Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es El IPFS? [Sistema de archivos interplanetarios]

Qué Es IPFS

El IPFS, o InterPlanetary File System, es una red punto a punto distribuida de compartición de archivos que busca transformarse en una nueva internet descentralizada.

Uno de los problemas más grandes que posee actualmente la Internet es la centralización. Esto no es necesariamente del todo malo, ya que permite entregar información a los usuarios a gran velocidad.

La misma se encuentra centralizadas debido a que prácticamente toda la información se encuentra en grandes servidores controlados por algunas pocas compañías.

Esto lleva a que Internet sea vulnerable a la censura y además crea u único punto de falla.

Para resolver este problema lo que se busca conseguir es una red que sea lo más descentralizada posible. Así como encontramos otras soluciones descentralizadas, como es el caso de las finanzas descentralizadas, también se busca alcanzar lo mismo pero con la internet en general.

Un sistema para almacenar y acceder a archivos de manera descentralizada, que le han dado el nombre de InterPlanetary File System, o Sistema de archivos interplanetarios en español.

Hoy veremos como funciona y que busca arreglar del sistema actual, ya que eso explicara exactamente su importancia para la sociedad.

¿Cómo funciona el InterPlanetary File System?

Internet sobre IPFS funciona de tal manera que todos los nodos, u ordenadores de este sistema, se encuentran conectados entre sí. Los cuales almacenan información y puedan compartirla con otros que la requieran.

Si alguien necesita un archivo o página web, una copia es cacheada en su nodo. A medida que más personas piden por esta información, se generaran más copias de la misma.

Al final, la información podrá ser suministrada por cualquiera de los nodos, o una combinación de ellos, que tengan una copia con la misma.

De esta forma, el esfuerzo de guardar la información y completar una petición será compartida entre muchos nodos.

Esto generará un nuevo tipo de dirección web. En lugar de tener que conocer donde se encuentra la información que buscamos, utilizando una dirección que nos enruta hacia ella en específico, la internet descentralizada se basa en un enrutamiento basado en el contenido.

No debemos decir donde se encuentra alojada la información, sino que pedimos lo que necesitamos, y esta es buscada y entregada a nosotros.

Debido a que la info está almacenada en muchos ordenadores diferentes, podemos conseguir que la misma sea entregada de varias fuentes al mismo tiempo, algo similar a lo que ocurre cuando realizamos descargas de torrents.

Esto se realiza de este modo para conseguir reducir la latencia, el ancho de banda y evitar los cuellos de botellas que suceden cuando se utilizan un único servidor.

Al no utilizar un modelo centralizado, esto también nos trae varios beneficios en materia de seguridad, ya que ahora los hackers no tendrán un solo lugar al que atacar.

Eso si, muchos tienen la preocupación, genuina, de que sus archivos, imagines, videos y otros tipos de contenidos estarán alojados en el ordenador de terceros.

Pero la realidad es que el IPFS no es como si fuera un Dropbox donde nos conectamos y subimos y bajamos archivos, su funcionamiento es diferente.

Se trata de algo en lo que participamos, al montar un nodo o pagándole a alguien que pueda proveer este servicio de manera profesional.

Y mientras no elijamos compartir o hacer público algo, entonces nuestra información no será accesible para todo el mundo. Incluso decir que subimos no es del todo cierto, lo que realmente hacemos es importar archivos de otras personas a nuestro nodo.

Para que nadie pueda ver nuestra información, pero si importarla a sus nodos y compartirla con otros, debemos encriptar la misma. Así solo las personas que estén habilitadas a verlas podrán hacer uso de ella.

Cuando se transmite la información, y en función de que nadie la intercepte, esta es encriptada en ambas direcciones. Pero los archivos por defecto no están encriptados en el nodo. Esta es una tarea que queda en nuestras manos cuando decidimos utilizar este servicio.

En parte es bueno, ya que IPFS no obliga a utilizar un sistema de encriptación oficial.

¿Cómo se almacena la información actualmente?

La mayoría de la información que encontramos a diario en internet se encuentra alojada en grandes centros físicos que llamamos servidores. Allí encontramos millones de webs alojadas en ordenadores uno encima del otro.

Una gran proporción de estos servidores, y por tanto internet, es controlada por gigantes como Google, Amazon, Microsoft e IBM.

Cualquiera puede pagar para poder acceder a estos servidores, pudiendo luego subir archivos y crear su propio sitio web.

Esto es lo que se conoce como Web2, y son las plataformas que visitamos a diario. Como esta, donde los archivos están subidos a estos servidores y para poder acceder a ellos necesitamos una dirección web.

Estos son los pasos que se realizan:

  1. Alguien sube archivos a un servidor para crear un sitio web, lo cuales quedan almacenados en un ordenador centralizado.
  2. A estos archivos se le asigna una dirección, también conocida como URL o Uniform Resource Locator (Localizador Uniforme de Recursos).
  3. Para poder acceder a ellos debemos conocer esta URL e ingresarla en nuestro navegador para que haga la petición.
  4. Ahora el servidor busca los archivos que nos interesa y se los entrega al navegador par que este nos lo muestre.

Todo este proceso de acceso de archivos en internet se llama direccionamiento basado en la localización. Que aunque funciona, tiene muchos problemas asociados de los que algo hablamos, pero que ahora miraremos en más profundidad.

Problemas de los servidores centralizados

Ahora que sabes como funciona todo esto de las páginas web y los servidores centralizados, ¿crees que es una buena idea confiar en un solo lugar?.

No solo hablamos de sitios webs como tal, sino de otro tipo de información que nos interesa, como documentos, imagines, videos y todo aquello que nos es importante y que almacenamos en la nube, con servicios como Google Drive, iCloud o Dropbox.

Estos servicios funciona bien, pero siempre corremos el riesgo de que sean accedidos por terceros o que directamente sean borrados de estas plataformas.

También existe el problema de que al ser un único lugar, hay muchos riesgos que podrían sufrir. Veamos el ejemplo de esta web, si algo sucede con el servidor, la misma queda inaccesible por algún tiempo.

Y esto no es algo poco común, webs grandes con mucho dinero en recursos, como Facebook, Instagram o WhatsApp han sufrido de estas caídas en el pasado.

Por último, los hackers lo tienen muy sencillo al tener un solo lugar al que atacar si buscan robar información o dejar inoperativo un servidor.

Los gobiernos también pueden tener influencia sobre los mismos, censurando e impidiendo tener otro discurso que no sea el que quieran imponer. Esto pude ser realizado muy fácilmente porque no es muy complicado conocer donde se encuentra la información.

Por suerte, están surgiendo alternativas para generar más descentralización, como ocurre con el dinero en el caso de Bitcoin y con las finanzas descentralizadas en el caso de Ethereum. En concreto, el almacenamiento de la información con IPFS.

¿Cómo se almacena la información en el IPFS?

La información en IPFS se almacena en trozos de 256 kB, llamados objetos IPFS. Cualquier archivo más grande que eso es dividido en varios de estos objetivos para que puedan ser acomodados.

Para saber que objeto se vincula con otro, cada uno de ellos tiene un enlace a todas las otras partes, lo que conforma el archivo más grande.

Cuando un archivo es agregado a la red de IPFS se le da un identificador único, que es un hash ID de 24 caracteres, que se llama «Content ID» o CID.

Este es importante para la red, ya que sirve para identificar y referenciar dentro de la misma. Además, es utilizado para calcular la integridad del archivo cuando es obtenido. Y es que en el caso de que el hash arroje un valor diferente, entonces el archivo ha sido modificado.

A veces esto puede ocurrir porque su dueño lo ha actualizado, y no por un error o modificación adredre, por suerte IPFS maneja un versionado de archivos.

Esto implica que el nuevo archivo es almacenado con las versiones previas. Donde esta solución opera como un sistema distribuido de archivos, que junto con el versionado provee un cierto grado de inmutabilidad.

Ejemplo

Supongamos que almacenamos un archivo en nuestro nodo de IPFS, y alguien llamado Pedro lo pide y lo descarga en su propio nodo.

La próxima persona puede pedir este archivo de nosotros, de Pedo o como sucede en los torrents, descargando partes de diferentes fuentes (nosotros y Pedro).

Cuantas más personas descarguen el archivo, más nodos lo tendrán, lo cual ayudara a que su disponibilidad aumenten y que sea más fácil acceder a esta en el futuro.

Pero en el sistema también existe un recolector de basura, que cada tanto elimina estos objetos cacheados. Siendo decisión del nodo decidir si quiere que un archivo sea almacenado permanentemente o no. Si se elige esta opción, entonces no será borrado durante esta limpieza.

También podemos pagar por almacenamiento en otros nodos para que la información se mantenga viva en la red y que no sea borrada durante estas limpiezas.

Esto puede ser interesante para tener copias de respaldo o para páginas web que pueden ser accedidas más rápidamente al funcionar de manera similar a un CDN.

Por otro lado, es un sistema interesante para ciertos eventos como cuando hay una noticia que se vuelve viral. Actualmente, si eso ocurre con tu sitio web, este podría sufrir un alto volumen de tráfico que llevaría a la caída del servidor, y es que no da abasto con todas las peticiones. Pero al funcionar como un sistema de cache, otros nodos podrían servir la info a nuevos usuarios.

¿Por qué usar el IPFS?

A medida que nuestras vidas se vuelven más digitalizadas, necesitamos encontrar un lugar donde almacenar toda nuestra información de manera confiable.

Esto implica que no podemos confiar en unas pocas entidades centralizadas que gobiernan la mayoría de la información a nivel mundial. Aquí es donde justamente el IPFS brilla.

Los beneficios de reemplazar los servidores centralizados con algo como IPFS son bastante obvios. Tenemos acceso confiable a nuestra información y la de otras personas de manera descentralizada en varios ordenadores que apoyan este sistema.

Con IPFS obtenemos un sistema de almacenamiento que no solo es inmutable debido a su naturaleza desacralizada, sino que es accesible las 24 horas del día, los 365 días del año sin ningún fallo.

También seremos capaces de acceder a la información sin ninguna restricción por censura. No habría un gobierno o empresa poderosa que nos diga a que información acceder y a cual no.

Plataformas como Twitter pueden borrar tweets o bloquear usuarios que no siguen una línea argumental que les gusta, pero con un sistema distribuido esto no podría suceder.

Así obtendríamos una internet más democrática y que esté centrada en el usuario, siendo resistente a la censura y a la manipulación.

Ventajas y Desventajas de Sistema de archivos interplanetarios

Muchas de las ventajas ya la hemos ido nombrando, pero si te ha salteado el artículo hasta este punto, aquí te dejamos un resumen.

También hay algunas desventajas de las cuales no hemos hablado y que necesitamos conocer, ya que si no estaríamos diciendo todo lo bueno y dejando de lado algunos aspectos negativos.

Pros

  • Los usuarios pueden comunicarse con otros nodos y acceder a la información, incluso si una parte de la red está bloqueada por alguna razón.
  • Ya que no se requieren servidores, al menos no en forma centralizada, la información puede ser distribuida sin costo alguno.
  • La información, al estar disponible en varios nodos, puede ser descargada a mayor velocidad.

Contras

  • Por ahora, configurar un nodo de IPFS es un poco complicado y necesita de la utilización de comandos. Hacen falta aplicaciones más amigables con el usuario.
  • Un nodo de IPFS puede consumir mucho ancho de banda, lo cual no es conveniente para conexiones de internet limitadas.
  • Los dos puntos anteriores llevan a que los nodos sean corridos por personas a los que se les da fácil la tecnología, que lleva a que existan pocos nodos y eso haga que la descentralización sufra.

Resumen

  • La mayoría de la información de Internet actualmente es almacenada en servidores centralizados que están en poder de algunas pocas empresas, como pueden ser Amazon o Google.
  • Estos servidores pueden caerse, como ha sucedido en el pasado, con sitios webs grandes como Facebook, Instagram y WhatsApp.
  • Como tienen un punto central de falla, los gobiernos pueden censurarlos y manipular la información, así como los hackers pueden atacar el servidor y generar distintos problemas.
  • El Sistema de archivos interplanetarios, o IPFS, es un sistema de almacenamiento distribuido que no funciona con servidores centralizados, sino con nodos como sucede en Bitcoin.
  • Esto lo vuelve resistente a las caídas, censura y ataques, mientras que hace que internet sea un lugar más libre.,

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario