Criptomonedas Ethereum

Ventajas Y Desventajas De Ethereum

Invertir en criptomonedas se ha vuelto algo bastante común entre las personas. Ha dejado de ser una actividad destinada a geeks y gente que esta siempre a la vanguardia, para pasar a algo que cualquier persona hacen hoy en día.

Y cuando se trata de contendientes en el área de las altcoins, Ethereum sigue siendo la criptomoneda dominante.

Para algunos, los contratos inteligentes de Ethereum pueden llegar a ser lo que finalmente destrone a Bitcoin como la principal criptomoneda. Particularmente con la llegada de la versión 2.0 de su cadena de bloques.

Si bien hay varios factores a tener en cuenta antes de comenzar a invertir en las criptomonedas, hay dos grandes razones por las que las personas deciden poner su dinero en este sector:

  • Quieren obtener una ganancia
  • Creen en los beneficios de la tecnología para la sociedad.

Ethereum fue creada como una blockchain que ofrece la oportunidad de desarrollar sus propias aplicaciones sobre ellas. Lo que se conoce como DApps.

Desde sus comienzos, siempre ha tenido integrada esa funcionalidad. Y por tanto, hemos visto reflejado en su precio la creencia por parte de las personas de que este proyecto tienen todo para triunfar.

En este artículo vamos a hablar de los principios básicos de Ethereum, y si es una criptomoneda en la que vale la pena invertir.

Analizaremos los pros y los contras de poner nuestro dinero en ella y, en cierta forma, hasta realizaremos una comparación con su hermana mayor, Bitcoin.

Si te preguntas si es una buena criptomoneda para invertir, hoy vas a descubrirlo si te quedas a leer.

¿Cómo funciona Ethereum?

La cadena de bloques de Ethereum es una blockchain como cualquier otra que encuentras en este sector. En donde vemos que todas las transacciones son validadas por lo que se conoce como mineros.

Estas personas, utilizando sus ordenadores, se aseguran que las transaccione sean correctas (tengan los fondos y la clave privada para gastarlos). Cuando el proceso está completo, una nueva transacción es agregada a un bloque para integrar la cadena de la que ya hemos hablado.

Pero en Ethereum hay una diferencia muy importante con otras soluciones, en especial Bitcoin, que es el hecho de poder ejecutar contratos inteligente. Bitcoin en cierta forma tiene también contratos, pero no con la capacidad que encontramos en Ethereum.

Ventajas de Ethereum

La blockchain de Bitcoin pueden procesar ciertas condiciones a la hora de ejecutar un contrato (como combinaciones de claves privadas o ejecuciones condicionadas a cierta fecha), pero en realidad, su función principal es la de ser un sistema de transacciones financieras sin más.

Por otro lado, en Ethereum encontramos unos contratos inteligentes que, como su nombre lo indican, permiten ejecutar código como si se tratase de un programa para ordenador o teléfono móvil.

Esto es perfecto para crear contratos entre personas que no necesitan de un tercero para resolver una disputa, y para crear aplicaciones complejas que se ejecutan en la red de Ethereum.

Finalmente tenemos lo que se conoce como ETH, que es la moneda de la red. Y es la que permiten enviar y recibir valor con estos contratos, o sin ellos.

Los Pros de Ethereum

Una pregunta que se hace todo el mundo es si debería poner su dinero en Ethereum. Lo cual es una pregunta difícil de responder, ya que eso depende de muchos factores.

Pero no es mala idea comenzar tu investigación acerca del análisis de este activo viendo cuáles son sus beneficios y aspectos negativos, explorando así también sus características.

1.  Fiabilidad

Dejando de lado el conflicto que dio como resultado la creación de Ethereum Classic en 2016 (producto del hackeo a DAO) y la congestión de su red debido a unos gatos digitales llamados Crypto Kitties, la red de Ethereum no ha sufrido grandes contratiempos, haciendo que sea una buena plataforma para crear tu aplicación en ella.

Además, no ha sido víctima de censura (de lo cual hablaremos más adelante), ni tampoco de ataques del 51% que si ocurren en otras criptomonedas menos populares.

2. Versión 2.0

La versión 2.0 de Ethereum ha sido un proyecto en el que los desarrolladores han estado trabajando durante años. Tiene como objetivo mejorar enormemente la red de Ethereum, haciéndola más escalable y fácil de usar.

La idea es pasar de un algoritmo de consenso de Prueba de Trabajo a uno de Prueba de participación (¿qué son?), lo cual acabara con la minería y el consumo elevado de electricidad.

En su lugar, los mineros solo van a necesitar un ordenador sin mucha potencia y mantener en su cuenta al menos 32 ETH.

Otra característica de la segunda versión de Ethereum es el sharding. Que consiste en dividir la cadena de bloques en 64 shards, cada uno con un conjunto particular de información. Así, el minero no necesitan validar toda la cadena de bloques completa, sino uno de estos shards.

Esto tiene como objetivo hacer que la plataforma escale mejor y que las transacciones sean realizadas de forma mucho más rápida.

Esta es una clara ventaja para Ethereum, que va a integrar grandes mejorar para el ecosistema de usuarios, desarrolladores y a los tenedores de esta criptomoneda.

3. El apoyo de grandes empresas

Dentro de los inversores de este proyecto encontramos compañías y personas muy importantes:

  • Los hermanos Winklevos: que quizás los conozcas de Facebook, pero también por tener un fondo de inversión llamado Winklevoss Capital, y el exchange de criptomonedas Gemini.
  • Asthon Kutcher: un actor reconocido por sus trabajos en series de TV y películas, que también está muy interesado en las startups y la tecnología.
  • Mark Cuban: un emprendedor multi millonario, conocido por ser el dueño de los Dallas Mavericks y participar en el programa Shark Tank.
  • Richard Sherman: exjugador de la NFL e inversor.

Pero estos son solo algunos nombres, ya que la lista se compone de empresas de la Fortune 500 como IBM, Microsfot, J.P. Morgan Chase y Amazon. Que han comentado el hecho de comprar Ethereum como forma de protección contra los cambios económicos que sufre la sociedad.

4. Descentralización

Al ser una cadena de bloques que funciona a partir de nodos, y en este caso particular son miles, y diseminados por el mundo, lo vuelven un proyecto con una enorme descentralización.

Los beneficios de esto es que se encuentra protegida contra los fallos, ataques y actores maliciosos.

Lo cual es muy importante para eliminar la censura de Ethereum y el control que podría tener una sola entidad o gobierno sobre ella.

5. Poco riesgo de inflación

A pesar de no tener un límite a la cantidad de monedas que se pueden crear, como ocurre en el caso de Bitcoin, los ETH si tienen un límite a la cantidad que se pueden producir al año (18 millones).

A su vez, cada año, la recompensa que reciben los mineros desciende entre un 30% y un 40%, con una propuesta reciente de reducir la recompensa hasta el 75%.

Estos factores, junto con la evolución de las plataformas DeFi, que permiten mantener criptomonedas, va a reducir la cantidad de ETH en circulación. Protegiendo así a Ethereum de la inflación.

6. No hay límite a los ETH

Este es un tema controversial, ya que Ethereum está diseñado para incrementar la cantidad de ETH que existen año a año. Lo pongo como ventaja, ya que en cierta forma, mientras la demanda se incremente por encima de la oferta, el precio se va a comportar de forma deflacionaria.

Para lagunas personas esta es una falla importante, porque se comporta similar a como lo hace el dólar o el euro. Pero ya hemos visto que existen mecanismo para contrarrestar los efectos de la inflación.

7. Atrae a más negocios

Tanto los inversores institucionales como particulares conocen el valor real del ETH. Y es que a diferencia de Bitcoin, los ETH aquí son utilizados para hacer una función muy básica que es la de enviar y recibir dinero con bajas comisiones (al menos si lo comparamos con lo que ocurre con el BTC).

Por esta razón es que empresas como J.P. Morgan Chase, Microsoft, Intel, Credit Suisse y Accenture están afiliados a lo que se conoce como Etnerprise Ethereum Alliance. Un grupo destinado a la utilización y dar a conocer la tecnología de la cadena de bloques de Ethereum.

8. Ser el primero

Ethereum es la segunda criptomoneda con mayor capitalización de mercado, detrás de Bitcoin. Mientras que Bitcoin fue la primera criptomoneda en marcar el camino para el resto, Ethereum tomo esa idea inicial y la entendió más allá con sus funcionalidades.

El ejemplo de esto son los contratos inteligentes, y todo lo que podemos hacer con ellos. Que aún quedan cosas para descubrir y casos de uso muy interesantes para el futuro.

Aun así, los desarrolladores no se duermen en los laureles y buscan en todo momento nuevas formas de innovar y cambios que permitan mejorar la plataforma hasta nuevos límites.

Por eso, para muchos, Ethereum es sinónimo de innovación, descentralización y confianza.

9. Desarrollo rápido

Codificar un contrato inteligente  en la cadena de bloques es algo bastante sencillo si sabemos lo que estamos haciendo. Para eso, es necesario conocer algo de programación, en particular el lenguaje que se utiliza en la plataforma llamado Solidity.

Aun así, si bien tiene sus complicaciones (por ser un lenguaje no tan conocido como Python o PHP) la realidad es que no es muy difícil de aprender. Si somos capaces de desarrollar de forma limpia y segura, haciendo las pruebas necesarias, generar un contrato inteligente no es algo muy complejo.

Lo cual puede ser una salida laboral más que incesante para cualquiera en el futuro, con cada vez más empresas y particulares que buscan llevar sus negocios a esta nueva era.

Por otro lado, es también una ventaja para Ethereum el hecho de que más proyectos elijan la plataforma para comenzar a integrar sus ideas a las criptomonedas.

10. La transparencia

El código de Ethereum, y su diseño, son lo que aseguran su transparencia. Tanto el mismo Ethereum, como las aplicaciones construidas con él, son plataformas de código abierto.

Los desarrolladores puedes en cualquier momento revisar su código para conocer como funciona y hasta reutilizarlo para sus propios proyectos.

La comunidad también es muy importante para Ethereum, ya que brinda una gran variedad de recursos para cualquier persona que quiera participar en el ecosistema.

11. Fundadores conocidos y una comunidad que se expande

Lanzado en 2015, Ethereum ha conseguido revolucionar el sector de las criptomonedas con bastante rapidez.

Aunque Ethereum no es la primera criptodivisa, ETH se ha convertido en uno de los activos digitales más populares. El equipo que está detrás de Ethereum, en particular Vitalik Buterin, son figuras reconocidas en este ambiente.

El ecosistema de desarrolladores de Ethereum también se está expandiendo, con más de 250.000 desarrolladores activos, según Consensys. Este fuerte apoyo es sin duda una ventaja a la hora de invertir en Ethereum.

Las Contras de Ethereum

Si bien hay muchos puntos a favor en Ethereum, la realidad es que también hay algunos aspectos controversiales de esta criptomoneda. Y si estamos pensando en invertir en este proyecto es inteligente analizar las desventajas que tiene.

1. Siempre ha sido la segunda de Bitcoin

Si bien Ethereum aprovecho la popularidad de las primeras criptomonedas, aún se encuentra en el segundo lugar pese a todos los avances que presentan.

La diferencia de precio con la principal criptomoneda es sustancial, y para los que apoyan a Bitcoin por encima de otras criptomonedas Ethereum no tiene las capacidades para superarla en precio.

Resta por ver si todas las funcionalidades que aporta Ethereum son suficientes para superar a Bitcoin. En especial, porque esta última se ha ido transformando más en un refugio de valor que en un medio de transacción.

2. Problemas de escalabilidad

La escalabilidad es un problema tanto para Ethereum como para las criptomonedas en general, pero al menos, en el caso de Ethereum, se buscan soluciones constantemente mediante mejoras en su código.

Actualmente la velocidad para procesar transacciones en Ethereum es de 15 por segundos, que aunque más rápidas que Bitcoin (4,6) aún tiene mucho por mejorar si quiere crear un ecosistema de aplicaciones y contratos inteligentes sobre ella.

Teniendo en cuenta lo grande que es la red (alrededor de 4 veces más desarrolladores que cualquier otra plataforma), esto está demostrando ser un obstáculo legítimo para la adopción generalizada.

Con Ethereum 2.0 tenemos la promesa de que esto se verá enormemente solucionado con una implementación exitosa, al llevar a las transacciones por segundo hasta las 10.000. Sin embargo, la implementación es lenta, y no hay una fecha clara para ver esto realizado.

3. Ethereum 2.0 crea conflictos en la comunidad

No es que Ethereum no esté acostumbrada a los conflictos (como ocurrió con DAO), pero esta actualización de gran importante ha creado bastante discordia dentro de la comunidad, especialmente entre los mineros.

Esto se debe a que todo el equipamiento costoso en el que han invertido se volvería obsoleto de la noche a la mañana por el paso de un algoritmo de prueba de trabajo a prueba de participación.

Por eso la comunidad está dividida ahora entre los mineros y los desarrolladores.

Si bien la hoja de ruta nos marca que la implementación de lo que se conoce como sharding debería llegar antes que el cambio del algoritmo de consenso, a los mineros solo les importa lo segundo.

4.  Creciente precio del Gas

Para que la cadena de bloques funcione es necesario que exista un tipo de comisiones que recompense a las personas por el trabajo de validar transacciones. Esto hace posible que funcionen los contratos inteligentes y que también se puedan enviar y recibir ETH.

Sin embargo, en el último tiempo, y luego de una subida monumental del precio de los ETH, el precio de las comisiones se han visto incrementados enormemente, en especial durante ciertas horas del día.

Tan altos fueron que en algunos periodos pagar las comisiones era algo inviable para muchas personas, creando frustración en los desarrolladores y en las personas que se dedica, a comprar y vender.

Por suerte, la nueva mejora del código apunta a solucionar este problema, pero hasta que no esté implementada al 100% vamos a continuar viendo inconvenientes en esta área.

5. Privacidad en las transacciones

Ethereum sufre de la misma forma que Bitcoin por la falta de privacidad. Si bien no hay información de a quien pertenece la dirección, si la utilizamos podemos acabar revelando a quien pertenece.

Existen herramientas, empresas y personas que se dedican a vincular esta información, utilizando distintas técnicas que van desde analizar patrones de gastos de gas, cuando las cuentas están activas, la personalización de la dirección o simplemente envían un pequeño monto a una transacción para poder rastrearlas.

Conclusión

Si te preguntas si deberías invertir en Ethereum, eso es algo que yo no puedo responder por ti. Es una decisión personal que dependerá de los fondos con los que cuentes, la disponibilidad de los mismos y tu horizonte de inversión.

Ethereum es una de las mejores criptomonedas que existen hoy en día, pero hay muchas personas que compran cuando todo parece positivo y venden a los meses, cuando los mercados caen. Si no vas a invertir con un corazón a largo plazo, quizás las criptomonedas no sean para ti. Ya que encontrar el momento perfecto para comprar y vender es un cuento de hadas, nadie lo consigue.

Claro que esta es solo una pata de toda la cosa, y es necesario también evaluar la perspectiva a futuro de esta cripto. Los nuevos desarrollos y la tan ansiada mejora pueden llevar a Ethereum a otro nivel.

Si crees que esto es suficiente para catapultar su precio, quizás no sea mala idea poner algo de dinero que no tengas miedo en perder, que no vas a utilizar en el futuro próximo. Luego esperar paciente a lo que el futuro nos traerá.

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario