Bitcoin Criptomonedas

Criptomonedas Antes De Bitcoin

Los últimos años hemos visto una enorme explosión en el sector de las criptomonedas, con nuevos proyectos de cadenas de bloques y monedas digitales surgiendo en todo momento. Sin embargo, la original, la que dio pie a todo esto, es la que sigue reinando como la más valiosa y conocida de todas ellas.

Hablamos de Bitcoin, la que muchos podremos considerar la criptomoneda original. Esta fue creada por un programador, o quizás varios, en el año 2009 utilizando el pseudónimo de Satoshi Nakamoto. Este proyecto utilizó una nueva tecnología que conocemos como blockchain, y que permite que esta moneda digital sea dinero realmente descentralizado.

Los detalles de su funcionamiento los podemos encontrar  en el whitepaper, que hizo público la persona responsable detrás de esta invención. Donde se describe con lujo de detalle los conceptos por primera vez.

Un pasaje en particular nos cuenta que:

la red marca el tiempo de las transacciones mediante un hash en una cadena continua de pruebas de trabajo basadas en hash, formando un registro que no puede cambiarse sin rehacer la prueba de trabajo.

No se puede negar de que el proyecto ha tenido una significancia importante para el mundo de las criptomonedas, lo cual explica la gran cantidad de proyectos similares o que comparten el código de Bitcoin. Ahora bien, ¿es este el primer intento por crear una criptomoneda?.

Otras criptomonedas antes que Bitcoin

Primer intento en Holanda

Según una publicación de Bitcoin Magazine, uno de los primeros intentos para crear un proyecto como él esto lo encontramos hace 20 años. Y nace como consecuencia de intentar resolver el problema de los atracos a las gasolineras en Holanda.

Gasolinera en Holanda

En lugar de contratar seguridad y arriesgar la vida y los fondos, un grupo de desarrolladores hicieron la prueba de crear una nueva forma de dinero. Esta se encontraba vinculada a unas tarjetas inteligentes.

Aquellas personas que visitaban las gasolineras de noche (que es cuando ocurrían estos problemas) llevaban consigo estas tarjetas en lugar de dinero. Lo cual evitaba que en estos lugares no haya dinero en efectivo que pudieran robar.

Este fue el primero de los intentos por crear una moneda digital y que tiene un parecido a soluciones que podemos encontrar a día de hoy.

Blinded Cash

Es difícil establecer fechas, pero se cree que fue alrededor del tiempo en que veíamos la solución para las gasolineras que un criptógrafo llamado David Chaum experimentaba con una forma distinta de dinero electrónico.

El ideo una moneda que podía ser transferida entre personas individuales de forma segura y privada. Si bien no era exactamente igual a lo que hoy conocemos, su parecido era bastante abrumador.

Chaum desarrollo lo que llamo “fórmula blinding”, que era la manera de encriptar la información que era enviado entre las personas. Este dinero podía ser considerador como seguro de transferir entre individuos, usando una firma para autenticar y la capacidad de ser modificada sin afectar falta de rastreabilidad.

Luego de varios años de presentar su invento, Chaum fundo DigiCash para llevar a la práctica estos conceptos. Sin embargo, en el año 1998 el proyecto se fue a la bancarrota.

Aun así, todo esto sirvió como sustento para la creación de las criptomonedas que vemos hoy en día.

Web-Based Money

En los años 90, un número de empresas se crearon con la idea de expandir los objetivos de DigiCash. De este grupo, la que sobrevivió, y que a día de hoy seguimos utilizando, es PayPal.

PayPal revoluciono los pagos entre personas de forma online, permitiendo a los usuarios enviar de forma segura y rápida fondos a otra utilizando un navegador.

Utilizando también la base de usuarios de eBay, PayPal tuvo una plataforma que le permitió crecer y transformarse en el mayor servicio de pagos de la actualidad. Sirviendo también como fuente de inspiración a otras compañías que perseguían una misma idea.

Una de estas era conocida como e-gold, que permitía a los usuarios tener fondos en este metal precioso y otros. Lamentablemente este proyecto no prospero y fue cerrada por el gobierno de Estados Unidos luego de una serie de operaciones fraudulentas que se llevaban a cabo gracias a la utilización de este servicio.

B-money

En 1998, un desarrollador llamado Wei Dai propuso una idea de nombre B-money, que era “sistema anónimo y distribuido de dinero electrónico”. Para eso propuso dos tipos de protocolos, incluyendo uno que no necesitaba de un canal de transmisión y que era sincrónico e ininterceptable.

Al final de día, B-money no tuvo el éxito suficiente como para prosperar. Y la culpa es que diferenciaba de muchas maneras a Bitcoin. De todas formas, era un sistema anónimo, privado y seguro de moneda electrónica.

En esta solución se utilizaban pseudónimos para poder transferir dinero a través de una red descentralizada. Incluso hasta se podían utilizar contratos sin la necesidad de un tercero.

Pero a pesar de que Wie Dai propuso un whitepaper de su tecnología, esta no termino de conseguir la suficiente tracción para un lanzamiento exitoso. Tuvieron que pasar varios años hasta que Satoshi, tomando algunas ideas de este proyectó, decidiera lanzar una alternativa mejor en un momento oportuno.

Bit Gold

Existe en la actualidad un proyecto con nombre similar, pero no debemos confundirlos. Bit Gold fue otro intento de moneda electrónico que podemos encontrar en el mismo periodo que B-money.

Szabo Bit Gold

Este fue propuesto por Nick Szabo, una personalidad dentro de este mundo, y presento un sistema de prueba de trabajo que en líneas generales se parecía bastante al que utiliza para la minería Bitcoin (La mineria de BTC).

El procedimiento consistía en encontrar la solución y compilarlas de forma criptográfica, la cual era luego publicada para que todo el mundo la viera de forma similar a como funciona la blockchain hoy en día.

Lo más interesante de este proyecto tenía que ver con la descentralización. Bit Golf apuntaba a evitar la centralización y la necesidad de una autoridad. La idea detrás de su creador era replicar las propiedades del oro, eliminando los intermediarios que encontramos en este mercado.

Como podrás imaginar, no fue un proyecto exitoso, a menos que tomemos en consideración que sirvió de inspiración para que 10 años después se lanzara una solución que finalmente lo obtuvo.

Hashcash

En mediados de 1990 podemos encontrar otro intento más, uno que podríamos decir que fue el más exitoso de todos ellos. Hashcash fue diseñada con múltiples provistos en mente, incluyendo minimizar el spam en correos electrónicos y los ataques DDoS.

La gran cantidad de posibilidad que pensó esta solución solo fueron vistas casi dos décadas después. Hashcash utilizaba un algoritmo de prueba de trabajo que ayudaba la descentralización, algo muy similar a lo que vemos hoy.

Aun así, esta criptomoneda también experimento algunos de los problemas con los que se enfrentan las criptomonedas actualmente. Por eso en 1997, con el aumento de un mayor poder de procesamiento, Hashcash se volvió cada vez menos efectiva hasta que desaparecio.

Aun así, durante su vida vio un enorme interés, y muchos de los elementos presentes en sus sistemas creación a la formación de Bitcoin.

Conclusión

Cuando se creó Bitcoin en el 2009, esto propicio la generación de nuevas monedas digitales. Bitcoin tuvo la suerte de nacer en un momento importante de la historia mundial y con muchos cambios con respecto a sus predecesoras.

Aun así, no podemos pensar en su creación como algo que ocurrió de la nada, sino como un cúmulo de cosas, un periodo previo de experimentación, que sirvió como base para su posterior lanzamiento.

Sin el camino pavimentado, nunca hubiéramos tenido a Bitcoin. Y si Bitcoin, hoy no tendríamos otras soluciones que hacen de este ecosistema uno muy grande.

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

2 Comentarios

Haz clic aquí para añadir un comentario

  • Buenos dias, Martin.
    Gracias por tu magnífica información que ayuda a introducirme en la comprensión de este mundo tecnológico y financiero.
    Me encantará seguirte y continuar informada.
    Ánimo tus conocimientos son de gran interés para nuestra iniciación.