Blockchain

¿Qué es DAO? Organización Autónoma Descentralizada

Una DAO, u Organización Autónoma Descentralizada por sus siglas en ingles, es una de las formas más complejas de contratos inteligentes. En ella los estatutos de la organización descentralizada se encuentran escritos dentro del código de un conjunto de este tipo de contrato, utilizando reglas de gobernanza de token complejas.

Desde la creación de las criptomonedas y blockchain, la red de Bitcoin se ha considerado la primera corporación autónoma verdadera, la cual se coordina enteramente a través del protocolo de consenso, que puede ser adoptado por cualquier persona.

Actualmente, una DAO implica una gran cantidad de tecnología para conseguir el objetivo mediante software. En el caso de Bitcoin y su corporación autónoma, es necesario posee un conjunto completo de tecnologías y sistemas entre humanos y maquina para crear la infraestructura que permita que una DAO funcione.

Para que una DAO pueda materializarse es necesario de los contratos inteligentes, un trozo de código que se autoejecuta en una red distribuida utilizan la tecnología de consenso cómo el blockchain de Ethereum u otros proyectos similares.

Organización Descentralizada

La idea de una organización descentralizada toma el concepto de una organización centralizada y la descentraliza. En lugar de tener una estructura de gestión jerárquica en donde un conjunto de personas interactúan con otras personas y controlan la propiedad privada a través del sistema legal, la organización descentralizada involucra a un grupo de personas que se vinculan entre ellos de acuerdo a un protocolo especifico en el código y que se hace cumplir a través de blockchain.

Una Organización Descentralizada (DO, por sus siglas en ingles) puede o no utilizar el sistema legal para proteger propiedad física, aunque este uso es secundario. Podemos tomar como ejemplo a los accionistas de una empresa, y trasplantar todo este sistema completamente sobre blockchain.

De esta forma los contratos del blockchain pueden mantener un registro de quienes son los propietarios de las acciones y, utilizando el propio blockchain, permitir que los accionista elijan a los miembros de la junta directiva o los empleados. Un sistema de propiedades inteligentes también puede ser integrado directamente sobre blockchain, lo que permite controlar vehículos, cajas de depósitos y hasta construcciones.

DAO es como el santo grial de las DO. Es una entidad que vive enteramente en internet y existe de forma autónoma, aunque requiere de contratar personas para realizar ciertas tareas que ella no puede realizar.

Cambiando la gobernanza con DAO

La gobernanza es la forma en que las reglas, normas y acciones de cómo las personas interactúan entre sí son estructuradas, sostenidas, reguladas y responsabilizadas. Regula los procesos de toma de decisión entre los actores involucrados en un problema colectivo que deriva en la creación, reforzamiento o reproducción de norma e instituciones sociales.

El grado de formalidad depende en las reglas internas de una organización en particular, y de forma externa de los socios del negocio. Por tanto, la gobernabilidad puede tomar muchas formas, impulsada por motivaciones diferentes y con muchos resultados diferentes.

La gobernanza se refiere a todos los procesos de gobierno, ya sea en un gobierno propiamente dicho, un mercado o red, familia, tribu, formal o informal, a través de las leyes, normas, poder o idioma. Blockchain puede cambiar las actuales estructuras de gobierno de todo tipo, y desafiar la forma en cómo entendemos un gobierno.

Con gran parte de nuestra sociedad organizada con un esquema de control de arriba hacia abajo, blockchain promete una forma de coordinación más descentralizada y espontánea en lugar de estructuras regidas. Para eso enfrenta a dos problemas tradicionales de las estructuras tradicionales:

  1. Problema del agente principal
  2. Altos costos de transacciones en la coordinación.

Los contratos inteligentes nos presentan un ecosistema que no requiere la confianza entre las partes. Siendo DAO es un sistema aun más complejo que este, nos permite atacar un antiguo problema de gobierno que en economía y política se denomina el problema del agente principal.

Este dilema ocurre cuando el agente, puede ser una persona o una entidad, es capaz de tomar decisiones en nombre de otra persona o entidad, o tener un impacto. En esas situaciones, el riesgo moral ocurre cuando una persona toma más riesgos debido a que otro carga con los costos de los resultados de esas acciones. Esto ocurre usualmente cuando hay una asimetría en la información.

Si la personaste que toma el riesgo de la transacción conoce más acerca de la situación que la parte que paga las consecuencias, los agentes están motivados a actuar en su propio interés, que puede ser contrario al del otro agente.

Por otro lado, con blockchain y los contratos inteligentes se pueden reducir los costos de las transacciones y los niveles de burocracia, pudiendo introducir la posibilidad de encontrar nuevas formas de alinear los intereses y gobernar a los grupos de personas de una manera mucho más descentralizada a lo que conocemos hoy.

¿Cómo funciona DAO?

La Organizaciones Autónomas Descentralizadas funcionan gracias a las reglas codificadas en una pieza de software llamada contrato inteligente. Esta es una entidad que vive en el blockchain y lo hace de forma autónoma.

Existen distintas características que son necesarias para el buen funcionamiento de una DAO:

  • Transacciones de tokens: Para que un DAO pueda existir es necesario algún tipo de propiedad interna que posea valor de algún modo y que pueda ser utilizado como mecanismo de recompensa para algunas actividades. Los fondos para esto son reservados en la creación de la organización, ya que la misma no tiene una estructura jerárquica, ejecutivos ni gestores.
  • Autónoma: Una vez que es implementada esta es independiente de sus creadores y no puede ser influenciada por fuerzas externas. Las DAO suelen ser de código abierto, transparente e incorruptibles. Las transacciones financieras de estas son registradas junto con sus reglas en un blockchain. Esto elimina la necesidad de involucrar un tercero.
  • Consenso: Si se requiere extraer fondos o moverlos hacia la DAO, es necesario que la mayoría de los participantes (esto se puede cambiar mediante código) lleguen a un acuerdo en la decisión. Incluso si un error es encontrado en el código, este no puede ser corregido hasta que no haya sido votado mediante un proceso y la mayoría tome la decisión de hacerlo. Pudiendo llegar a ser un enorme problema al dejar abierta una vulnerabilidad explotable.
  • Contratistas: Una DAO no puede construir un producto, escribir código o desarrollar hardware. Para eso es necesario un contratista que es elegido a través de una votación.
  • Propuesta: Las propuestas son la forma primaria para tomar decisiones en una DAO. Pero es necesario evitar que las personas sobrecarguen la red con ellas. Por tanto para pode realizar una se requiere un deposito monetario, que previene a las personas de generar spam.
  • Votación: Luego de enviar una propuesta, es tiempo de votar. Así, las DAO permiten a las personas intercambiar valor económico con cualquier persona del mundo. Ya sea que se trate de una inversión, recaudar dinero, prestar, pedir prestado, etc. todo se realiza sin intermediarios y confiando en el código.

Todas las criptomonedas que utilizan un blockchain publico son una DAO, como Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Monero, etc. Las DAO modernas son complejos contratos inteligentes que se encuentran por encima del blockchain. The DAO fue un ejemplo de DAO que funcionaba encima de Ethereum.

Estructura DAO

DAO como vehículo de financiamiento

Ya que los contratos inteligentes funciona encima de las redes de blockchain como Ethereum, estos pueden ser programados para recolectar y gestionar valor económico real en grandes cantidades, lo que se denomina una ICO.

El proyecto de The Dao fue una ICO. Tenia el objetivo de ser un fondo de inversión descentralizado autónomo sin la necesidad de un gestor de fondos. Era considerada la ICO más grande de todos los tiempos, ya que consiguió recaudar cerca de $150 millones en criptomonedas.

Todo el mundo estaba dispuesto a invertir con la garantía de una porción de las futuras ganancias de la compañía. Además, estas acciones podían ser negociadas por otros activos listados en exchanges de criptomonedas, incluyendo monedas fiat como criptodivisas.

A pesar de que este experimento acabo de forma prematura debido un espectacular hackeo que posteriormente genero mucha controversia y derivo en el hard fork de Ethereum Classic, la idea de un nuevo modo de crowdfunding, basado en la emisión de tokens de blockchain como acciones, tuvo éxito, encendiendo las mentes de los emprendedores en todo el mundo e iniciando un frenesí de ICO.

Un numero inmenso de startups comenzaron a recaudar fondos para el desarrollo de productos, servicios o protocolos, con la esperanza de que en el futuro esas acciones acompañaran el éxito de la compañía.

En lugar de complejas, inciertas y estrictas reglas contractuales entre los inversores y fundadores, estas startups confían en este tipo de DAO y sus contratos inteligentes para gestionar la relación.

Pero circunvalar los sistemas legales, y la legalidad en sí, no es el interés principal de la mayoría de estas empresas. En su lugar, buscan sortear las barreras de entradas que les permiten poner en practica sus proyectos.

La idea es la de un nuevo tipo de economía compartida, donde los usuarios de un servicio son al mismo tiempo sus propietarios. Esto ofrece a las empresas nuevas bases morales para aventurarse en áreas legalmente grises.

Conclusión

Las startups que buscan operar como una DAO necesitan de un marco legal que les permita conducir sus negocios no solo dentro del mundo del blockchain, sino también interactuar con el mundo real, los instrumentos del sistema financiero tradicional y la propiedad intelectual. Para esto deben superar dos farreras importantes.

Por un lado, las startups necesita conocer qué tipo de regulaciones aplican en su jurisdicción cuando venden tokens, ya que los mismos pueden representar una participación en los futuros beneficios. Quizás puedan aplicarse las actuales regulaciones sobre valores o crearse nuevas.

Por otro lado, las startups necesitan un marco contractual legal viable que permita a las DAO integrarse al marco institucional actual en torno a los tres campos mencionados de propiedad física e intelectual, así como a las finanzas tradicionales.

Ambos problemas son difíciles de enfrentar debido a que requieren a un abogado en el sector, uno que antes solo era parte de la literatura de ficción.

Sin embargo, en una medida necesaria, donde las respuestas parciales pueden ser desarrolladas por una entidad con el personal adecuado, con experiencia en la resolución de problemas complejos de cumplimiento que surgen en áreas tales como derecho internacional privado, financiero, comercial, corporativo y tributario.

Fuente: https://blockchainhub.net/dao-decentralized-autonomous-organization/

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Suscribete

Precio de Criptomonedas