Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es La Minería Egoísta? [Selfish Mining]

Qué Es La Minería Egoísta

La Minería Egoísta, Selfish Mining, es una situación en la cual el minero encuentra un nuevo bloque, pero no lo transmite al resto de la red.

Se trata de una estrategia poco ética en la cual los mineros de Bitcoin, u otra criptomoneda que pueda ser minada, incrementan sus ganancias y ejercen su poder sobre la cadena de bloques.

Sabemos que la minería es un proceso por el cual cierto nodo de una cadena de bloques validan y confirman transacciones. A cambio de eso, los mineros reciben nuevos tokens por su esfuerzo, que son creados dentro del bloque.

En la minería egoísta, este grupo de mineros esconden los nuevos bloques generados del resto de los nodos, rebelándolos solo después de pasado un cierto tiempo.

¿Cómo funciona la Minería Egoísta?

Esta forma de generar dinero de manera deshonesta en la cadena de bloques de una criptomoneda fue publicada por primera vez por investigadores de la Universidad de Cornell, llamados Emir Gün Sirer e Ittay Eyal, en un paper de 2013.

La conclusión a la que llegaron era que los mineros podían ganar más bitcoins al ocultar nuevos bloques del resto de la red, al crear un fork de la blockchain.

La minería de Bitcoin necesita de los mineros que resuelven problemas criptográficos para generar los bloques y ganar recompensas.

Los ingresos que se puede obtener de este tipo de actividad depende de ciertos factores, que van desde la dificultad del problema a resolver, pasando por el costo de la electricidad y llegando hasta la calidad de la conexión de internet.

El protocolo de Bitcoin está diseñado para recompensar a los mineros con una cierta recompensa de bloque.

Esto permite que aunque los mineros se agrupen en pools de minería muy grandes, la recompensa dependerá de la cantidad de monedas producidas por un minero en particular.

En ese caso, los mineros deberán hacer público su descubrimiento en función de poder obtener los nuevos BTC. Sin embargo, la estrategia de la que hablamos aquí cambia completamente este paradigma.

En el paper que mencionamos antes se demuestra que los mineros pueden obtener mayores ingresos si oculta los bloques que encuentran y los mantienen dentro de una red privada que solo los mineros que trabajan en conjunto conocen.

Esta práctica acelera el proceso de descubrimiento y resuelve algunos problemas que aparecen debido a la infraestructura de la red, como la propagación de nuevos bloques entre los nodos, la latencia de la red y el costo de electricidad.

De esta forma, los mineros trabajan mucho más eficiente que el resto de la red, dando a conocer los bloques encontrados una vez que ya han conseguido minar una gran cantidad de ellos.

como funciona la selfish mining

En el gráfico vemos como un grupo de mineros podría encontrar 3 bloques antes que nadie, pero sin comunicarlos al resto de la red. Cuando finalmente alguien descubre un segundo, estos hacen público los 3, ocasionando que la cadena más corta sea descartada y ganando la recompensa de esos bloques.

La minería egoísta es opuesta a la descentralización de las criptomonedas

En un principio, el fork de la cadena de bloques privada sería más corta que la publica. Sin embargo, los mineros que utilicen esta estrategia tendrán ventaja a la hora de encontrar nuevos bloques y podrán conseguir una blockchain más larga.

Con el tiempo publicarían sus descubrimientos, haciendo que los otros mineros abandone las cadenas de bloques en las que están trabajando por ser más cortas y se unirían a la que antes era privada.

Este proceso se puede repetir eternamente, con los mineros complotados trabajando en una cadena de bloques privada mientras el resto continuarían sus esfuerzos en la cadena de bloques más larga que conocen.

Nuevamente, sería publicada la cadena privada y desecharían el trabajo en el que se concentraron previamente.

La ventaja para los mineros dentro de este plan es que utilizarían menos recursos, ya que se encontrarían organizados. Esto les supondría una clara ventaja con respecto al resto de la red, debido a que las recompensas sería mucho mayor debido al hecho de evitar desperdicios.

Por otro lado, el resto de la red desperdiciaría recursos minando una cadena que luego sería reemplazada por la privada.

En el artículo escrito por los dos investigadores se resalta que:

Una vez que un pool de minería egoísta alcanza el umbral (de una blockchain pública), los mineros racionales se unirán preferentemente a los mineros egoístas para cosechar los mayores ingresos en comparación con otros pools,

En este escenario podría darse el caso de que el grupo de mineros egoístas se volviera la mayoría de la cadena de bloques. Lo cual supondría el colapso de la descentralización de la red y la toma de control por parte de este grupo.

¿Cómo combatirla?

En cierta forma a día de hoy existen grandes grupos de minería que controlan una gran parte del hashrate de la red de Bitcoin. En su momento China era responsable de 2/3 de este.

Aunque hay que decir que en ese entonces todo ese poder no estaba concentrado en un solo grupo, sino que diversificado en varios.

Esto ha llevado a muchas discusiones dentro de las comunidades de criptomonedas, debido a que podría derivar en una minería egoísta y la centralización de la producción de Bitcoin.

Pero aquí es cuando llegan los economistas al rescate, mencionando que los efectos de una minería egoísta sería contrarios a los objetivos de un grupo que decidiera poner en práctica esta estrategia. Es un juego de suma cero para el futuro de Bitcoin.

Por ejemplo, si todos los mineros intentarán esta estrategia, terminarían igual a como empezaron. A su vez, en caso de que un grupo lo consiguiera, el valor de la criptomoneda descendería, haciendo que los beneficios que pudieran obtener se diluyeran. Esto tiene que ver con la teoría del juego.

También se han propuesto soluciones en las cuales se crearía un mecanismo de defensa en contra de la minería egoísta. Básicamente, se penalizaría con una reducción de las ganancias en caso de que un minero ocultara un bloque al utilizar marcas de tiempo infalsificables.

Resumen

  • La selfish mining es una estrategia de minería para criptomonedas que consiste en formar un grupo de mineros que actúan en conjunto para obtener un beneficio extra e influenciar la red.
  • La estrategia consiste en ocultar los bloques creados del resto de la red.
  • Bitcoin y otras criptomonedas han sido originadas con la idea de que funcionaran como dinero descentralizado. Sin embargo, la minería egoísta puede resultar en una centralización de las operaciones mineras y mermar la propuesta de valor de la red.
  • Muchas soluciones se han propuesto para limitar o evitar esta práctica.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario