Bitcoin

¿Cómo Proteger Los Bitcoins? [Guía Practica Con Consejos]

Cómo Proteger Los Bitcoins

Aun cuando esta industria tiene apenas un poco más de 12 años y ha conseguido una gran atención por parte de un público más general, todavía hay personas que no toman de manera seria la seguridad de sus bitcoins.

Cualquiera puede ser víctima de un robo de sus criptomonedas si no se preocupa de llevar adelante buenas prácticas.

El resultado lo tenemos a la vista, grandes cantidades de dinero que se pierden o son robadas.

Las enormes ventajas que presenta Bitcoin en cuanto a descentralización hace que también los hackers puedan desaparecer con todo el dinero y nunca más ser encontrados.

Y tampoco es muy agradable no tener una copia de respaldo para acceder a un monedero que tiene acceso a varios BTC que ahora han quedado completamente inasibles.

De eso vamos a hablar hoy, mostrándote cuales son los peligros y los mejores consejos para mantener protegidos tus BTC en todo momento.

¿Por qué proteger los BTC?

Luego de que alcanzara sus máximos históricos a finales de 2017 y principios de 2021, Bitcoin se ha vuelto un activo digital importante para inversores y ladrones por igual.

Y es que a medida que nuevas personas se integraban a este ecosistema, en especial sin experiencia en ciberseguridad, más interesante se volvían los BTC para los mal llamados hackers. No solo eso, sino que han ido generando nuevas formas ingeniosas para hacerse con el control de los bitcoins de los más incautos.

Algunos de los robos más importantes han sido vistos por todos, cuando estas personas limpiaban cuentas llenas de criptos mientras las personas miraban con incredulidad. No había nada que hacer para ese entonces.

Al igual que conservamos dinero fíat o tarjetas de créditos en un monedero o billetera, también utilizamos apps llamadas con el mismo nombre para gestionar nuestros bitcoins.

Existen muchos tipos de monederos de criptomonedas de los que vamos a hablar hoy, a la par de que mostramos cuales son sus puntos fuertes y débiles.

Lo que es importante entender es que no se trata de un monedero como tal, en el hecho de tener dentro suyo las criptomonedas, sino que solo gestiona las claves privadas que nos permiten acceder a ellas en la cadena de bloques.

Algunas opciones serán más seguras que otras, pero lo que es interesante comprender es que la protección de nuestros bitcoins corre por nuestra cuenta. Somos nosotros los que determinamos que tan seguros queremos que estén.

Las criptomonedas, y especialmente Bitcoin, le dan al usuario un poder muy grande, al transformarlos en sus propios bancos. Pero eso conlleva una responsabilidad enorme que no todo el mundo contempla.

Uno de los principales riesgos de Bitcoin es que el usuario pierda la clave privada o que alguien se la haya robado.

Sin esta clave privada, no seremos capaz de acceder a los BTC, a pesar de que podamos saber en todo momentos cuantos hay en ese monedero.

Al final, es un trabajo muy serio que pocas personas cuando comienzan con Bitcoin se toman el trabajo de aprender.

Lo que importa es la clave privada

Muchos inversores u holders de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum compran en un exchange de criptos y luego las mantienen en esa plataforma.

Estas plataformas se consideran monederos con custodia, ya que custodian las criptomonedas de las personas manteniendo la clave privada de ellos. Pueden que tengan mecanismo para proteger los BTC o ETH que los usuarios poseen, pero al final del día es una apuesta muy grande.

La mejor forma de proteger nuestra inversión es con un monedero sin custodia, uno en el que nosotros tengamos control total de los fondos, es decir la clave privada.

Existen dos grupos de monederos, los calientes y los fríos (también conocidos como online y offline).

Si buscamos la alternativa más segura, probablemente sean los monederos fríos, en especial los de tipo hardware, que al final implementan una serie de medidas muy importante para garantizar la seguridad de nuestros fondos.

Veamos que otros tipos de monedero existen dentro de estos dos grupos.

Monederos calientes

Los monederos online o calientes se llaman así por la simple razón de que siempre están conectados a internet, los cuales lo hacen una oferta difícil de rechazar para los atacantes.

Las distintas opciones que existen son:

El riesgo que presentan estos monederos radica en el hecho de que crean y, a veces, mantiene la clave privada de los usuarios en esos dispositivos conectados a la red.

Son muy convenientes a la hora de acceder a nuestros fondos y crear transacciones que necesitan de una conexión para enviarse, pero a cambio entregamos algo de la seguridad.

Claro que no son un peligro completo y existen casos en donde su uso es interesante. Pero al final del día muy pocas personas toman los recaudos necesarios, ya sea porque no se preocupan o no lo saben, de proteger su dinero.

No es raro leer que han robado fondos a alguien, y de diferentes formas. Si entramos a Reddit seguro encontramos una serie de publicaciones contando lo que les ha pasado a sus bitcoins por no almacenarlos de la forma correcta.

El objetivo de estos monederos, o al menos como deberíamos utilizarlos, es como un lugar para llevar poco cambio. No salimos con nuestra billetera cargada de euros o dólares cuando nos vamos de casa, solo con lo que necesitamos para tomar un café o hacer una pequeña compra. Ese debería ser el fin de estos monederos.

La idea central de todo esto, y lo repito para que quede claro, es básicamente tener la menor cantidad de fondos posibles y utilizar otro medio, como veremos a continuación, para guardar las cantidades más grandes y que nos dolería perder.

Hay que hacer una mención particular de los monederos exchange, porque como ya dijimos no tenemos nosotros el control sobre esos fondos, sino que un tercero. Lo que presenta no solo el riesgo de que alguien los robe, un servidor con cienos o miles de BTC es algo muy tentador, sino también que esta empresa desaparezca en el futuro.

Puede sonar paranoico, pero ha ocurrido en la historia que bancos, instituciones que crearíamos seguras por tener oficinas físicas de ladrillos y cemento, han “desaparecido” dejando a sus clientes sin dinero.

Pocas de estas empresas cuentan con seguro como para reponer las criptomonedas en caso de un problema. Y aunque cuentan con medidas de seguridad, como tener gran parte de los fondos en monederos en frío, al final del día hace que se pierda el sentido de las criptomonedas.

Existe una frase que dice:

Tus llaves, tu bitcoin. No tus llaves, no tu bitcoin.
Andreas Antonopoulos
Tweet

Y no puedo estar más de acuerdo. Al final, tanta tecnología y ventajas para darle el poder a otra persona no es la decisión más sabía del mundo.

Pero estos monederos tiene el problema de la conexión a internet, que crea un punto de ataque para cualquiera que quiera tus criptomonedas, por eso ahora veremos el segundo grupo que es más seguro.

Monederos fríos

El otro grupo de monederos de los que tenemos que hablar, y que es la opción más segura de los dos, son los monederos fríos u offiline.

Así como los anteriores estaba conectados siempre a internet, la gracia de estos monederos es que nunca son conectados a internet, al menos no de forma directa. Algo que ofrece grandes beneficios en materia de protección de nuestras criptomonedas.

Quizás no sean tan convenientes a la hora de enviar transacciones, ya que hay que hacer unos pasos extras. Pero si queremos controlar nuestros fondos, es tan fácil como mirar la dirección de Bitcoin en un explorador.

Monedero de papel

Una de las opciones que tenemos dentro de este grupo son las de los monederos de papel, que suelen ser muy seguros pero poco prácticos.

Esto se debe a que en esta forma anotamos la clave privada o frase semilla en una hoja de papel. La clave o frase sirve para luego ingresar en otro monedero y así poder firmar transacciones. Pero mientras la mantengamos offline, es una buena forma de tener protegidos nuestros BTC.

Eso sí, debemos tener cuidado con este método por el hecho de que la hoja de papel se puede dañar debido a varias circunstancias y hacer completamente inútil el monedero. Algunas personas optan por laminar, plastificar o utilizar otro material, como madera o metal, para escribir la información.

Lo siguiente importante de estos monederos es el hecho de que debemos encontrar un lugar seguro para guardarlos. Donde nadie los pueda ver y que no puedan ser robados o sufrir un accidente.

Monedero físico

Los monederos físicos son similares a las memorias USB usamos a diario, aunque son un poco más grandes y tienen pantalla. Estos dispositivos son creados para guardar la clave privada del usuario sin revelarla nunca.

Dentro de ellos existe un software que se encarga de todos los detalles técnicos para hacer de esta opción la más segura. Desde firmar la transacción dentro del dispositivo para no revelarla nunca, hasta requerir que el usuario ingrese un PIN para aprobarla.

Esto evita que los virus se puedan instalar dentro, y como se conectan a un ordenador para obtener el acceso a internet y lo que se transmite es la transacción, no importa el nivel de seguridad de la PC, el monedero hardware no se ve afectado.

Algunas opciones presentan un software de código abierto, dejando que la comunidad determine que tan seguros son. Lo malo es que si bien son la mejor elección para alguien que le preocupa la seguridad, al final del día tienen un coste que no todo el mundo quiere pagar.

Los monederos fríos son la opción más segura para almacenar Bitcoin, aunque requieren pasos extras a la hora de enviar fondos.

Se requieren algunos conocimientos técnicos extras para poder utilizarlos y ponerlos en marcha, pero bien vale la pena si nuestra intención es tener muchos BTC.

Si estás comenzando, es conveniente aprender que alternativas existen y analizarlas. Luego decididas si te puedes dar el lujo de gastar en un monedero u utilizar una opción gratuita.

Proteger tu monedero online

Siempre la opción más sencilla para comenzar con Bitcoin u otras criptomonedas populares es hacer una cuenta en los exchange Coinbase o Binance.

Ya sabemos que no son las mejores opciones en cuanto a seguridad, pero cuando recién comienzas y no sabes nada sobre este mundo, la verdad que no es muy reconfortante agobiarte con tanta información nueva que estás absorbiendo para conocer este sector.

En los monederos de los exchanges no es necesario saber que es una clave privada o las direcciones, todo está ordenador de forma fácil para que alguien con pocos conocimientos pueda operar. Incluso estos servicios se asemejan mucho a los que encontramos en una cuenta de banco.

Por otro lado, no necesitamos nada especial, solo un navegador o descargar una app para comenzar a utilizarlos.

Es por esto que te voy a dar unos consejos orientados específicamente a como mantener más seguros esta clase de monederos, así no acabas con una mala experiencia.

Eso sí, recuerda utilizarlos para pequeños montos y para aprender, luego es buena idea aprender sobre los otros monederos.

Aquí se encuentran las mejores prácticas para subir el nivel de seguridad:

Factor de doble autenticación (2FA)

La mayoría de estos servicios cuentan con lo que se conoce como factor de doble autenticación.

Esto es importante porque cuando lo activamos en la app o en el navegador, en caso de que un atacante conozca nuestro correo electrónico y contraseña, deberá ingresar un dato extra que es muy difícil de obtener.

No usar el teléfono como 2FA

No todos los métodos de doble autenticación son iguales de seguros, y lo más probable es que cuando lo configuremos nos dé la opción de varios mecanismos.

El consejo que puedo darte es nunca utilices el de SMS para asegurar tu cuenta, algunos atacantes más avanzados tienen forma de “secuestra” tu teléfono e interceptar este código.

Si tienes asociado el número de teléfono a tu cuenta, lo mejor es utilizar un número separado para recibir el código, una tarjeta SIM secreta que nadie conozca.

Usa cuenta de correo electrónico diferente

Seguro que eres igual a muchas personas que usamos un correo electrónico en particular para las comunicaciones diarias, nuestra cuenta de Facebook, Twitter, PayPal, etc.

La dirección la compartimos con todo el mundo, amigos, familiares y compañeros de trabajo para que nos puedan enviar cosas, pero también es fácil que los atacantes la conozcan.

Si nuestra cuenta del exchange se encuentra atada a este correo electrónico, el atacante ya tiene un parte de la información importante para acceder a nuestro monedero.

Lo aconsejable aquí es separar los correos electrónicos, uno para uso personal y otro para el monedero (que no utilizas para otro propósito). Esto minimiza las posibilidades de que la cuenta sea descubierta por un agente malicioso.

14 Consejos para proteger tus Bitcoins

Ahora que ya tenemos toda la información necesaria para comprender a que clase de problema nos enfrentamos, es hora de pasar a los consejos prácticos que nos ayudaran a proteger los bitcoins.

1. Elige un monedero hardware

Existen muchas opciones de monederos para Bitcoin en el mercado, y eso hace difícil poder elegir. Pero si nos preocupa la seguridad debemos volcarnos a uno de tipo offline, y en lo posible que sea hardware.

Sabemos que tienen un coste, aproximadamente $100/€80, pero a partir de que tengamos ese valor en criptomonedas ya se justifica su precio. Me gusta verlo así, si tenemos $100 en un monedero poco seguro significa la posibilidad de perderlos y tener $0, mejor tener $0 en criptomonedas, pero un monedero de ese valor que nos servirá para el futuro.

Quizás es un poco extremo, pero cuando pasemos un número con el que ya no te sintamos cómodos perder, lo mejor es pensar en salir de compras.

Las mejores opciones del mercado son Trezor y Ledger, que ofrece varios modelos con distintas características y capaz de seguridad y encriptación preinstaladas.

2. Mantén las claves privadas de manera offline

La clave privada es lo que nos interesa a nosotros y a los atacantes, por eso tenerla fuera de internet y alejada de cualquier curioso es lo mejor que podemos hacer.

Vimos una opción paga y hasta la posibilidad de escribirla en una hoja de papel. Incluso podemos memorizarla y crear lo que se conoce como un monedero mental, aunque no es tan recomendable.

Sea cual sea el método elegido, lo importante es siempre tomar los recaudos necesarios para no llevarnos una desagradable sorpresa el día que la necesitemos.

3. Siempre utiliza una conexión de internet segura

Las conexiones a internet públicas, como las de un café o aeropuerto presentan graves fallos de seguridad. Si tenemos un monedero en el ordenador, quizás es mejor utilizar la conexión de nuestro teléfono móvil.

Aunque claro, si podemos evitar cualquier tipo de artilugio para enviar una transacción y esperarnos a llegar a casa mejor. Aunque tampoco eso implica que estemos del todo protegidos.

4. Utiliza un buen antivirus actualizado

Mientras que los usuarios de Windows siempre están expuestos a una variedad de malwares, todos los sistemas operativos tienen su cuota de programas maliciosos.

Debemos revisar que el ordenador tenga un software antivirus confiable instalado.

Los virus y malwares son la puerta de entrada a nuestro dispositivo, por eso es importante hacer un escaneo antes de instalar el monedero.

5. No accedas a enlaces o páginas web sospechosas

La curiosidad mató al gato dice el dicho, y es por eso que algunos enlaces y botones en internet se ve muy atractivos de clicar. Debemos tener cuidado con estos, ya que pueden ser peligrosos.

Si sentimos que algo no está bien, es porque quizás así lo seas. No te pongas a descargar películas piratas o ver cosas inapropiadas en el mismo ordenador donde tienes tus monedas, eso es una pésima idea.

En caso de que estemos utilizando un monedero de un exchange o sitio web, verifica antes de ingresar cualquier dato que la URL que visitamos es la oficinal. Algunos ataques consisten en replicar web enteras para hacerle creer al usuario que está navegando en el lugar correcto.

También debemos tener cuidado con los engaños por mail, como el phishing, que consisten en enviar correos invitándote a hacer clic en un enlace para luego robarte la información. Esto se suele hacer junto con lo que hablamos en el párrafo anterior.

6. Utiliza una contraseña fuerte para tu monedero online

Elegir la contraseña no es algo trivial como ingresar “123456” o “contraseña”, tampoco debería ser la dirección de tu casa o algún dato que cualquiera puede obtener. Eso es lo primero que un atacante prueba.

Números de teléfonos, fechas de nacimientos, nombres, películas favoritas, esa es información que seguro compartes libremente en tu feed de Facebook o Instagram.

Busca una combinación alfanumérica que tenga sentido solo para ti o que no lo tenga, y ávidamente anótala en algún lugar seguro. También intenta agregar caracteres especiales para hacerla más dura todavía.

Otra cuestión que debemos considerar es la de no usar la misma contraseña para todos los servicios.

7. Nunca reveles tu clave privada

La clave privada la tienen que ver tus ojos, y en el peor de los casos otra persona que quieras que tenga acceso a tus BTC. No debemos compartirla con nadie y no le pidas a nadie que haga una transacción por ti.

Evita cualquier propuesta de compartir la clave privada a un tercero, no importa que.

8. Mantén un monedero separado para tus transacciones diarias

Si necesitas hacer pequeñas transacciones diarias, como comprar el café o pagar el estacionamiento, lo mejor es tener un monedero separado donde tengas una cantidad muy pequeña.

No existe límite a la cantidad de monederos que podemos crear, así que aprovecha esa ventaja.

Es un trabajo extra, porque debemos enviar fondos continuamente desde nuestro monedero principal al de uso diario, pero es algo que nos dará frutos.

9. Utilizar factor de doble autenticación

De esto ya hablamos antes, cuando se trata de monederos exchange, o algunos móviles, es buena idea activar esta medida extra de autenticación que es simple pero efectiva.

10. Siempre revisa la dirección de Bitcoin

Cuando hagas una transacción, siempre asegúrate de prestar atención a la dirección a la que envías.

Existen malwares que corren por detrás y que pueden intervenir cuando copiamos y pegamos direcciones de Bitcoin para cambiar el resultado y enviar nuestros BTC a otra dirección.

Si no prestamos atención, podemos acabar enviando el dinero a otra persona.

11. Haz copias de respaldo del monedero digital

Una copia de respaldo te permitirá acceder a tu monedero en caso de que perdamos o se estropea el dispositivo. Se tratan de archivos que genera el monedero o frases semillas.

Elige un lugar diferente al monedero para guardar de forma segura la copia de respaldo. Ya que en caso de robo, podremos recuperar el monedero con esta información.

Aun cuando no puedan acceder al monedero dentro del dispositivo, vamos a querer sacar los fondos de allí por precaución.

12. Encripta el monedero

Los monederos que generamos en el ordenador o en un teléfono móvil, pueden generar un archivo que utilizamos para recuperar el monedero, una copia de respaldo como ya vimos.

Pero es importante que encriptemos este archivo, ya sea con la función que nos ofrece el monedero o con alguno programa externo. Esto es lo que se conoce como un monedero encriptado.

La idea es que solo podamos acceder a ese archivo, que contiene la clave privada, mediante una contraseña. Haciendo que si alguien tiene acceso al archivo no pueda conseguir lo más importante.

13. Utiliza la multifirma

El concepto de monedero multifirma es importante porque permite dividir la responsabilidad y aumentar la protección al necesitar más de una firma para enviar una transacción.

Un ejemplo de esto es que el monedero se componga de 5 personas, pero solo necesitamos 3 para aprobar una transacción. Entonces, mientras haya 3 personas dispuestas a llevar adelante la transacción es suficiente.

Esto reduce el riesgo de que alguien tenga acceso al monedero de una de las personas y pueda controlar nuestros BTC. Al mismo tiempo que reduce el riesgo de perdida, ya que en caso de que uno de los 5 se pierda, todavía quedaría otros 4 que podrían firmar.

14. Actualiza el software que utilizas de forma regular

El software del sistema operativo o de algunas herramientas que utilizamos, como en navegador, siempre reciben actualizaciones. Las que a nosotros nos interesan son las de seguridad.

Debemos siempre tener todo actualizado hasta la última versión para evitar vulnerabilidades provenientes de software que no controlamos.

También debemos preocuparnos por actualizar el software de nuestro monedero, que también se actualiza con novedades y correcciones de errores que lo vuelven más seguro. Procura revisar con periodicidad si han salido nuevas actualizaciones antes de que un atacante las descubra y pueda aprovecharse de ellas.

15. No olvides tu contraseña

No olvides tu contraseña. Ya sea que la hayas anotado o escrito en algún lugar (por eso el monedero mental no es el más recomendable) tienes que tener acceso en el futuro.

Resumen

  • A medida que la industria de Bitcoin y criptomonedas ha ido creciendo, también el interés de los atacantes por robar el dinero de las personas.
  • Aquellas personas proactivas pueden tomar medidas para proteger mejor sus activos digitales.
  • Una de las mejores formas de proteger nuestra inversión es utilizando un monedero seguro como los de tipo hardware. Aunque cualquier monedero frío siempre es preferible a uno caliente.
  • Los expertos en seguridad aconsejan no tener muchas criptomonedas en cuentas de exchanges.

Conclusión

Al final, nosotros somos los responsables de la seguridad de los bitcoins de nuestro monedero.

La industria de las criptomonedas evoluciona y los sistemas se vuelven cada vez más seguros, por lo que debemos aprovechar todas esas mejoras en nuestros beneficios y el de nuestros fondos.

No olvides que si perdemos nuestros BTC no hay forma de recuperarlos. No existe un soporte al que llamar para que solucionen el problema, por eso es importante una actitud proactiva antes que nada.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario