Ethereum

Los Forks de Ethereum

Forks de Ethereum

Los forks no son situaciones que ocurran todos los días, más bien son hechos aislados dentro de este mundo de las criptomonedas. Algunos surgen de forma planeada, y otros son el resultado de eventos extremos.

Sea cual sea el caso para que se produzca uno, hay una cosas de la que podemos estar segura, cuando ocurren es porque se esperan grandes cambios en el futuro. Es por eso que he elegido para el tema de hoy los forks ocurridos con el blockchain de Ethereum, en particular los hard fork o bifurcaciones duras, aunque no es una traducción muy bonita.

En esta guía veremos de qué se tratan los forks en general, de que tipos hay y por qué ocurren. Luego de eso nos concentramos en los forks que han ocurrido durante la corta vida de Ethereum, descubriendo cuando ocurrieron, qué cambios presentados y que futuro les espera.

¿Qué son los forks?

Esta pregunta la he cubierto en otro articulo, por lo que si quieres profundizar en el tema te aconsejo leerlo. Aquí voy a dar una breve introducción al tema.

Un fork o bifurcación, en el mundo de las criptomonedas, es como se conoce a un cambio en el código del blockchain. Estos cambios dejan como válidos a los bloques previos a esta nueva versión, pero dejan inválidos a los que sean creados a posteriori por el antiguo software.

Podemos dividir a estos forks en dos tipos, los soft o blandos, y los hard o duros.

Soft Fork

Los soft fork son aquellos menos radicales en sus cambios. Son llamados así debido a que no cambian nada real de la estructura. Son utilizados principalmente por los desarrolladores de la criptomoneda para realizar tareas de mantenimiento, modificar algunos aspectos cosméticos o cambiar ciertas reglas del blockchain.

Lo más populares y frecuentes en esta industria son aquellos que cambia el tamaño del bloque. Son implementados por los programadores para mejorar el proceso de minería, siempre y cuando se trata de una criptomoneda que utilice como mecanismo de consenso el llamado Prueba de Participación. Estos fork tiene un carácter temporal, en donde algunos mineros pueden elegir usarlos mientras otros rechazan el cambio y continúan minando con la versión anterior.

Hard Fork

Los hard forks se tratan de grandes cambios realizados sobre el blockchain. Estos cambian tanto el software que dejan a la versión anterior obsoleta. Si la versión anterior continúa operativa, esto dará como resultado una división en dos criptomonedas/blockchains. En Ethereum tenemos grandes ejemplos de eso, y es de lo que vamos a hablar en un rato.

Estos son realizados durante eventos extremos y por lo general no son planificados, ya que la mayoría surgen de la necesidad. Esto tiene sentido debido a que no existe una razón legítima para implementar uno si el blockchain esta funcionando de forma correcta. Claro que en el ejemplo de Ethereum, esto es una excepción.

Ahora que comprendemos un poco de que se tratan estos eventos, lo mejor es que comencemos a repasar los distintos hard fork que ha experimentado Ethereum en los pocos años de su existencia.

Hard Fork de Ethereum

Los forks duros que ha experimentado Ethereum son interesantes para repasar debido a que han sido perjudiciales y significativos para el proyecto, lo que resulta en algo bastante difícil de ignorar.

Precisamente vamos a hablar acerca de Ethereum Classic, EtherZero, Metropolis. Tres hard forks en los que es necesario profundizar para entender sus creaciones.

Ethereum Classic

ETC, como se conoce por su símbolo, es el primero de todos los hard fork en aparecer. Pero también ostenta el título de ser el más controversial de todos ellos.

Luego de la creación de la organización autónoma descentralizada llamada DAO por sus siglas en inglés, los desarrolladores que trabajan en Ethereum se dieron cuenta que el blockchain había sido hackeado. Aquí encontramos la razón de su creación, la necesidad de crear un hard fork que revirtiera los acontecimiento y devolviera las criptomonedas robadas.

Así, los entusiastas de Ethereum se dividieron en dos grupos. Por un lado tenemos a los que estaban feliz de que el equipo de Ethereum hiciera cambios para devolver los fondos hackeados y que eventos como este no pasen desapercibidos. Además, este hard fork significa que los desarrolladores habían aprendido la lección y que ahora estaban más preparados para situaciones similares en el futuro.

Por el otro, encontramos a las personas que no estaban de acuerdo con el acontecimiento. Para ellos este cambio era una violación al concepto fundamental de la descentralización. Estos argumentan que la única forma de obtener la verdadera descentralización era no involucrarse y dejar que todo siga su curso natural. Y es que un acontecimiento como este sienta precedentes para el futuro.

Finalmente, obtuvimos dos criptomonedas, ya que no lograron ponerse de acuerdo y los desarrolladores tomaran la decisión de seguir adelante con el fork.

Los que no estaban de acuerdo con este camino se mantuvieron con la vieja versión de Ethereum, la cual es conocida como Ethereum Classic (clásico). Aún a día de hoy podemos ver esta división, en donde algunas personas piensan que los desarrolladores tomaron la mejor decisión al solucionar el problema lo más rápido posible y los que creen que el verdadero Ethereum es el que no fue alterado a pesar de las circunstancias.

Ether Zero

Este también se trata de un conocido fork de Ethereum. Uno no tan extremo como el caso que acabamos de ver, ya que solo buscaba una mejora en el sistema en lugar de la eliminar un acontecimiento negativo.

Ether Zero fue creado con la intención de mejorar la velocidad de transacciones que ocurren en la red de Ethereum. Pero aún hay más, llegar a tal punto en donde las mismas sea completamente gratis, lo cual es una ventaja muy grande para sus usuarios.

Como toda idea revolucionaria, encontramos personas en ambos bandos: aquellos que están comprometidos con la causa, y otro grupo que considera que los objetivos son muy ambiciosos para llevarse a cabo.

El fork es uno de tipo Prueba de Trabajo, lo que implica que sólo es posible minar utilizando GPU o rigs especiales para la tarea. Sin embargo, según los planes, se espera que este evolucione a uno de Prueba de Participación con nodos maestros en el futuro (¿qué son los nodos maestros?).

Metropolis

Metropolis es el fork actual de Ethereum. Este no fue creado bajo la necesidad o una situación extrema, es simplemente un plan para mejorar el blockchain existente de Ethereum. Este se compone de tres fases. En estos momentos la que se encuentra activa se denomina “Constantinopla”, ya que la “Bizantina” se considerada que ya ha terminado.

Existen un par de características esenciales que busca mejorar este fork. La primera de ellas, que se realizará durante la vida de este, consiste en mejorar aspectos relacionados a la privacidad. Las actuales configuraciones de privacidad de la red no están del todo mal, pero se espera que las nuevas estén actualizadas y garanticen una mayor privacidad durante las transacciones.

Otro gran cambio al que apuntan es el de implementar el tan ansiado mecanismo de consenso de Prueba de Participación, en lugar del problemático Prueba de Trabajo. Esto es algo de lo que se habla dentro de la comunidad de desarrolladores, inclusive Vitalik Buterin, pero que todavía no ha sido implementado en Ethereum.

Si esto finalmente es llevado a Ethereum, la minería como tal desaparecerá. En su lugar, se requerirán que algunos nodos almacenen ethers para poder tener el beneficio de verificar transacciones en el blockchain, y como recompensa, recibirán una cierta cantidad de las ganancias pagadas en las comisiones.

A día de hoy, la minería de Ethereum es extremadamente popular en toda sus formas, por lo cual este tema se presta a enorme discusión dentro la comunidad. Aun cuando el nuevo sistema se implemente de forma paulatina en la red, un cambio como tal daría como resultado en una sobre oferta de equipos en el mercado.

Hasta el momento tenemos dos fases, una completada y otra en proceso. La primera, la Bizantina, busca hacer de Ethereum una plataforma más segura y mejor optimizada. Esto se conseguirá de a un paso a la vez, pero el objetivo final es hacer la red segura y más fácil para los usuarios.

Sobre la segunda etapa, Constantinopla, sabemos que busca finalizar lo comenzado con la anterior y concentrarse en grandes objetivos, como preparar a Ethereum para la transición del algoritmo de consenso. Está en si es una meta bastante ambiciosa que lleva un tiempo en completar.

Serenity

Serenity es considerado el último gran paso en el desarrollo de Ethereum. Este fork esta dedicado a un único objetivo, completar la transacción de su algoritmo de consenso.

Con las fases Bizantina y Constantinopla, Ethereum se prepara para este enorme cambio que acabará sufriendo. Durante este tiempo, algunas transacciones serán realizadas con Prueba de Participación, de esta forma se alista al sistema para esta compleja transición.

Serenity es una enorme meta que tiene Ethereum por delante, ya que cambiará radicalmente como las personas utilizan la red y a la minería. Según la hoja de ruta de este proyecto, se espera que  esto acabe por ocurrir en algún momento de 2019.

Resumen

Hagamos un repaso de todo lo que hemos visto en esta guía hasta el momento.

Los forks de las criptomoneda son eventos dentro del blockchain que buscan cambiar aspectos específicos de este. Existen dos tipos, los más laxos y los duros. Los primeros hacen cambios muy pequeños y de estilo cosmético, mientras que los hard son un cambio de paradigma muy grande.

Dentro de la vida de Ethereum han ocurrido y están por ocurrir tres grandes hard forks: Ethereum Classic, Ether Zero y Metropolis. Este último busca finalmente preparar a Ethereum para la transición entre Prueba de Trabajo y Prueba de Participación.

Serenity es el paso final que completará la tarea antes mencionada, y esta programada para que ocurra en algún momento del 2019 que esta a punto de comenzar.

Conclusión

El mundo de las criptomonedas esta constantemente buscando nuevas y diferentes formas de desarrollarse y avanzar.

Los forks de las criptomonedas prácticamente siempre están rodeados de controversias en la comunidad. Esto depende de que el fork esta intentado mejorar o cambiar, pero finalmente sin importar la intención, las personas siempre encuentran las formas de dividir sus opiniones en dos grupos, aquellos que les gustan lo que ven y los que lo odian.

Los fork soft son generalmente más aceptados que los hard, esto debido a que no presentan cambios profundos en las bases estructurales del blockchain. La mayoría le gustan estos ligeros cambios, en especial cuando se trata de cuestiones relacionadas con la estética.

Sin embargo, los hard fork enfrentan resistencia en cualquier lugar que miremos. Los cambios que proponen casi siempre dividen las aguas.

Los que son exclusivamente de Ethereum son muy interesante. Los tres marcan puntos de quiebre importante en la vida de esta criptomoneda. Ethereum Classic es sin dudas el más controvertido de todos, ya que disparó discusiones de carácter filosófico dentro de la comunidad y entre personas de todo el mundo. En especial, con respecto al tema relacionado a la descentralización.

El otro fork interesante, aunque en este caso por lo que puede significar para el futuro, es el de Metropolis, y principalmente su etapa llamada Serenity. Muy pocos saben que significará cuando finalmente esté implementado. Probablemente dejará obsoleto a cientos de rigs de minería, GPU y ASIC, y los que puedan emigrarán a otras criptomonedas.

Pero no solo podemos pensar en los mineros, también hay que analizar qué ocurrirá con las personas que a día de hoy han apostado por Ethereum. Quizás al ver este panorama se atemoricen y acaben vendiendo, llevando su precio hasta valores más bajos. Así como podría darse un escenario distinto y que los beneficios del nuevo sistema atraiga la atención de más personas.

El equipo de la criptomoneda tiene como principal objetivo llevar la velocidad y las transacciones baratas a la comunidad, algo que se obtiene gracias a la Prueba de Participación. Este algoritmo elimina la gran mayoría de los problemas del viejo sistema: gasto energético, refrigeración, costos de los equipos y demás vicisitudes de la minería.

Etiquetas

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Suscribete

Precio de Criptomonedas