Criptomonedas

¿Qué Era Mt. Gox? El Hackeo Del Exchange

Qué Era Mt. Gox

Mt. Gox fue un exchange de criptomonedas con sed en Tokio, Japón. Que abrió sus puertas en el 2010 y que finalmente tuvo que cerrarlas en 2014 tras un hackeo.

En su apogeo fue el responsable de más del 70% de las transacciones de Bitcoin.

El exchange declaro la bancarrota en el año 2014, pero, a pesar de eso, continuo siendo el blanco de demandas y especulación por parte de la comunidad y de los afectados.

Contenido

¿Cómo se creó Mt. Gox?

Su fundador, Jed McCaleb, creo el sitio web pero como una idea diferente a las criptomonedas. Originalmente estaba pensado para que los entusiastas del juego de cartas Magic: The Gathering pudiera hacer intercambios de estas.

De ahí proviene su nombre, que es un acrónimo de Magic: The Gathering Online Exchange.

No fue hasta 2011 que la propiedad del sitio fue trasladada a Mark Karpelés a cambio del pago de las ganancias que generaba este mercado durante 6 meses.

Así Karpelés se transformó en el mayor accionista de la compañía y también su CEO.

En el apogeo, Mt. Gox fue considerado el mayor exchange de Bitcoin del mundo. Llegando a manejar entre 70% y 80% del volumen de negociación durante algunos picos.

Tener tanta incidencia en las transacciones le dio a Mt. Gox un rol importante en el destino de Bitcoin. Tanto que en 2013, y ante el incremento de las operaciones que ya no podía gestionar, tuvo que suspender las mismas durante unos cuantos días para enfriar el mercado.

¿Cómo sucedió?

Ser el centro neurálgico de las transacciones de los BTC también lo puso en la mira de los hackers, sufriendo varios problemas de seguridad en reiteradas ocasiones durante los años que estuvo activo.

En 2011, un grupo de hackers uso credenciales robadas para transferir bitcoins. Ese mismo año, algunos problemas en protocolos de la red dieron como resultado que miles de BTC se perdieran.

En los meses anteriores a febrero de 2014, algunos usuarios comenzaron a quejarse de que había varios problemas relacionados con la extracción de fondos.

Algunos errores técnicos impedían que la empresa pudiera conocer detalles de las transacciones, lo cual no hacía más que aumentar la incertidumbre de sí los bitcoins habían sido transferidos o no a los monederos de los clientes.

El problema estaba particularmente en el software de Bitcoin que hacía posible que los usuarios alteraran los ID de transacciones, un error conocido como “maleabilidad de las transacciones“.

Pero esto eran solo pequeñas piedras en el camino para lo que vendría, ya que el golpe definitivo lo sufrió en febrero de 2014.

A principios de mes el exchanges comenzó con problemas al suspender las extracciones luego de decir que habían encontrado algunas actividades sospechosas en los monederos.

Esa sola noticia provocó que el valor de Bitcoin cayera un 20% en poco tiempo.

Finalmente la empresa hizo público que había perdido más de 850.000 bitcoins (740.000 de los clientes y algo más de 100.000 que pertenecían a la empresa), lo que representaba el 6% del total de BTC en circulación en ese momento y un poco más de 4% del total que pueden existir.

Al final fueron capaces de encontrar unos 200.000, probablemente porque no habían sido robados y simplemente era producto de la falta de organización dentro de la empresa.

Los 650.000 restantes continuaron desaparecidos y terminaron provocando un efecto desestabilizador en el mercado.

El valor total de esos bitcoins en ese momento estaban estimados en algo más de $450 millones, lo que llevo a Mt. Gox a la insolvencia por no poder afrontar las perdidas.

Por último, debido presentar la banca rota en la corte del distrito de Tokio y se le ordenó liquidar sus operaciones en abril de 2014.

Una mala gestión de la emprsa

A pesar de que la empresa era la más importante en el sector mientras operaba, esta se considera que podría haber estado técnicamente insolvente casi 2 años antes de que el hackeo fuera conocido por todos.

Mark Karpeles el CEO de Mt Gox

Para mediados de 2013, un año donde la empresa parecía gozar de un increíble éxito, algunos creen que todos los BTC ya habrían sido robados o extraviados.

Incluso se estima que cuando Mark Karpelés compro en 2011 la compañía, unos 80.000 bitcoins de sus clientes ya no estaban.

Muchos ex empleados del exchange contaron los malos manejos que tenía esta empresa, donde la desorganización y la falta de control reinaban.

Un desarrollador anónimo reveló que la empresa ni siquiera utilizaban un software de control de versión, algo muy común en el sector porque permite ver cuales cambios se han hecho en el código.

Se trata de un estándar en la industria que es usado para que las personas que trabajan en un proyecto no sobreescriban el trabajo de otros, si es que se encuentran programando sobre el mismo archivo.

Otro problema es que todo estaba centralizado alrededor de Mark Karpelés, el cual era el encargado de aprobar los cambios que se realizaran sobre el código fuente del sitio.

Esto significaba que si se tenía que hacer una mejora para resolver errores y arreglar problemas de seguridad, estos podían tomar hasta semanas en ser aprobados.

¿Cómo sigue el asunto?

A pesar de declararse en bancarrota hace más de 6 años, el destino del exchange todavía no está definido completamente. Sigue habiendo demandas en contra de Mt. Gox, intentos por encontrar a los perpetradores y hasta propuestas de revivir el exchange.

Aun así, la controversia continúa rodeando al primer gran exchange de Bitcoin debido a que el precio se ha incrementado dramáticamente, provocando que las perdidas ahora sean descomunales.

Si tomamos en cuenta esos 650.000 BTC perdidos, hablamos de algo más de $44 mil millones de dólares a valor de hoy, básicamente 100 veces lo que valían en el momento del robo.

Por muchas razones la bancarrota de Mt. Gox se ha vuelto muy compleja.

Las criptomonedas en ese momento eran nuevas y no existían controles ni regulaciones a las inversiones en ellas. También está el hecho de que los usuarios del exchanges estaban repartidos por todo el mundo.

Los 200.000 BTC, que eran parte del patrimonio de Mt. Gox en sus últimos días, tanto en Bitcoin como en Bitcoin Cash, se encontraban valorados en $3,5 mil millones de dólares en el pico de Bitcoin en diciembre de 2017.

En octubre de 2019, el administrador de Mt. Gox, Nobuaki Kobayashi, amplío los tiempos para presentar reclamaciones hasta el 31 de marzo de 2020.

Durante todo ese tiempo Kobayashi ha estado vendiendo poco a poco los bitcoins de Mt. Gox para pagar a los acreedores.

El año 2019 fue muy importante para el exchanges en cuanto a rumores y noticias.

Había especulaciones de que un hacker ruso había estado detrás del robo y que habría esperanzas de recuperar parte del botín.

Por otro lado, el emprendedor Brock Pierce propuso revivir Mt. Gox y devolver el dinero a los cliente. Sin embargo, CoinLab continuo con las demandas multimillonario por el incumplimiento de contrato del exchange.

Estas demandas por parte de los acreedores previene que los usuarios puedan recuperar sus fondos. Por eso es que a 2021 todavía el destino de Mt. Gox no está escrito.

Resumen

  • Mt. Gox era un exchange de criptomoneda que opero entre 2010 y 2014.
  • Por él pasaban el 70% de las transacciones de Bitcoin.
  • En 2014 sufrió un hackeo y tuvo que declarar la bancarrota.
  • Actualmente, en 2021, sigue habiendo demandas abiertas contra Mt. Gox, intentos por encontrar a los responsables del robo y hasta propuestas por revivirlo.

Conclusión

Lo que se puede aprender de este sueco histórico de en el mundo de las criptomonedas, especialmente sobre Bitcoin, es que esta industria es muy diferente a lo que estamos acostumbrados en el sector tradicional de las finanzas.

Las leyes de Bancarrota, que sirven para controlar y disminuir el impacto de la caída de las empresas, no están preparadas para trabajar con el sector cripto.

Seis años han pasado desde el momento en que se conoció la perdida de una increíble cantidad de BTCs, y hasta el momento muchas personas está esperando poder acceder a sus activos.

Esto sería una locura en el mundo del sector financiero, pero aquí las cosas funcionan diferentes porque es todo muy nuevo.

Lo que tiene que servir como una advertencia a todas las personas que si una preparación necesaria saltan inmediatamente a comprar criptos sin tomar los recaudos necesarios (léase aprender lo básico de como funciona esto)

Claro que, el objetivo final de la comunidad debería ser desarrollar los mecanismos necesarios para evitar estos desastres en un primer lugar, pero siempre los hackers estarán un paso adelante buscando formas creativas de hacerse con el dinero de los desprevenidos.

Esperamos que esto sirva como lección y como una forma de abrir los ojos para que no suceda de nuevo.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario