Criptomonedas

Criptomonedas Que Se Pueden Minar Vs Que No

Criptomonedas minables vs no

Un aspecto revolucionario de las criptomonedas es cómo estás son creadas y los mecanismos que utilizan para validar transacciones. Esto se debe a la descentralización, que es la diferencia central con respecto a las ya conocidas monedas fíat.

Con las cripto divisas, ninguna entidad central puede controlar el sistema, al menos en las que podemos decir que son completamente descentralizadas. Las monedas en las que se puede minar nos permiten a través de un proceso llamado minería obtenerlas, y todas las transacciones son verificadas por los mineros alrededor del mundo.

Esto permite una enorme descentralización, pero no todas poseen un mecanismo como este. Y lo que es aún más llamativo, la gran mayoría no lo son.

Criptomonedas que no se pueden minar

Si nos dirigimos a CoinMarketCap, encontramos que 6 del top 10 de criptomonedas con mayor capitalización de mercado no son minables, donde se les une Ethereum que pronto también lo será. Ya que existe una opción para filtrar las monedas que no pueden ser minadas, podemos ver que un gran número de estas poseen esta característica (son aquellas que no tienen un * al costado de sus acciones en circulación).

Por eso te preguntarás por qué existe monedas que pueden ser minadas y otras que no, y además, ¿cómo funcionan ambas? ¿cuáles son las ventajas y desventajas de cada?. Todas cuestiones que voy a resolver en este artículo acerca de las criptomonedas y su característica de ser minables o no.

¿Qué es la minería?

Si todavía no sabes lo que es la minería te aconsejo que veas el post acerca de ella. En donde encuentras toda la información necesaria sobre el asunto. Pero no tienes que irte ahora, veamos un simple resumen y cuando acabes de leer este artículo puedes profundizar en el otro.

La minería es un proceso que realiza un individuo o un grupo de mineros, en donde al utilizar su poder computacional compiten entre todos ellos para resolver un problema matemático complejo. A este sistema se lo conoce como Prueba de Trabajo, en donde los mineros continúan resolviendo este problema en función de mantener seguro y descentralizado a la cadena de bloques.

Este se encuentra asegurado por la encriptación, y es un proceso que tiene dos objetivos principales para la red de la criptomoneda:

  • Verificar las transacciones de la red de la blockchain.
  • Crear nuevas monedas en circulación que son otorgadas al minero que realiza el trabajo de forma exitosa al crear un nuevo bloque de transacciones.

A medida que un número mayor de ordenadores (hoy en día se tratan de hardware específico), la red se vuelve más descentralizada y es más difícil que pueda ser víctima de un ataque.

Todas las monedas que son de carácter minable utiliza el algoritmo de consenso de Prueba de Trabajo, y Bitcoin es la pionera en la industria. Existen casi 1000 monedas que pueden ser minadas a día de hoy. Dentro de las cuales destacamos a Bitcoin, Ethereum, Bitcoin Cash, Litecoin, Monero, Zcash, Ethereum Classic, Dash y Dogecoin.

Por el lado, de las monedas que no son minables tenemos a Ripple, EOS, Stella, NEM, NEO, Ontology, Wechain, Waves, Qtum, LISK y Nano.

Monedas minables y no

Todas las criptomonedas caen en una de estas dos categorías, que las diferencia en sí se pueden minar o no. Todo depende de los objetivos de la plataforma y cómo el creador de la moneda ha determinado que estas sean generadas.

Monedas minables

Como el término indica, se trata de monedas que pueden ser adquiridas en un primer momento a través de un proceso que se ha denominado minerías. Estas son creadas cuando se genera un nuevo bloque en la cadena que contiene como recompensa las nuevas moneas para su creador. Estos deben aportar al blockchain un bloque que cumpla con las características necesarias en función de que sea aceptada por otros nodos.

Monedas no minables

Nuevamente, el término nos dice mucho sobre este tipo de monedas que no se pueden minar. Los usuarios no pueden extraer nueva riqueza a través de este mecanismo utilizando sus ordenadores o hardware específico para la tarea.

Por lo tanto, las monedas en este caso deben ser creadas en el principio y puestas en circulación, mientras que los usuarios pueden adquirirlas mediante la compra en un exchange u otro medio. Ahora bien, si no se pueden minar y los usuarios no tiene la posibilidad de crearlas, ¿cómo surgen?.

¿Cómo son creadas las monedas no minables?

Existen dos tipos de monedas que no son minables:

  1. Aquellas que son liberadas completamente al público y no puede su suministro crecer.
  2. Aquellas monedas cuyo suministro puede crecer, pero no pueden ser minadas, son creadas por ejemplo a través de los monederos.

En primero de los casos se trata de monedas pre minadas por los desarrolladores al comienzo del proyecto y luego distribuidas al público. Todas son generadas en un primero momento y son vendidas en las distintas formas de recaudación de fondos, como lo es una ICO.

Por otro lado, aquellas que el total de monedas no han sido creadas en su totalidad utilizan un mecanismo de consenso que se conoce como Prueba de Participación. En este las nuevas monedas son generadas a través de los monederos que poseen fondos o mediante nodos maestros, como si fuera un tipo de inversión.

En este modelo no se requiere de un gran poder de cómputo. En su lugar, los usuarios requieren de comprar y mantener en sus monederos las monedas. Aquí no existe la figura del minero que se encarga de validar las transacciones, son los usuarios que mantienen sus monedas los involucrados en el proceso.

Cuanto mayor es la cantidad de monedas que posea, mayor será la probabilidad de validae un bloque de transacciones. Por haber hecho esto de forma exitosa, los mismos reciben recompensas en nuevas monedas recientemente minadas.

Pero no todas las monedas que no son minables utilizan Prueba de Participación y no todas las monedas de Prueba de Participación recompensan a sus usuarios con nuevas monedas. Por ejemplo Nebilo, en donde todas sus monedas ya han sido creadas, los participantes solo reciben como recompensa las comisiones de las transacciones que validan.

No son muy grandes estas comisiones como uno podría esperar en criptomonedas que son minables, pero el costo de validar aquí es mucho menor que un ecosistema que se basa en Prueba de Trabajo.

Diferencias y similitudes entre las dos

Ya sea que se trate de una moneda minable o no, el propósito principal como criptomoneda es validar las transacciones. Ya que en la mayoría lo que se persigue es la descentralización, de alguna forma las transacciones deben ocurrir en la red sí un ente centralizado.

La validación es necesaria para asegurar que las monedas no sean utilizadas por duplicado, esta es quizás la principal similitud que poseen ambos tipos. Y es que independientemente de cómo lo logran, deben alcanzar el consenso de cuales son aprobadas para formar parte de la blockchain.

En cuanto a la diferencia más notable, tenemos que unir lo hace con un algoritmo de Prueba de Trabajo y otras con uno de Prueba de Participación.

Pero no todas las monedas que no permiten minar utilizan este último. En el mundo de las criptomonedas existe una gran variedad de algoritmos de consenso. Cada uno verifica y válida bloques de acuerdo a como fueron desarrollados.

Los dos más conocidos y extendidos son si dudas lo antes mencionados. Pero existen otros tantos como Prueba de Participación Delegada, Tolerancia a Fallas Bizantinas, Grafos Acíclicos Dirigidos, etc.

Ventajas y desventajas

Ambos métodos poseen sus pros y sus contras, veamos en detalles cada uno.

Criptomonedas minables

  • Ventaja: La Prueba de Participación es considerada más segura. Además, crea una mejor forma de distribuir las monedas debido a que son entregadas como recompensas de los bloques y no pre minadas.
  • Desventajas: La peor contra que encontramos para las criptomonedas minable es el hecho de que son muy costosas de producir. Consumen grandes cantidad de energía y requieren de equipos especiales para su minado.

Criptomonedas no minables

  • Ventajas: Sin dudas son más eficientes energéticamente hablando, ya que no consumen energía de forma masiva para asegurar la red. Son sustancialmente menos costosas al validar transacciones si las comparamos con sus hermanas minables.
  • Desventajas: Muchas de las criptomonedas no minable poseen una enorme cantidad de monedas en circulación. También tiene una distribución de monedas inferior que las hace más centralizadas.

Conclusión

Muchas criptomonedas han decidido no utilizar Prueba de Participación que consumen grandes cantidades de energía. Por otro lado, muchas sí lo hacen porque prefieren que sean monedas con una buena distribución y además que su red permanezca descentralizada. Pero esto no quiere decir que no existan monedas pre minadas con un enorme potencial.

Cada una ha decidido enfrentar los desafíos de forma distinta. Mientras que en las minadas se basan en esta acción para la tarea, otras prefieren utilizar otros mecanismos para asegurar la red y la distribución.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario