Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es Fomo? [Miedo A Perdérselo]

Qué Es Fomo

FOMO, o Fear Of Missing Out (miedo a perdérselo), es el sentimiento de ansiedad o la idea de que otras personas están obteniendo una experiencia única y positiva mientras que tú te lo estás perdiendo.

En concreto, cuando se trata de inversiones, es ese sentimiento de temor o ansiedad de perderte una oportunidad de inversión muy lucrativa.

Un gran ejemplo de esto sucede cuando el precio de un determinado activo, como el de las criptomonedas, crece enormemente y todo el mundo está hablando de él.

Durante un rally alcista, los inversores en criptomoneda pueden sufrir FOMO si es que todavía no han comprado.

Este sentimiento de FOMO es particularmente prominente cuando una criptomoneda sube de valor de forma significativa en un periodo de tiempo muy corto. Un sentimiento que lleva a que otras personas compren y que el precio suba todavía más.

A menudo, también se presenta cuando una nueva criptomoneda es presentada en el mercado. Aunque también podemos encontrar momentos de FOMO durante grandes fluctuaciones de precios, lo cual representan en la mente de la persona una gran oportunidad de inversión.

Efectos del FOMO

Si existe un miedo a perderte la oportunidad, las consecuencias casi siempre suelen ser bastantes peligrosas.

El FOMO lleva a pensar de forma irracional y a tomar decisiones con nuestras criptomonedas que no tienen mucho sentido. Esto puede significar comprar o vender de manera apresurada cuando no hay ninguna razón para hacerlo.

Por lo general, el FOMO suele tener efectos negativos y es importante intentar evitarlo.

Esto es aún más cierto cuando ese miedo infundado lleva a que las personas compre más de una criptomoneda aunque su precio ya haya crecido enormemente. Si son muchos los inversores que se dejan llevar por este sentimiento, entonces veremos que el precio se disparara sin justificación.

Ventajas y Desventajas de FOMO

Tomemos el ejemplo de Bitcoin, la primera y más importante criptomoneda del mercado actualmente.

Esta cripto tiene un suministro total de 21 millones de BTC de acuerdo a su código. Sin embargo, ya hay minado casi 19 millones, y la cantidad restante será minada de aquí hasta el año 2140.

Las personas que invierten en esta criptomoneda conocen esta información y a se sienten más inclinadas a comprarla debido a que sienten FOMO por su escasez.

Podríamos verlo como algo positivo, pero también puede ser negativo si no se entiende que además de la oferta también es importante la demanda.

Pros

El FOMO puede ser utilizado como parte de la información de un inversor para hacer sus compras. Las principales ventajas son:

  • Es una buena guía para entender el sentimiento del mercado.
  • Nos hace replantearnos nuestras creencias, aun cuando luego las sostengamos si llegamos a la conclusión de que siguen siendo válidas.
  • Es divertido leer los post y artículos que suelen surgir durante toda esa euforia, aunque no nos ayude con la inversión.

Contras

Pero utilizar el FOMO para tu estrategia de inversión también tiene sus desventajas. Aquí están las más importantes:

  • El FOMO puede llevar a tomar decisiones que nos hagan perder, parte o toda, la inversión.
  • Este sentimiento impulsa los mercados más allá de lo lógico, lo cual genera también caídas que nos hacen pensar que la criptomoneda no tiene ninguna utilidad.
  • Lleva a personas sin conocimientos a invertir en algo que desconocen y de lo que no se han informado lo suficiente.

¿Cómo superar el FOMO?

Invertir con base en el miedo irracional a perderte algo no es algo lógico, la razón es lo que debería empujar a los inversores y al mercado a la hora de tomar decisiones tan importantes como donde colocar nuestro dinero, no las emociones.

Debido a esto, podemos incurrir en grandes perdidas, y también que el activo que estamos comprando sufra un aumento desmedido de su precio.

Sin embargo, muchos en esta industria conocen el poder que tiene el FOMO para influenciar a través del marketing a los inversores para que tomen decisiones impudentes.

Aquí es importante aprender a determinar cuando es realmente un buen momento para comprar y cuando es mejor dejar pasar la oportunidad.

No es una tarea sencilla porque significa controlar las emociones y razonar en función de poder acabar con el FOMO.

Lo más importante es siempre realizar un estudio profundo de las criptomonedas en la que vas a invertir, incluso tener en cuenta otra información (como la teoría monetaria), antes de lanzarte a comprar y vender porque en las redes sociales lo dicen.

No siempre esperes obtener ganancias

No es poco común que un inversor sienta miedo y no pueda controlar sus impulsos, dando como resultado un salto muy grande al mercado de las criptomonedas y al hype que las rodea. Y es que no quiere que pase el tren y que sea demasiado tarde.

A veces esta ansiedad te lleva a saltar antes de tiempo, cuando todavía no tienes toda la información necesaria.

Otras, te pone entre la espada y la pared a la hora de tomar decisiones difíciles entre absorber una perdida o mantener la posición viva esperando a que pase la marea.

Para esos momentos, cuando tus impulsos te están poniendo en apuros, lo mejor es pensar que no siempre tenemos que estar en ganancias.

Un inversor debería tener un horizonte mucho más largo que unos pocos días, semanas o meses. Si realmente crees en la criptomoneda y has comprado justo antes de caer, quizás debas darle un poco más de tiempo antes de salir a vender.

Bitcoin tiene un claro ejemplo de esto cuando a finales de 2017 su precio alcanzo los $20.000. Hay muchas personas que compraron a ese precio, y muchas otras que vendieron cuando el valor se derrumbó. Pero cualquiera que haya esperado 3 años podría haber triplicado su dinero cuando sobrepaso los $60.000.

No solo debemos resistir los impulsos a la hora de comprar, sino también cuando es momento de vender. No voy a decirte que debes hacer HODL por toda la eternidad, pero quizás salirte del todo no es una buena idea tampoco.

Aquí prevalecerá toda la información que hayas adquirido sobre el activo, así cuando haya mucho ruido en el mercado podrás aclarar tu mente y tomar la mejor decisión posible.

Mantenerte tranquilo y tomar decisiones lentamente

Parece contradictorio que mientras todo el mundo se encuentra desesperado por dar su opinión sobre el mercado, tengamos que hacer lo contrario.

Pero es justamente en este momento, cuando pocas personas están pensando de forma racional, en el que debes usar toda la información que has adquirido para elegir cual es el mejor camino.

Estamos justamente en un mercado donde la volatilidad es la reina. Es aquí donde debemos pensar en frío y hacer las cosas bien antes de dejarnos llevar por la corriente pesimista u optimista del mercado.

¿Cómo usar el FOMO para hacer mejores inversiones?

La realidad es que no hay mucho que podamos hacer con estos momentos de euforia del mercado. Algunas te dirán que puedes utilizarlos para comprar o vender en el momento oportuno, pero la realidad es que nadie puede predecirlo.

Si fuera tan fácil todo el mundo lo haría. Sin embargo, la mayoría se ve envuelta justamente en esta vorágine de emociones que los lleva a tomar malas decisiones.

Lo mejor que puedes hacer por tus inversiones durante el FOMO es esperar, repasar tu tesis de inversión y mantenerte firme en decisión.

Ya que cualquiera podría decir que las cosas cambian y que una buena inversión hoy podría no serlo mañana.

Pero si lo pensamos muy bien, tomar una decisión importante de compra o venta en oposición al estado actual del mercado tampoco es muy racional que digamos. Es en cierta forma la misma lógica que seguiría alguien que se deja llevar por el optimista triunfante que se respira en las comunidades.

Conclusión

Al final, como todo en la vida, lo que más importan es la información con la que contemos y la capacidad que tengamos para procesarla.

En las criptomonedas es muy cierto esto también, y no deja de ser válido porque alguien te diga lo contrario en Twitter.

Por eso creo que es valioso aprender de las criptomonedas no solo desde la perspectiva técnica, sino también desde lo económico. Adquirir conocimientos fundamentos.

Estos últimos son los que nos harán pensar y determinar si un proyecto es bueno o no, y no simplemente porque algo se va para arriba o a la luna.

Es fácil encontrar el que nos cuenta que ha predicho que cierta criptomoneda triunfara y subirá mucho por tal o cual razón. Pero es muy difícil encontrar que haga una mención de las veces que se ha equivocado.

Además, las convicciones que tenga una persona para comprar o vender son particulares, y tú también deberías tener las tuyas. Si compras o vendes porque todo el mundo dice que lo hagas, realmente no lo estás haciendo porque lo crees, sino por el temor a quedarte afuera.

Esto es parte de la psicología humana, un mecanismo de sobrevivencia que le lleva a imitar lo que hacen otros por el hecho de que en la antigüedad ofrecía las mejores probabilidades para conservar la vida.

Actualmente, nos cuesta mucho romper ese sesgo, pero es importante que lo hagamos si queremos tener una opinión fundada sobre nuestro dinero.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario