Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es Un Rig De Minería?

Qué Es Un Rig De Minería

Un rig de minería puede referirse a un simple ordenador dedicado a la minería de criptomoneda, así como a un conjunto de piezas de hardware que tienen la tarea de descubrir nuevos bloques.

A medida que las criptomonedas crecen en popularidad, también lo hace la competencia entre los mineros por ver quien descubre el próximo bloque, y a cambio recibir una importante recompensa.

Todo esto ha hecho que el proceso de minería se vuelva más complejo, y con ello se requiere hardware más avanzado.

Esto implica para el minero que la infraestructura que utilizan para tal fin debe ser actualizado con regularidad para proveer de suficiente poder computacional como para tener exito.

Un rig de minería consiste de los típicos elementos que encontramos en un ordenador. La única diferencia es que los mineros buscan personalizar estos componentes para obtener mejores chances de minar criptomonedas.

Es necesario una CPU, una placa madre, una buena cantidad de espacio y algo de memoria RAM.

Sin embargo, si bien en un principio con un simple CPU o GPU era más que suficiente, en la actualidad se requieren de piezas de harwdware especializadas para la tarea, que realizan el proceso de forma más eficiente.

Los típicos rigs de minería dependerán de múltiples GPU en el caso de aquellas criptomonedas que pueden ser minadas con estas piezas, o con ASIC, como es en el caso de la minería de Bitcoin.

Tipos de Rigs de Minería

La minería de criptomonedas se refiere a la utilización de hardware de computadoras para realizar el proceso computacional que necesita una cadena de bloques.

La minería ayuda a asegurar la red de ataques, así como brindar un incentivo financiero a los mineros de la red que ayudan en esta tarea.

Si somos capaces de resolver el problema planteado para cada bloque entonces conseguiremos una recompensa de bloque, que típicamente consiste en la moneda de la red.

La minería es necesaria en todas aquellas blockchains que utilizan un mecanismo de consenso llamado Prueba de Trabajo (PoW, por sus siglas en inglés).

Este mecanismo es utilizado para procesar, verificar y confirmar las transacciones mientras se evitan problemas como el doble gasto u otros tipos de taques a la cadena de bloques.

La criptomoneda más importante que utiliza este sistema es Bitcoin, aunque no es la única. Ethereum, en su versión 1.0, también hace uso de este.

Si bien los rigs de minería están rodeados de varias características técnicas, los mineros en general se preocupan mayoritariamente de dos grandes problemas:

  • Hash rate o taza de hash: mide la cantidad de hashes por segundos, algo que directamente ayuda a resolver el bloque y conseguir la recompensa.
  • El consumo eléctrico: que es una variable importante para calcular la rentabilidad del emprendimiento. Esto se mide tanto el consumo total como en la eficiencia que haga el equipo a la hora del trabajo.

Si la cantidad necesaria de estos dos parámetros, un minero no sería rentable y gastaría más en producir que lo que recibiría a cambio.

Mientras que algunos podrían querer hacerlo por su afán de proteger la red y volverla más descentralizada, la mayoría buscan obtener un rédito económico a cambio.

Ahora veremos los diferentes tipos de rigs que existen y si siguen siendo utilizados en la actualidad.

¿Es posible seguir minando solo con CPU?

La minería con CPU utiliza este componente del ordenador para obtener criptomonedas. Una pieza que podemos encontrar en cualquier ordenador de escritorio o en su forma portátil.

Sin embargo, existen pocas criptomonedas que aun puedan seguir siendo minadas con este.

En el pasado Bitcoin era una de ellas, por eso los primeros mineros de esta cripto eran capaces de hacerlo hasta con sus portátiles sin muchos contratiempos.

Esto era posible porque existían muy pocos mineros en ese entonces, y el hashrate total de la rd era bastante bajo como para que alguien con una simple pieza de hardware pudiera competir.

A medida que la popularidad de Bitcoin creció, las posibilidades de seguir haciéndolo disminuyeron, volviendo a la minería de BTC con CPU algo obsoleto.

Algunas cadenas de bloques han sido construidas sobre un algoritmo de minería con el objetivo de ser amigable con los CPUs:

La idea es que puedan competir de igual a igual con grandes instalaciones mineras que suelen dominar otros tipos de blockchain. Haciendo también más equitativo todo y que la minería se mantenga descentralizada.

La realidad que ese tipo de rig es cosa del pasado para criptomonedas como el BTC y otras opciones con grandes capitalizaciones de mercado.

El problema es que las CPUs no son eficientes en el consumo eléctrico y la cantidad de hashes que pueden procesar por segundos no es lo suficientemente grande como para competir con otras opciones.

Una CPU se puede medir en KH/s (siendo que un KH es igual a 1.000 hashes), donde la mayoría proveen entre 8 y 20 KH/s. Este número queda en ridículo cuando lo comparamos con otras opciones en la lista.

La minería con GPU

Cuando el interés por las criptomonedas creció, también lo hizo el número de mineros y la competencia por obtener esas recompensas.

El resultado de este proceso fue que la mayoría de los mineros dejaron de utilizar las CPUs para dar pasado a las unidades de proceso gráficas, también conocidas como GPU.

Estas tienden a ser más eficiente par la minería y proveen de una mayor cantidad de taza de hash. Podemos rastrear el origen de este tipo de rigs hasta 2010, no mucho después de que surgiera Bitcoin.

Mientras que las CPUs solo podían alcanzar valores en torno a los KH, las GPU se pueden medidas en megahashes por segundos (MH/s). 1.000 kilohashed es igual a 1 megahash (o un millón de hashes).

El rendimiento de este hardware depende de la fecha de lanzamiento de la GPU y el precio, pero en lineas generales se encuentran en torno a los 30 MH/s, y las más modernas y caras cerca de los 100 MH/s.

Si lo comparamos con una CPU, una GPU con solo 50 MH/s es 2.500 veces más potente que el mejor CPU (20 KH/s).

Además, los mineros pueden construir rigs de minería con múltiples GPU, que multiplica sus posibilidades de resolver un bloque y las ganancias que pueden obtener.

Esto se puede expandir exponencialmente, ya que un minero podría contar con múltiples de estas instalaciones para conseguir tener operativas una cantidad impresionante de tarjetas gráficas corriendo al mismo tiempo.

Sumado al hecho de ser más eficiente que las CPUs, las GPUs también son más flexibles en el hecho de poder ser utilizadas para minar distintas criptomonedas, haciendo posible que un minero cambie esta opción dependiendo de la rentabilidad actual de la misma.

Hay muchas criptomonedas que son populares entre las personas que tienen estos rigs. Una de ellas es ETH, que, mientras continúe utilizando el algoritmo de PoW, será la opción predilecta entre los mineros.

La minería de Bitcoin con GPU también fue algo de un breve periodo de tiempo, ya que la competencia en este caso subió tan rápido que tuvo que dar lugar a un nuevo tipo de hardware que domino la minería hasta este momento.

Para 2015 la minería de Bitcoin estaba repleta de mineros ASIC.

Minería ASIC en Bitcoin

Los Circuitos Integrados de Aplicación Especifica (ASIC, por sus siglas en inglés) están diseñados para hacer solo una cosa, minar criptomonedas.

El primero de ellos ha sido lanzado en 2012, y era 200 veces más poderoso que la GPU contemporánea para minar.

Mientras que las GPUs se miden en MH/s, los ASIC se encuentran en torno a los terahashes por segundos (TH/s), siendo que un terahash es igual a 1.000 gigahash (1 billón de hashes).

En el 2022 encontramos que los ASIC más potentes alcanzan los 90-100 TH/s, que supera a cualquiera GPU que podamos encontrar.

Sin embargo, hay algunos problemas o contratiempos de los mineros ASIC que previenen que dominen todo el sector de la minería de criptomoneda. Y es su precio.

El costo de este equipamiento puede comenzar en los $2.000 pero alcanzar fácilmente los $15.000. Un valor más que sustancial para cualquier emprendedor, más aún si tomamos en cuenta el tiempo que toma recuperar la inversión, algo que no se encuentra garantizado.

Todo dependerá de factores como el coste de la electricidad y la dificultad de la minería.

Incluso, para ser rentables aun con estas piezas de hardware, es necesario tener unas cuantas de ellas para que la escala permita ser competitivo. Por eso los típicos rigs de minerías de estos componentes suelen ser grandes galpones con cientos o miles.

Aunque el factor más importante es sin dudas el precio de la criptomoneda que se mina, ya que con un mercado tan volátil es imposible determinar a largo plazo la rentabilidad de un negocio como este.

Los costes son en cierta forma predecibles, pero los precios muchas veces no. Lo cual agregan una dificultad extra a todo el asunto.

Por otro lado, la mayoría de los ASIC están especializados en un cierto tipo de moneda, o solo funciona con un tipo particular de algoritmo que utilizan una serie de criptomonedas.

Por ejemplo, un ASIC optimizado para minar Bitcoin puede hacerlo porque este utiliza un algoritmo SHA-256. Por lo que aunque se pudiera minar otro tipo de algoritmo, la optimización hace posible que solo sea rentable, en términos de costo y eficiencia, una cripto que funciona bajo este algoritmo, como puede ser Bitcoin Cash.

Por otro lado, algunos proyectos como Monero o Ravencoin están creados de tal forma que hacen que sus algoritmos sean resistentes a los ASIC (esto implica que no se puede utilizar un dispositivo como este de manera eficiente). La idea detrás de esta decisión es democratizar la minería.

Si bien por lo general estos desarrollos están orientados a Bitcoin, también podemos encontrar para monedas como Litecoin u otras criptomonedas similares que utilizan el algoritmo Scrypt del LTC.

Existen también mineros especializados para el algoritmo ethash de Ethereum, aunque poco uso tendrán en el futuro si esta criptomoneda finalmente se transforma en una de Prueba de Participación.

Los mineros FPGA

FPGA son las siglas en inglés para matriz de puertas lógicas programable en campo​​, y son mineros usualmente más rápidos y eficientes que las GPU para la mayoría de los algoritmos de minería.

La buena noticia con estos pueden ser configurados para minar una gran variedad de monedas, algo que los mineros usualmente no pueden hacer.

Por eso es que muchos mineros consideran los rigs con FPGA más interesantes para este mundo, ya que mantienen una gran cantidad de poder de hashing así como la flexibilidad para cambiar a otra moneda que sea más rentable en un momento determinado.

Las FPGA son llamados programable en campo porque pueden ser programados o cambiados en el lugar de trabajo, cuando el cliente ya los tiene en su poder.

Las puertas lógicas son las que modificaremos y optimizaremos para un propósito en específico.

Dependiendo del minero FPGA y la moneda en cuestión, el rendimiento puede variará enormemente. Podemos ir desde los 100 KH/s hasta los 20 GH/s.

Los costes también varían en estos rangos, ya que podemos encontrar algunos por solo $200, mientras que los más costosos rondan los $6.000.

La desventaja de estos aparatos es que no son muy amigables con el usuario, y se necesita de ciertos conocimientos para poder modificarlos para la tarea que se necesita.

Existe software que nos ayuda con este problema, pero por lo general deberemos contratar a alguien que haga el trabajo por nosotros.

Minería en la Nube

Otra opción para minar es utilizar la minería en la nube. Que al igual que los servicios de almacenamiento que todos conocemos, nos permiten contratar poder de cómputo para minar.

Esto nos permite minar criptomonedas de forma indirecta sin tener que invertir demasiado dinero en los costos iniciales o preocuparnos por el mantenimiento de la operación. También nos ahorra los problemas relacionados con la configuración del rig.

Normalmente, adquirimos un contrato que varía en la duración (desde algunos meses hasta años) y un determinado hashrate.

En algunos casos puede ser competitivo en términos de costos, ya que físicamente suelen estar ubicados en regiones del planeta que son beneficiosas por el acceso a la electricidad barata y a temperaturas bajas.

También podemos contratar mineros ASIC a distancias, aunque no es la opción más popular de estos servicios.

Cuenta con la ventaja de que es más flexible que la minería en la nube tradicional, pero necesita costos extras para la instalación y el mantenimiento, además de los conocimientos necesarios para la configuración.

Cuando la demanda es creciente, es difícil encontrar opciones de servicios disponibles, ya que los contratos suelen agotarse.

Lo importante es escoger proveedores con buena reputación, ya que en los primeros años de vida de estos negocios hubo demasiadas estafas como para que ahora los clientes tengan cierto temor a la hora de contratar.

Rig de MineríaHashratePrecio
CPU8 – 20 KH/s$100 – $500
GPU30 – 100 MH/s$300 – $1.500
ASIC90 – 100 TH/s$2.000 – $15.000
FPGA100 KH/s – 20 GH/s$200 – $6.000
Minería en la NubeContratoContrato

Conclusión

Ya sea que utilicemos GPUC, FPGA, ASIC o la minería en la nube, este proceso sigue siendo a día de hoy una parte esencial de muchas de las criptomonedas.

Si bine últimamente han proliferado cadenas de bloques que utilizan Prueba de Participación para validar las transacciones y dejar atrás la minería, la demanda de criptomonedas minables sigue creciendo.

Es difícil montar un rig de minería en la actualidad, siendo que las GPUs o los ASICs suelen subir de precios para contrarrestar la creciente demanda, haciendo que la rentabilidad baje considerablemente.

El aumento del hashrate total de Bitcoin y otras criptos populares solo hacen más difícil este trabajo, lo cual vuelve esta práctica una más compleja de realizar si no contamos con una serie de recursos, especialmente monetarios.

Por eso si tu intención es conseguir criptomonedas, quizás tengas mayor suerte comprando en un exchange que minando.

También siempre existe la posibilidad de buscar aquellas que tengan algoritmos que limiten la minería a componentes que cualquiera puede tener en su hogar, como es el caso de una tarjeta gráfica. Pero no creas que por eso podrás competir con otras grandes instalaciones.

No solo es importante contar con el hardware, sino también acceder a electricidad barata que te permita obtener ganancias.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario