Bitcoin

¿Qué Es El Almacenamiento En Frío En Bitcoin? [Cold Storage]

Qué Es El Almacenamiento En Frío En Bitcoin

Desde el lanzamiento de Bitcoin en 2009, el ecosistema de las criptomonedas ha ido creciendo a pasos agigantados, particularmente en los últimos años.

Ha habido un incremento tanto en la adquisición de estas como en el uso y aceptación de las mismas a la hora de hacer negocios. Esto ha llevado a que más inversores se volcaran a este sector.

Sin embargo, donde va el dinero también van los ladrones, fraudes y hackers. Y es que al ser un sector relativamente desregulado, no existen mecanismos para que el dueño pueda recuperar sus BTC en caso de robo o estafa.

Bitcoin ha ofrecido muchas libertades a las personas y oportunidades que el sistema tradicional no ha podido entregar. Pero ahora la responsabilidad de mantener seguros los bitcoins cae sobre el inversor.

Estos deben decidir como almacenar sus bitcoins y otras criptomonedas de forma segura. Todo mientras se aseguran de que el acceso a las mismas sea posible para cuando las necesiten.

A decir verdad, no guardamos los bitcoins en ningún lugar, ya que estos son completamente digitales. No es como el oro o el dinero fíat que podemos guardar en una bóveda o una cuenta de banco. Incluso, no existen como tal los BTC de forma individual, sino que son anotaciones en una gran base de datos que se conoce como cadena de bloques.

Lo que debemos proteger es la clave privada.

Para aquellos que estén interesados en la seguridad de sus criptomonedas (y todos deberían hacerlo) hoy vamos a hablar sobre como mantenerlas lo más seguras posibles a través de un método conocido almacenamiento en frío.

Principios básicos de los monederos de Bitcoin

Antes de lanzarnos a entender lo que es el almacenamiento o monedero en frío, es necesario comprender lo que es un monedero de Bitcoin.

Para los usuarios de criptomonedas, los monederos funciona de forma similar a lo que llevamos en nuestro bolsillo todos los días. Este nos permite tener nuestro dinero para ser gastado en cualquier momento.

Podemos pensar en ellos como dispositivos de almacenamiento de criptomonedas.

Sin embargo, no hablamos de productos físicos, ni siquiera los bitcoins que controlan lo son. En su lugar, es una forma de almacenamiento digital que gestiona las claves públicas y las claves privadas.

Estas claves son una serie de caracteres criptográficos (¿qué es la criptografía?) que son necesarios para poder generar transacciones de Bitcoin válidas (privada) y también para recibir (pública).

La clave pública, de la cual podemos obtener una dirección, hace posible que alguien nos envíe a nuestro monedero con una transacción.

Por otro lado, la clave privada, que funciona similar a como lo hace una contraseña, permite a su dueño acceder a los fondos para poder transferirlos. Al mismo tiempo que mantiene alejados a otras personas de sus bitcoins. Lo mismo que un password de cualquier cuenta.

Existen varias formas de asegurar un monedero Bitcoin, siendo las opciones más populares:

  • Encriptación: consiste en encriptar el monedero con una contraseña.
  • Copia de respaldo: consiste en hacer una copia del monedero. De esta forma, ante una falla, tenemos otra opción.
  • Múltiple firma: este método hace que para poder acceder a los bitcoins necesitemos más de una firma. Pudiendo requerir combinaciones de estas, como 2 de 3.
  • Almacenamiento en frío: monederos desconectado de internet. Es de lo que vamos a hablar ahora.

¿Qué es un Monedero en frío o Cold Storage?

Mientras que los monederos tiene medidas de seguridad, si la clave privada es interceptada o robada, hay poco que podamos hacer para recuperar los BTC luego.

Lo mejor es prevenir, y para eso existen los monederos en frío.

El almacenamiento en frío usualmente es más seguro que los monederos tradicionales. Y es que básicamente nos permiten guardar toda la información para acceder a los bitcoins de manera offline.

Mantener esta información valiosa fuera de internet reduce enormemente la amenaza de los hackers. Ya no tendremos que preocuparnos porque una de estas personas pueda obtener el acceso digital a nuestro monedero al no estar online.

Aunque claro, esto tiene sus inconvenientes si lo comparamos con los otros métodos de protección. Principalmente porque para un tercero es más difícil acceder a nuestras monedas, pero también lo es para nosotros.

Por eso, como consejo, es bueno tener algunas monedas que vamos a utilizar de forma regular en un monedero más accesible. En caso de robo no será demasiado, mientras que podemos tener acceso rápidamente a este dinero. El resto, lo más grande, eso va en el monedero frío.

Esto reduce todos los contratiempos que implican tener acceder a nuestras monedas desde un dispositivo offline.

Esta técnica, de separar cierta cantidad despreciable de monedas para tener acceso rápido y la de mantener un gran volumen de ellas en un lugar más seguro, es lo que suelen utilizar los exchanges.

Es para ellos una gran medida de seguridad porque manejan cantidades impresionantes de monedas, lo que las vuelve el mejor objetivo para los hackers. Y si funciona para estas empresas, también puede funcionar para nosotros.

No es difícil de administrar para estas plataformas, ya que conocen el flujo de extracciones y mantienen una cantidad especifica de monedas altamente disponibles mientras el resto lo guardan en estos almacenamientos en frío.

Opciones de almacenamiento en frío

Muchos asocian los monederos offline con monederos físicos (o también llamados hardware), pero existen varias alternativas que no tienen por qué ser costosas, incluso hay hasta gratuitas.

Las principales y más utilizas son:

1. Monedero de papel

Los monederos de papel son perfectos para proteger los BTC de los hackers y de las fallas que pueden tener un dispositivo, como puede ser el móvil u ordenador.

Monedero de papel para almacenamiento en frío

Y esto se debe a que simplemente imprimimos nuestra clave privada en una hoja de papel.

Por lo general estas hojas, en lugar de tener la cadena de caracteres, utilizan un código AR que puede ser escaneado posteriormente y agregado a cualquier otro monedero que tenga esta característica. Lo cual permite generar transacciones sin muchas dificultades.

El problema con este método es que tenemos toda la información en un papel, por lo que es más que importante mantenerlo seguro. Allí está la clave privada que nos permite gastar las monedas.

Lo que se suele hacer es tener otra copia y guardarla en un lugar diferente. Ya que si dejamos las dos en el mismo lugar, ante cualquier accidente, perdemos ambos papeles.

Pero no comiences a hacer copias como loco, ya que tener muchas también presenta un gran problema de seguridad, aumentando las posibilidades de que alguien las encuentre.

2. Monedero físico

Dispositivos de almacenamiento, como las memorias USB, puede ser usados para almacenar la clave secreta. Estos luego los podemos guardar en algún lugar seguro, como una caja de seguridad o bóveda, para evitar que caiga en las manos equivocadas.

Los monederos hardware se están volviendo una opción predilecta para asegurar los bitcoins offline. Son pequeños dispositivos que han sido creados a prueba de agua y virus e incluso permiten las transacciones multifirmas.

Son buenas opciones porque a la hora de enviar y recibir dinero son muy convenientes, tiene un pequeño almacenamiento para copias de respaldo y hasta cámaras para escanear códigos QR.

Trezor one como almacenamiento en frío de bitcoins

Un ejemplo de esto son los monederos Ledger Nano S y Trezor One.

3. Monederos en archivos sonidos

No será la opción más popular, pero si la más curiosa. Y es que los sound wallets (que podríamos traducir como monederos en archivos sonidos) son otra forma de almacenar bitcoins en frío.

La tecnología de este método involucra mantener la clave privada archivos de sonido encriptados en CD’s o discos de vinilo.

Luego, cuando necesitamos acceder a la información ocultada en estos archivos de audio debemos desencriptarlos utilizamos una aplicación espectroscópica o un espectroscopio de alta resolución.

Claramente esto no es lo más conveniente del mundo.

4. Almacenamiento en frío profundo

Este método, a diferencia de los anteriores, involucra a un tercero. Ha estado ganando tracción los últimos años, quizás con empresas que tienen muchos bitcoins.

Fue presentado por primera vez por una empresa de Londres y consiste en asegurar las claves privadas de los monederos de Bitcoin en lugares con la seguridad de una bóveda de banco.

El servicio suele estar asegurado contra robo o perdida de los BTC.

La contra de este servicio, además de darle demasiado poder a un tercero, es el hecho de que el usuario debe proporcionar pruebas de su identidad en función de utilizarlo.

Para aquellos que busque el anonimato no es la mejor idea.

Un ejemplo de compañía que brinda este servicio es Elliptic Vault.

5. Software offline

Por último, una opción interesante es utilizar un dispositivo como un portátil e instalar un monedero en él. Luego lo dejamos desconectado completamente de internet y lo almacenamos de forma segura.

Básicamente es un monedero de tipo software, pero que nunca se conecta a internet (debemos formatearlo o comprarlo uno nuevo antes) y no se utiliza para ninguna otra cosa.

La única forma de acceder a este es de manera offline.

Y puede ser una opción interesante, siempre y cuando tomemos las precauciones necesarias.

¿Cuándo debería usar un almacenamiento en frío?

Debemos considerar utilizar uno cuando:

  • Necesitamos almacenar grandes cantidades de Bitcoin y la seguridad es nuestra máxima prioridad (bueno, lo último es más que obvio).
  • No necesitamos utilizar estas criptomonedas de forma regular.
  • Preferimos proteger los fondos a confiar en un tercero para la tarea (salvo en uno de los ejemplos).
  • Estamos listo para pagar por un dispositivo (que suele costar entre 50 y 200 dólares/euros).
  • La privacidad lo es todo para nosotros.

Guardar Bitcoin de manera offline en almacenamiento en frío nos ofrece mucha flexibilidad.

Podemos utilizar un llavero USB u otro medio de almacenamiento guardado en un lugar seguro.

Otras alternativas son los monederos de papel o comprar un dispositivo específico para la tarea, que tiene medidas extras de seguridad y que es difícil de conectar a internet.

Diferencias con el almacenamiento en caliente

Los monederos online, o también llamados calientes, son aquellos conectados a internet y que se consideran menos seguros debido a la amenaza de un hackeo.

Los peores dentro de esta categoría son los monederos web, ya que la clave privada está en poder de un tercero, haciendo que el riesgo sea doble, por parte de este y de otro que pudiera atacar sus infraestructuras.

A pesar de esto, los monederos calientes suelen ser los preferidos para aquellos que necesitan comprar y vender de forma regular. Y no hay nada de malo con ellos si tomamos los recaudos de los cuales ya hablamos antes.

Por eso es recomendable utilizar ambos. Un monedero online para tener disponible pequeñas cantidades en todo momento. Mientras que los monederos en fríos son para almacenar esos fondos que no vamos a utilizar durante mucho tiempo.

Al final, podemos tener una gran cantidad de monederos, la única contra podrían ser las comisiones. Pero la ventaja de tener muchas claves privadas es muy grande, ante un robo o accidente no perdamos todos nuestros fondos.

Monederos Calientes vs. Fríos

Riesgos de almacenar en frío los bitcoins

Si has decidido utilizar uno de estos métodos, ten en cuenta los siguientes riesgos:

  • Si elegimos utilizar un monedero hardware, hay que asegurarse de hacer una copia de seguridad y almacenar de forma segura las palabras que componen la frase semilla.
  • A diferencia de los monederos de hardware, los USB pueden verse comprometidos y hackeados.
  • Los dispositivos de hardware pueden romperse o dañarse.
  • Si optamos por utilizar un monedero de papel, debemos tomar en cuenta que cualquiera que lo vea puede robar la clave.
  • Un error a la hora de escribirla puede provocar la pérdida de los fondos.
  • El papel puede pudrirse, romperse o quemarse.
  • Todos los dispositivos pueden fallar, lo que hace que la recuperación de datos sea bastante cara.

En definitiva, el almacenamiento en frío es una opción muy segura para guardar criptomonedas. Sin embargo, no debemos dejar de lado que si no hacemos lo necesario, incluso el mejor y más seguro almacenamiento en frío no puede evitar la perdida de los BTC.

Recuerda mantener la información de tus bitcoins de manera privada, haz siempre una copia de seguridad de la clave privada y mantenla en un lugar separado y bien protegida.

¿Cómo configurar un almacenamiento en frío?

Si has llegado hasta aquí es porque probablemente te interese esta forma de proteger tus bitcoins, así que he preparado un guía sencilla y gratis para que comiences.

1. Comenzando

Lo primero que debemos hacer para guardar nuestros BTC en frío es crear un monedero de Bitcoin offline.

Este monedero tendrá tanto una clave privada como una pública. La primera nunca deberá ser utilizada de manera online, a menos que ya estemos listos para gastar los BTC.

En este caso en particular te voy a enseñar a como crear un monedero de papel. Aunque te recomiendo la guía especifica que he creado que se toma más en serio los aspectos de seguridad.

2. Configurando el monedero de papel

No hay nada complejo en crear un monedero de papel hoy en día, ni siquiera necesitamos grandes conocimientos técnicos más que saber como hacer clic en un par de botones.

Lo primero que debemos hacer es dirigiros a la web de bitaddress.org, más precisamente a su herramienta para crear paper wallets aquí.

Crear monedero en frío paso 1

El mecanismo es muy sencillo, en función de crear un monedero completamente diferente esta web te pide que muevas el ratón durante un periodo de tiempo para crear entropía. Solo debemos hacerlo hasta llegar al 100%. También podemos ingresar caracteres aleatorios en el campo de abajo.

Una vez terminado, nos saldrá las dos claves, la publica a la izquierda y la privada a la derecha, con sus respectivos códigos QR.

Crear monedero en frío paso 2

A partir de allí podemos imprimirla haciendo clic en el botón de “Imprimir” o generar nuevas direcciones con el botón de “Generar dirección”.

3. Imprimiendo la hoja de papel

Te aconsejo que cuando la imprimas hagas dos copias. Luego puedes guardar cada copia en lugares diferentes y seguros. No las almacenes en la misma casa o apartamento, ni en algún lugar al que pueda tener acceso otra persona.

No debes compartir nunca tu clave privada con nadie, es decir, la que esta a la derecha. La que esta a la izquierda si, ya que es justamente la que nos permitirá recibir fondos.

5. Enviando fondos al almacenamiento en frío

La clave que esta debajo de “Dirección Bitcoin”, tanto el código QR como la clave debajo puede ser compartida. Es lo que debe ingresar en su monedero otra persona que quiera enviarnos BTC.

Lo mejor es utilizar el código QR, ya que así evitamos ingresar mal algún carácter y acabar enviando a otro monedero. Eso si, cuando lo compartas asegúrate de que la clave privada no este al lado (no me voy a cansar de repetirlo).

Luego podemos ir a un explorador de Bitcoin como www.blockchain.com/es/explorer e ingresamos la clave pública. Estos nos permitirá revisar en cualquier momento si hemos recibido fondos.

Crear monedero en frío paso 3

6. Recuperando los BTC

Cuando estemos listos para gastar los BTC del almacenamiento en frío, tendremos que importar la clave privada a un monedero de Bitcoin online.

Cualquier monedero que soporte la importación de claves privadas funcionará.

Por ejemplo, si descargamos el monedero de BRD (que esta disponible para iOS y Android) podemos importar la clave privada.

Para ello, simplemente seguimos estos pasos:

  1. Nos descargamos el monedero para nuestro teléfono móvil.
  2. La abrimos y seguimos todos los pasos si es la primera vez que la instalamos.
  3. En la sección principal hacemos clic en “Menú”.
Recuperando los BTC del almacenamiento en frío paso 1
  1. Ahora hacemos clic en “Escanee el código QR”.
Recuperando los BTC del almacenamiento en frío paso 2
  1. Nos preguntará si es una cuenta BTC o BCH, elegimos la primera.
Recuperando los BTC del almacenamiento en frío paso 3
  1. Y ahora intentará enviar esos fondos a tu monedero de BRD. Ten en cuenta que si no tiene fondos la cuenta de la clave privada nos dirá que está vacía.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario