero o billetera que usamos tradicionalmente con nuestras monedas fíat, intentan replicarlo para que se nos haga más amigable la transición a las criptomonedas.

Básicamente el rol que cumple este software es el de gestionar nuestras criptomonedas y administrar la información que nos transforma en los dueños de las mismas.

No te preocupes si esto te parece un poco complicado, vamos a verlo en más detalles a continuación.

¿Qué es un monedero de Bitcoin?

Un monedero de Bitcoin es una especie de cartera digital que puede administrar bitcoins, así como otras criptomonedas como Ethereum o Cardano.

Pero no significa que físicamente los BTC, como se llama a la criptomoneda de Bitcoin, se encuentran dentro de estos monederos. Se trata de piezas de software que almacena toda la información necesaria para poder acceder a los bitcoins.

Eso incluye tanto las claves privadas como las publicas.

Es importante que estos monederos guarden de forma segura la clave privada, ya que esto es lo que nos asegura a nosotros de poder luego enviar nuestras criptomonedas. Cualquiera que tenga acceso a ella puede hacer uso de las mismas.

Ejemplo de monedero de Bitcoin

En cierta forma es como una contraseña a nuestra cuenta bancaria, que nos permite entrar de forma online para poder luego generar transacciones.

La función de este monedero de criptomoneda es la de almacenar, enviar y recibir diferentes monedas y tokens.

Algunos cumplen estas funciones básicas, que son el objetivo principal que tienen, y otros incluyen otras funcionalidades adicionales, como pueden ser el acceso a aplicaciones descentralizadas en la cadena de bloques que se conoce comúnmente como DApps.

Pero ahí no termina las características que podemos hallar en un monedero, ya que algunos hasta nos permiten tomar préstamos o prestar a otras personas para ganar intereses mientras almacenamos nuestro dinero allí, lo que se conoce como staking de criptomonedas.

¿Cómo funciona un monedero de Bitcoin?

Ahora que sabemos a grandes rasgos el uso que le vamos a dar un monedero de Bitcoin, es hora de pasar a conocer como es que funcionan.

Sabemos que Bitcoin funciona gracias a un libro contable mayor que se conoce como cadena de bloques. Si no lo sabías, te recomiendo que leas nuestra guía de que es Bitcoin.

El monedero lo que hace es crear una especie de cuenta en ese libro contable, que nos permite agregar información. Podemos ver al monedero como un correo electrónico.

Para poder enviar los correos debemos utilizar una contraseña que nos permita identificarnos en la cuenta. Eso, además de la dirección de correo del destinatario.

A la hora de enviar BTC la cosa no cambia demasiado, debemos contar con una clave privada, que es esencialmente un password, para poder acceder a nuestras criptomonedas. Lo siguiente que necesitamos es la dirección del monedero que va a recibir los bitcoins.

En la red de Bitcoin existe lo que se conoce como dirección pública, que un identificar que apunta directamente a la entrada de este libro contable donde se encuentra el balance. Mientras que la clave privada es lo que permite a una persona hacer cambios en esta entrada, es decir, transferir los BTC a otra dirección.

Es de vital importancia que hagamos una buena gestión de las claves de Bitcoin, si alguien se hace con ellas, literalmente tiene acceso a nuestros fondos, pudiendo enviar a su propio monedero.

Aun cuando nadie acceda a ella, si la perdemos entonces tampoco seremos capaces de acceder a los fondos.

Esto se debe a que muchos monederos de criptomonedas funciona de forma descentralizada y están criptográficamente seguros, lo que se traduce a que no hay un servicio al cliente con el cual contactar para recuperar el acceso, tampoco un botón para reiniciar la contraseña.

Quizás ahora que recién empiezas no te parece la gran cosa, pero se estima que el 20% de los fondos se han perdido para siempre, y eso significa miles de millones de dólares en BTC.

Por tanto, la función de nuestro monedero es la de gestionar estas claves privadas y realizar todas las tareas necesarias para que los fondos sean enviados. También lleva la cuenta de las criptomonedas que han sido enviadas a nuestras direcciones públicas.

Como vez, no es poco lo que hace y su importancia en este mundo.

¿Necesito un monedero para comprar y vender Bitcoin?

Sí. Podemos utilizar los “monederos” que encontramos en un exchange (¿qué son?), pero yo no los considero como tal, ya que no tenemos control absoluto de esta información.

Podemos utilizar estos servicios compara comprar y vender criptomonedas como Bitcoin, pero al final del día siempre es recomendable enviar a nuestros monederos privados que nos ofrecen un mayor control de los fondos.

Muchas de estas apps además cuentan con medidas de seguridad para proteger las claves, además de otras características como son la encriptación, autenticación de dos pasos y otras protecciones que siempre son bienvenidas.

Tipos de monederos de Bitcoin

Hay muchos monederos diferentes para Bitcoin de los cuales elegir, cada uno con sus particularidades y ventajas y desventajas.

Todos y cada uno de ellos deben cumplir con el protocolo de Bitcoin para poder comunicarse con otros actores de la red y así enviar y recibir fondos. Aunque también es cierto que cada desarrollador puede elegir como implementarlo de forma específica.

Al final, mientras todo hablen el mismo idioma es suficiente, podrán enviarse mensajes y operar de forma satisfactoria.

Existen varias categorías, pero estas son las principales:

Móviles

Los monederos móviles, como Jaxx y BRB, son aquellos que funciona como apps de nuestros teléfonos, tabletas y otros dispositivos móviles.

Ejemplo de monedero movil de Bitcoin

So muy interesantes porque ofrecen un funcionamiento sencillo, permitiendo enviar y recibir con solo utilizar un código QR por ejemplo.

Son perfecto si necesitamos hacer pagos fuera de casa y de manera conveniente, aunque no son la mejor opción si lo que buscamos es seguridad.

No solo alguien puede hackear el monedero, sino que cualquiera que tenga acceso al teléfono pude también tener acceso a las criptomonedas.

Web

Los monederos de tipo web, como Coinbase y Blockchain.com, almacenan nuestras monedas a través de terceros.

Ejempo de monedero web de Bitcoin

Lo bueno que tienen es que nos permiten comprar y vender criptomonedas, así como acceder a ellas desde cualquier dispositivo que tenga acceso a internet.

Este tipo de monederos usualmente están asociados a exchanges de criptomonedas, por eso es que podemos operar fácilmente con ellos.

Nadie puede negar su conveniencia a la hora de tradear, pero posee los mismos riesgos que los monederos para teléfonos móviles y agrega algunos más. Ya que al estar completamente en internet son más posibles de hackear.

Si bien también hay que decir que muchas de estas compañías cuentan con seguros y métodos de almacenamiento en frío, que hasta podrían ser más seguros que los que otros sistemas que veremos en este artículo, siempre vamos a tener que confiar en estas empresas, y eso es algo que muchos creyentes del Bitcoin no están dispuestos a hacer.

El último riesgo que tienen es que pueden desaparecer, como ha ocurrido en el caso de Mt.Gox, un exchange hackeado y que luego cerro sus puertas.

Ordenador

Dentro de los monederos para ordenadores encontramos ejemplo como Atomic Wallet, Electrum y Exodus, que son programas que podemos descargar y donde almacenamos la información en nuestros discos rígidos.

Ejemplo de monedero para odenador de Bitcoin

Tienen una cuota extra de seguridad con respecto a los de tipo web y móviles, ya que no dependemos de terceros y quizás los exponemos a menos riesgos de robos porque no salimos de casa con nuestro ordenador todo el tiempo.

De todas formas, es probable que esté conectado a internet y eso siempre es una puerta para un hacker.

Hardware (físico)

Los monederos de tipo hardware son dispositivos físicos, parecidos a una memoria USB, que no están conectados continuamente a internet.

Ejemplo de monedero fisico de Bitcoin

Para poder hacer una transacción con ellos es necesario conectarlo a internet, cosa que conseguimos conectado el dispositivo directamente o a través de otro que si tenga.

Hay varias medidas de seguridad extras, algunas implementadas directamente en el monedero, y otras como que debemos ingresar una contraseña antes de que haga la conexión, que no es la misma que la clave privada.

Esto agrega una capa de seguridad extra, pero también un punto de falla en el hecho de que podemos olvidarnos esta clave y perder las criptomonedas dentro.

Este tipo de monedero hardware también es conocido como monederos en frío o almacenamiento en frío, que se diferencian de los monederos conectados siempre a internet que se los conoce como monederos calientes (conoce cuáles son las diferencias).

Estos son quizás perfectos para aquellos inversores que piensan en el largo plazo y no les preocupa mucho tener acceso rápido a sus fondos, simplemente envían bitcoins todo el tiempo y prácticamente no hacen envíos (perfecto para el método de inversión de costo promedio).

Pero al final del día son de los más convenientes de esta lista, básicamente por todo lo que hablamos y la posibilidad también de recuperarlos, en caso de que ocurra algo con ellos, a través de lo que se conoce como frase semilla.

Monedero de papel

Lo que conocemos como monedero de papel es básicamente imprimir la clave privada, usualmente como código QR, y luego almacenarlo en algún lado.

ejemplo de monedero de papel de Bitcoin

Esto tiene el gran beneficio que hace imposible a un hacker robar la contraseña de acceso a tus BTC de manera online, pero al tratarse de un documento físico debemos tomar los recaudos necesarios.

Debemos tomar medidas extras de seguridad cuando se trata de este monedero, ya que implica una gran responsabilidad cuidar de ese delicado documento. Hay que tomar recaudos como copias de seguridad y lugares seguros para esconderla.

¿Cómo crear un monedero de papel para Bitcoin?

Brain wallet (memorizado)

Un monedero mental es memorizar una frase semilla. En cierta forma es similar al monedero de papel, en eso de que si olvidamos la frase semilla se perderán nuestros bitcoins.

Ejemplo de brain wallet de Bitcoin

Es un mecanismo poco recomendado porque dependemos de nuestra memoria, y es justamente algo de lo que no nos podemos confiar.

Se sabe que podemos crear recuerdos de la nada, imaginando cosas que no existen, por lo que utilizarlo como lugar para guardar una serie de palabras claves no considero que sea la mejor idea.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir uno?

Elegir el mejor monedero para nuestras necesidades no es tan sencillo como podríamos imaginar, pero estos pasos te pueden ayudar a hacer todo más sencillo evaluando cada una de las opciones.

Ten en cuenta que no por elegir un tipo de monedero ahora estarás casado a ese durante toda la eternidad, puedes cambiar de monedero cuando quieras o utilizar varios a la vez.

Eso sí, ten en cuenta que cada vez que muevas fondos de un monedero a otro tendrás que pagar comisiones.

Podemos combinar lo mejor de ambos mundos: dejando pocos fondos en un monedero caliente, en caso de que necesitemos hacer transacciones diariamente, mientras que podemos utilizar uno con más características de seguridad, para las cantidades más grandes, como los de tipo hardware.

1. Como vamos a utilizar las criptomonedas

Los dos puntos importantes a analizar cuando buscamos uno es la facilidad para hacer transacciones y la seguridad, ya que nos vamos a encontrar que si buscamos más de uno obtendremos menos del otro.

Para aquellos que hagan transacciones frecuentes, lo mejor será optar por un monedero web o móvil que este continuamente conectado a internet, o incluso a un exchange.

Si nuestra idea es holdear hasta que el universo se termine, lo mejor sería optar por un monedero en frío. Estos están pensando para las inversiones a largo plazo. Incluso pueden servir como primera barrera para los que somos ansiosos y siempre estamos buscando en que gastar el dinero.

2. Investigar la reputación del monedero

Antes de decidirte por un monedero, tomate el tiempo suficiente como para leer unas cuantas reviews/análisis que traten sobre la experiencia de usuario, las características que tiene y, principalmente, acerca de la seguridad.

Si un monedero ha sufrido hackeos en el pasado, ese es un gran motivo descartarlo como opción

3. Investigar opciones de copia de seguridad

Algunos monederos te dejan hacer copias de seguridad de la información usando otro método, que puede ser online o en un dispositivo físico que no esté conectado a internet.

Eso es importante, ya que si nuestro móvil u ordenador se estropea, siempre podemos recuperar el acceso a las monedas.

Si planeas tener muchas criptomonedas, puedes priorizar los monederos que te permiten hacer una copia de seguridad exhaustiva de tus datos.

4. Prestar atención a la gestión de la clave privada

Cada monedero tiene diferentes configuraciones en cuanto a quién se encarga de mantener las claves privadas, lo que tiene grandes implicaciones para nosotros y las criptomonedas.

En algunos casos, el proveedor de servicios del monedero es el encargado de gestionar las claves. Lo cual pude ser útil porque nos permitirá recobrar el acceso si perdemos la clave con solo ponernos en contactos con ellos.

Otros monederos vuelcan esta responsabilidad sobre el usuario. En el caso de las opciones físicas, ni siquiera el fabricante sabe cuál es la clave privada. Por eso, si ocurre algo, puede ser casi imposible de recuperar el acceso.

Si nos preocupa quedar sin acceso al monedero de Bitcoin, podemos elegir aquellas alternativas que mantienen la custodia de la clave.

Sin embargo, si lo que nos preocupa es la descentralización de las criptomonedas, debemos optar por uno en el que conservemos el control total de la clave y, por extensión, de las monedas.

Consideraciones de seguridad para un monedero

La seguridad de los monederos es importantísima, ya que las criptomonedas son un objetivo muy valioso para los hackers.

Algunas medidas que podemos tomar son:

  • Encriptar el monedero con una contraseña
  • Usar factor de doble autenticación para los exchanges
  • Guardar grandes cantidades de criptomonedas en dispositivos desconectados de internet

La mayoría de los monederos modernos se genera a partir de una frase semilla de al menos 12 palabras, la cual puede ser utilizada para recuperarlo si este se pierde o se daña.

Otro uso para esta frase es la de cambiar de monedero, ya que algunos permiten generar en su aplicación el mismo a partir de la frase.

Estas palabras deben ser guardadas de forma muy cuidadosa en lugares seguros, ya que cualquiera que la encuentre será capaz de robarte.

Resumen

  • Un monedero de Bitcoin es un dispositivo o programa que permite guardar y enviar BTC.
  • Los monederos contienen la clave privada que es necesaria para firmar las transacciones de Bitcoin. Cualquiera que sepa esta clave privada será capaz de controlar las monedas asociadas a esa dirección.
  • La opción más segura es el monedero hardware. Mientras que el más vulnerable es el de tipo web.
  • Algunos monederos de Bitcoin pueden ser usados para otras criptomonedas.

Conclusión ¿Cuál es el mejor?

No es fácil dar una respuesta cuando se trata del tipo de monedero que debemos elegir. Para las mejores opciones en cada clase tenemos una guía.

Si necesitamos estar comprando y vendiendo continuamente BTC, lo mejor es utilizar monederos en línea como los web o para teléfonos móviles.

En caso de que no nos interese tocar esas criptomonedas por mucho tiempo, lo mejor es optar por una opción en frío, que es por regla general lo más seguro.

Luego tenemos en medio de estos dos extremos muchos grados de necesidades, donde podemos empezar a jugar con los porcentajes de fondos que tenemos en un tipo u otro de monedero. Eso lo deberás analizar con base en tus preferencias y requisitos.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario