Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es La Minería Combinada? [Merged Mining]

Qué Es La Minería Combinada

La minería combinada o merged mining en inglés es cuando dos monedas que utilizan el mismo algoritmo de minería son minadas al mismo tiempo.

Un minero puede utilizar el mismo poder computacional para minar bloques de varias blockchains a través de lo que se conoce como Auxiliary Proof of Work (AuxPoW) o Prueba de Trabajo Auxiliar.

Esto permite al minero incrementar el hash rate y la seguridad de dos cadenas de bloques al mismo tiempo, a la par de que es capaz de obtener recompensa por bloque de dos monedas a la vez.

El proceso no necesita del doble del poder computacional, pero si ofrece como resultado más ganancias y un ahorro en la electricidad empleada.

Existen varias criptomonedas que pueden ser minadas a la par, como Bitcoin y Namecoin o Litecoin y Dogecoin, donde cada par tiene una cadena de bloques padre y una auxiliar.

En el caso de la cadena de bloques de Bitcoin, esta utiliza un algoritmo SHA-256, por lo que cualquier cadena de bloques que use el mismo algoritmo puede ser minada de forma simultánea.

Sin embargo, hay una cosa que deben considerar los mineros, y es el nivel de dificultad de las dos criptomonedas.

En el caso de Bitcoin y Namecoin, la última tiene un requerimiento de dificultad mucho menor, por lo que el minero tiene dos opciones:

  • Minar con la dificultad de Bitcoin y ganar las recompensas de ambas criptomonedas.
  • Minar con la dificultad de Namecoin, o entre los dos niveles, y solo obtener Namecoin como recompensa.

Con pocos costos extras, un minero puede obtener el doble de recompensas. Todo mientras aporta seguridad a las dos redes y las protege de un potencial ataque del 51%.

Esta idea es muy útil cuando se crea un nuevo proyecto, aunque al final del día los más beneficiados son los mineros.

¿Cómo funciona la minería combinada?

El proceso de configurar y realizar la minería combinada es un poco complicado. Para empezar a minar de esta forma, es necesario encontrar dos criptomonedas que tengan el mismo algoritmo de hashing.

Los mecanismos de minería PoW más populares son SHA-256, Scrypt y Equihash, los cuales son utilizados por la mayoría de las criptomonedas más conocidas como Bitcoin, Litecoin, Zcash, etc.

Si hablamos en términos más técnicos, la Prueba de Participación Auxiliar es la relación entre dos cadenas de bloques donde una confía en el trabajo de la otra y acepta bloques AuxPoW.

Este proceso en sí tiene dos cadenas de bloques y cada una de ellas tiene su propio nombre:

  • Cadena de bloques auxiliar: es la que acepta el trabajo de otra cadena de bloques. Por tanto, esta cadena auxiliar debe pasar por un desarrollo y ajustes para que esté lista para formar parte de la minería combinada.
  • Cadena de bloques padre: es en la cual se realiza la minería en sí. En esta relación, solo la blockchain auxiliar debe conocer que participa de esta lógica. La cadena padre recibe bloques válidos, por lo que no tienen que conocer esta dinámica.

El primer paso del proceso de la minería combinada requiere incluir en un bloque las transacciones para cada blockchain.

Ambas cadenas tienen diferentes niveles de dificultad, donde es probable que el de la blockchain padre sea mucho más alto que el de la cadena auxiliar.

Para la cadena padre, prácticamente no hay diferencia entre minar de forma regular o que el bloque minado sea parte del proceso de minería combinada. Esta es la razón de porque no es necesario modificar el código de los nodos completos o clientes de la cadena padre.

En el caso de la cadena auxiliar, un bloque minado de la forma normal será aceptado con el código original. Sin embargo, un bloque minado como parte del proceso del que hablamos hoy requerirá modificación en el código fuente de la cadena de bloques.

Aquí lo importante es entender que un bloque modificado para la minería combinada no se verá válido para un nodo de la red que solo conoce como procesar bloques normales.

Para poder aceptar bloques modificados, el nodo debe utilizar llamadas a la API de la cadena padre. Lo hace para asegurarse de que:

  1. El bloque modificado contiene un hash del bloque válido para la cadena padre.
  2. Este bloque válido para la cadena padre contiene un hash de la cabecera del bloque auxiliar actual.

La raíz de Merkle de la cadena de bloques auxiliar es insertado como un valor extra en el nonce de la cadena de bloques del padre.

En términos más simples, la cadena padre contiene las transacciones estándares además de una dato con el hash que conecta con la cadena de bloques auxiliar.

Debido a que la información de las transacciones de la cadena de bloques ha sido incorporada en la otra blockchain, la prueba de trabajo puede considerarse como válida debido a la dificultad menor que tiene la cadena auxiliar.

Dos cosas que pueden suceder

Cuando se utiliza la minería combinada existen dos situaciones que pueden suceder.

1. La cadena de bloques padre encuentra la solución y agrega el bloque

Si un minero resuelve el hash con la dificultad de la cadena padre, un bloque es agregado a la red. El hash auxiliar no implica nada y es ignorado por la cadena de bloques padre.

Como la cadena de bloques padres tiene una dificultad mayor y como se ha creado un bloque para la cadena auxiliar, entonces el minero recibirá la recompensa de ambos bloques.

2. La cadena auxiliar puede encontrar la solución y agregar el bloque

Si un minero resuelve el hash de la cadena de bloques auxiliar, se crea un nuevo bloque en esa cadena. Este incluye las transacciones, la cabecera, la cabecera del bloque en la cadena padre y hash del resto de las transacciones del bloque padre.

Todo esto es enviado a la red de la cadena auxiliar, que al soportar la minería combinada acepta esto como prueba de trabajo porque contiene el trabajo necesario. Aquí el minero recibe solo las criptomonedas de la cadena auxiliar.

En resumidas cuentas, se crean bloques para las dos cadenas si se resuelve el bloque de la cadena principal. Por otro lado, si solo se consigue en la cadena auxiliar, entonces el único bloque generado será el de esta.

¿Cómo ayuda a incrementar la seguridad?

Un riesgo importante para las cadenas de bloques son los ataques del 51%. Un evento donde un actor malicioso encuentra la forma de adquirir el suficiente poder de hashing para controlar la blockchain.

Este tipo de ataques no son un problema para criptomonedas del tamaño de Bitcoin. En estos casos la cantidad de hash que aportan los mineros es tan grande que hace imposible que una sola persona, o grupo, pueda superarlo (obtener el 51% de toda la red) y realizar el ataque.

Sin embargo, con las criptomonedas más pequeñas este es un problema bastante real.

Una moneda con un hashrate bajo puede sufrir un ataque. La realidad es que no se necesita demasiados recursos para hacerlo.

Si el atacante se hace con el control de la red, pueden aprovechar para explotar este problema y realizar acciones que le favorezcan.

Entre estas acciones se encuentra de censurar las transacciones, excluir a otros mineros de recibir recompensas por la minería o realizar un ataque de doble gasto.

Al final, la minería combinada permite que los mineros presten su poder de hash a aquellas criptomonedas más débiles. Con este proceso, ambas criptomonedas comparten los beneficios de tener más personas minando su activo.

El resultado es un aumento considerable de su seguridad, algo de lo que ya hablaremos más adelante cuando discutamos Namecoin y su implementación en conjunto con Bitcoin.

Ventajas de la minería combinada

Como notaras, y ya discutimos, existen algunas ventajas de cara al minero. Pero también existen algunos pros relacionados con las cadenas de bloques en sí.

1. Incrementa la seguridad de las cadenas laterales

Al estar atada a la cadena padre, esto le ofrece a la cadena auxiliar un poder de hashing extra que le ayuda a mantener segura de los ataques del 51%.

Una criptomoneda más segura se vuelve más atractiva para los potenciales inversores.

Un ejemplo de esto es lo que sucedió con Dogecoin, que vio como su capitalicen de mercado casi se duplicó luego de que se anunciara el cambio a una minería combinada con Litecoin.

2. Se ahorra electricidad y poder computacional

En la minería combinada los mineros resuelven el problema del hash de forma simultánea.

Un minero está motivado a utilizar sus recursos para obtener los mayores beneficios posibles. Por un lado, consigue dos criptomonedas por el precio de una (en términos de electricidad y poder computacional), y por el otro ayuda a las redes a aumentar su poder de hash total compartiéndolo entre ambas.

Esto indirectamente también ahorra energía, ya que el proceso es mucho más eficiente

3. Es transparente para la cadena principal

Para la cadena principal no existe ningún cambio. La única que debe preocuparse de lidiar con todo el asunto es la auxiliar.

Básicamente, debe modificar su código y también utilizar algunos recursos extras para la información que apunta a la cadena principal.

4. Menor competencia

Las criptomonedas deben competir con los mineros. Cuando uno decide que quiere minar una, otras pierden estos recursos.

Aun cuando una criptomoneda tiene un caso de uso interesante, puede que no tenga la oportunidad de demostrarlo debido a que no existen mineros que ofrezcan la seguridad necesaria para que crezca.

La minería combinada ayuda a eliminar este problema y deja que la cripto florezca por sus propios méritos.

Desventajas

A pesar de las grandes ventajas con la que cuenta este tipo de minería, la realidad es que también hay algunas contras.

1. Costos

Par algunos la minería combinada no se encuentra libre de costos. Por empezar los mineros deben almacenar más información y consumir más ancho de banda.

Quizás para un grupo de minería esto no sea un problema, porque tienen los recursos para expandirse, pero para las operaciones más pequeñas pueden ser complejo minar más de una cadena al mismo tiempo.

2. Hard fork en la cadena auxiliar

También existe el problema de que la cadena auxiliar necesita realizar un hard fork para poder aceptar los nuevos tipos de bloques.

3. Centralización de la minería

Por otro lado, se incrementa el riesgo de la centralización de la minería, ya que se vuelve más fácil de realizar para los grandes grupos en lugar de los pequeños.

Estos últimos no pueden competir, ni en la cadena de bloques padre ni en la auxiliar. A medida que más hashing power se agrega a la segunda debido a la minería combinada, los mineros más pequeños tienden a dejar de minar esta criptomoneda porque les es imposible competir.

Ejemplos de minería combinada

Existen varios proyectos en donde se puede minar de esta forma, lo cual es una gran ventaja para los mineros. Si eres uno de ellos y estás buscando aumentar tus beneficios, quizás investigar alguno de estos pares te resulte útil.

1. Bitcoin y Namecoin

Namecoin (NAME), una criptomoneda que es un fork de Bitcoin, y es considerada la primera altcoin, fue la primera en adoptar esta idea de la minería combinada.

Al igual que Bitcoin, Namecoin tiene un límite a su suministro de 21 millones, utilizando también el algoritmo de Prueba de Trabajo.

Esta implementación ocurrió en octubre de 2011, durante el bloque 19.2000. Esto permitió crear un hash del bloque de Namecoin y luego insertarlo en un bloque de la red de Bitcoin.

Si el minero luego es capaz de encontrar el hash correcto del bloque de Bitcoin, que sea igual o mayor a la dificultad del bloque de Namecoin, esto es prueba suficiente de que se ha realizado el trabajo correspondiente para agregar el bloque.

Para poder conseguirlo, el protocolo de Namecoin fue modificado para aceptar que el bloque de Bitcoin contiene el hash del bloque de Namecoin.

2. Dogecoin y Litecoin

Litecoin y Dogecoin son dos de las criptomonedas con más longevidad, sobreviviendo varios ciclos de mercados y obteniendo un gran volumen de negociación diario.

Dogecoin fue creada en diciembre de 2013 como una moneda meme y era un fork de Litecoin, por eso es que utilizan la misma función de hash, que en este caso se la conoce como scrypt.

Poco después de que Dogecoin fuera creada, los desarrolladores y la comunidad decidieron cambiar a un algoritmo AuxPoW para garantizar la seguridad de la criptomoneda gracias a los mineros de Litecoin.

Esto permitió a los mineros de LTC también ganar DOGE en el proceso sin la necesidad de hardware u otros recursos extras.

En solo un mes del lanzamiento de la minería combinada, el hashrate de Dogecoin aumento un 1.500%, en parte porque los grupos de minería decidiendo participar en esta.

Desde entonces, Dogecoin ha crecido a la par de Litecoin, con un 90% de los nuevos DOGE creados provenientes de la minería de Litcoin.

Conclusión

La minería combinada es una excelente opción para los proyectos más nuevos que buscan crecer sin el riesgo de un ataque del 51%.

Para los inversores, la decisión de un proyecto de adoptar una minería combinada con otra moneda pude significar un incremento en el precio. El problema con esto es que no siempre se mantiene.

No importa como afecte el precio, la minería combinada es algo que cualquier persona debería conocer, tanto si eres un minero o si solamente te gustan las criptomonedas.

Con el riesgo de un ataque del 51%, una solución como esta puede ser perfecta y garantizar un mejor funcionamiento de la red mientras crece.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario