Ethereum

La Historia Completa De Ethereum

La Historia Completa De Ethereum

Dentro de todas las cadenas de bloque que existen actualmente, Ethereum es la más popular a la hora de desarrollar aplicaciones descentralizadas debido al gran número de desarrolladores y empresas que la apoyan.

Actualmente, se estima que hay unos 200.000 desarrolladores construyendo aplicaciones sobre esta blockchain, y se espera que esta cifra continúe creciendo.

La razón de porque es tan popular y porque se mantiene en la cima, a pesar de todos los competidores que tiene, que ver con la forma en que sus creadores han encaminado este proyecto, así como sus objetivos.

Para entenderlo, es necesario que veamos la historia de Ethereum con lujo de detalle.

Un ordenador mundial descentralizado

Es graciosa la historia detrás de la creación de Ethereum. Todo comienza con un desarrollador ruso/canadiense, llamado Vitalik Buterin, al que le gustaba jugar World of Warcraft en su niñez.

Un día Blizzard cambio de manera drástica una de las clases de personajes en el juego (los warloks), alterando un hechizo que se utilizaba mucho con ella. Esto dio como resultado que el juego ya no sea tan divertido y que Vitalik lo abandonara.

Esta historia es importante porque llevo a que este joven comenzara a odiar los servicios descentralizados, y que finalmente descubra a Bitcoin y comenzara a escribir sobre ella en Bitcoin Magazine, todo mientras participaba en varios proyectos de cadenas de bloques.

Aunque pronto descubrió que todos estos proyectos eran un poco cerrados para sus necesidades, ya que no permitían construir en ellas aplicaciones descentralizadas de manera sencilla.

Así es como se dio a la tarea de crear su propia plataforma, Ethereum.

El desarrollo de ella comenzó en 2014, aunque no estaba solo y tuvo la ayuda de personas muy importantes para crear Ethereum. Entre los fundadores se encontraban Gavin Wood, Joseph Lubin y Charles Hoskinson (¿quién creo Ethereum?).

En julio de 2014 realizaron una venta pública para financiar el proyecto. Y el mismo año fundaron una organización sin fines de lucros a la que llamaron la Fundación Ethereum.

En sus comienzos Ethereum era similar a Bitcoin, debido a que muchas blockchains de la época copiaban varias características de esta.

Por eso incorporaba un algoritmo de consenso de tipo Prueba de Trabajo para crear los bloque con la ayuda de los mineros que utilizaban sus equipos y otros recursos.

Pero había una diferencia entre Bitcoin y Ethereum, y era el lenguaje de programación que utilizaba llamado Solidity, que permitía escribir aplicaciones y ejecutarlas de manera descentralizada.

Gavin Wood fue el que escribió el Yellow Papper con todas las especificaciones del lenguaje antes de que su desarrollo comenzara.

Este concepto de ejecutar aplicaciones de forma descentralizada dio paso a la creación de lo que se conoce como contratos inteligentes, una serie de condiciones predeterminadas que son evaluadas y ejecutadas en la cadena de bloques de Ethereum.

De esta forma, Ethereum se transformó en la primera cadena de bloques descentralizada en utilizar los contratos inteligentes.

La DAO

Durante su primer año de existencia, Ethereum fue un campo virgen para probar muchas ideas en el sector. Una de ellas era la DAO (la Organización Autónoma Descentralizada).

Básicamente, era una entidad con sus propias reglas que funcionaba de manera descentralizada. Que tenía el objetivo de gestionar las finanzas y recursos de la comunidad de Ethereum como si fuera un fondo de inversión de riesgo.

Todo esto lo conseguía gracias la inversión de varias personas en el ecosistema, que proveían de sus tokens ETH a un pool en común y luego iban a elegir proyectos a los cuales financiar.

La idea fue un éxito y en poco tiempo consiguieron más de $100 millones para hacer de este emprendimiento uno de los mejores financiados del sector hasta la fecha.

Sin embargo, poco tiempo después este proyecto se transformaría en el error más grande Ethereum.

Había un error, un exploit en uno de los contratos inteligentes, que permitió a los hackers robar casi todos los fondos que había dentro de la DAO.

Luego de este robo, la confianza pública sobre Ethereum se derrumbó, sufriendo una enorme crisis interna que desencadenaría en un hard fork.

La comunidad, en su mayoría, estuvo de acuerdo en generar un fork que devolviera el estado de la cadena de bloques al momento en el cual los inversores tenían los fondos en su poder, previo a depositar en la DAO.

Los forks de Ethereum

Pero esta acción controversial dividió a la comunidad en dos, por un lado, los que estaban de acuerdo con este movimiento, y por el otro, los que pensaban que era un ataque a la naturaleza descentralizada e inmutable de la blockchain. Estos últimos son los que mantuvieron la cadena sin modificaciones y dieron origen Ethereum Classic.

En resumidas cuentas, esta última es la cadena de bloques de Ethereum, pero sin esta vuelta al pasado. Para algunos esta es la cadena de bloques original, sin embargo, la gran mayoría de los desarrolladores se mantuvieron en Ethereum.

La fiebre de las ICO

Las Ofertas Iniciales de Monedas, o ICO, existían antes de Ethereum, pero las capacidades que permitían que estas desencadenara una gran revolución comenzaron con esta cadena de bloques.

Las primeras ICO basada en Ethereum fueron NEO (conocida antes como Antshares), List y DigixDAO, que fueron realizadas en 2015 y 2015. Pero no fue hasta 2017 donde verdaderamente explotaron estas formas de financiación y dieron paso a un gran interés por el público en general.

Durante 2017 se recaudaron $10 mil millones, y al año siguiente unos $11,4 mil millones. Una tendencia que no continuo creciendo a este ritmo debido a la gran tasa de fallos de estos proyectos.

Aun cuando muchos inversores recibieron grandes retornos a su inversión, la mayoría de los proyectos que reunían dinero acababan desapareciendo. Algunos porque se trata de una estafa como tal, y otros porque la idea detrás del proyecto no era lo suficientemente buena.

Muchos gobiernos alrededor del mundo no les gustaba esto, el hecho de que las ICO eran una forma de recaudar dinero sin cumplir con ciertas regulaciones, por lo que al final acabaron prohibiéndolas.

Muchas redes sociales, usadas para publicitar este tipo de inversiones, también prohibieron las publicidades. Por lo que el mercado alcista de 2017-2018 fueron los años de bonanza para estos vehículos de inversión.

Ethereum en la actualidad

Ethereum tiene muchos competidores en el campo de las plataformas de contratos inteligentes, como lo son:

Pero con la diferencia de que ninguna ha conseguido la misma popularidad entre los desarrolladores, siendo menos descentralizados que Ethereum.

La mayoría de las plataformas de contratos inteligentes que nombramos arriba están basadas en un algoritmo de DPoS, lo cual implica que sacrifican la descentralización para escalar.

Ethereum, por su parte, busca una solución diferente, y su equipo trabaja en implementar un sistema PoS con algunas novedades. Este se llama Ethereum 2.0, y ya hace tiempo que se espera que esté implementado, pero los desarrolladores lo siguen posponiendo en función de ultimar todos los detalles.

Esta nueva versión resolverá los problemas actuales más importantes de Ethereum, como la congestión de la red y las altas comisiones. Sin embargo, en cuanto a la descentralización, aun resta por ver si la mantendrán o no.

En este sistema los nodos necesitan una cierta cantidad de tokens para poder ser validadores y así producir bloques. En un sistema PoS normal se tiende a la centralización, pero con sharding y otros desarrollo Ethereum espera que esto no suceda.

La buena noticia es que no se necesitara grandes equipos para minar, simplemente un ordenador sencillo. La única barrera de entrada será la cantidad de ETH que se necesitaran.

Aun así, Ethereum continúa siendo la plataforma más popular entre las que permiten la creación de DApps, y por eso muchas empresas la apoyan.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario