Ethereum

¿Qué Es La Bomba De Dificultad De Ethereum? [Difficulty Bomb]

Qué Es La Bomba De Dificultad De Ethereum

La Bomba de Dificultad de Ethereum es un incremento repentino en la dificultad de la minería de esta criptomoneda para que los mineros prefieran dejar atrás la Prueba de Trabajo cuando se cambie a la Prueba de Participación.

Ethereum es una criptomoneda, que al igual que muchas otras, utiliza un mecanismo de consenso que utiliza grandes cantidades de energía y poder de procesamiento computacional, llamado Prueba de Trabajo.

Esta tarea es realizada por los llamados mineros, que utilizan su hardware y su acceso a energía barata para poder obtener recompensas por cada bloque minado.

Para algunos esto puede generar centralización, ya que se requiere invertir mucho capital en algunas criptomonedas que usan este mecanismo (como Bitcoin), porque solo permite a un grupo reducido de personas o empresas puedan hacerlo. Pero en el caso de Ethereum, que se puede minar con GPU, no es tan preocupante.

Aun así, este algoritmo de consenso no resuelve el problema de la escalabilidad de Ethereum, por lo que se ha estado buscando alternativas para solucionarlo.

Una de ellas es la actualización 2.0 de Ethereum, la cual modifica principalmente este mecanismo de consenso para pasar a uno de Prueba de Participación.

Aquí es donde entra la idea de la bomba de dificultad, que es un aumento intencional y repentino de la dificultad de la minería.

Esto generaría un incremento exponencial del tiempo que se tardaría en minar un nuevo bloque en la cadena de Ethereum, para que de esta forma ocurran varias cosas:

  • Que los mineros de la criptomoneda dejen de utilizar grandes cantidades de energía sobre la Prueba de Trabajo al eliminar los incentivos.
  • Modificar la actividad de creación de ETH.
  • Evitar que se genere un nuevo fork de Ethereum.
  • Obligar a los nodos a actualizar.

¿Por qué es importante este concepto?

En el mundo de las criptomonedas, la dificultad determina que tantos recursos se necesitan para minar un bloque de una cadena de boques en particular.

¿Qué es la dificultad de la minería en Bitcoin?. Ejemplo que sirve para entender este concepto en cualquier criptomoneda.

La minería es un concepto que a veces se presta a confusión, pero que en definitiva consiste en encontrar una cadena (un hash) con una longitud de 64 caracteres. Cualquier minero que logre resolver este problema, será recompensado con una X cantidad de criptomonedas.

La cadena de bloques de Ethereum tiene una característica construida dentro de su código que hace que la dificultad aumente con el paso del tiempo. Cuantos más bloques se hayan minado, más difícil y más tiempo llevara encontrar el próximo bloque.

Aquí es donde entra la bomba de dificultad, que aumenta el tiempo y recursos que son necesarios para minar un bloque de tal manera que se hace prácticamente inviable seguir haciéndolo.

Esto se hace en función de que se utilice la Prueba de Participación, la cual en teoría gastaría un 99% menos que un sistema con Prueba de Trabajo. Pero aunque esto sea cierto, la realidad es que plantea ciertas dudas de si este nuevo sistema será lo suficientemente descentralizado y seguro.

Este escenario es lo que se conoce como la Era del Hielo de Ethereum. Una época en la que Ethereum cambiara de Prueba de Trabajo a Prueba de Participación.

Mientras que en el primer mecanismo los mineros deben competir entre ellos para resolver el hash y ganar recompensas, el nuevo mecanismo distribuirá las recompensas de acuerdo a las criptomonedas que stakeen (¿qué es el staking?).

Básicamente, el mecanismo funciona de tal forma que los dueños de las monedas las stakean (o bloquean) para que sirvan como garantía, lo cual le permitirá de forma aleatoria validar transacciones y ganar recompensas.

La importancia de la bomba de dificultad es obligar a que las personas cambien a esta nueva forma en como funciona el sistema.

Los planes para la bomba de dificultad

La bomba de dificultad es un arma disuasoria para los mineros, que podrían querer continuar usando un mecanismo de Prueba de trabajo, aun cuando la cadena principal ya haya cambiado.

Una razón por la que los mineros no querrían cambiar a una Prueba de Participación es que sus ganancias se verían afectadas, y es que probablemente ganarían menos o perderían sus ingresos.

Si la gran mayoría continuaran minando y existieran nodos completos ejecutando esta cadena de bloques antigua, entonces se podría producir un fork.

Los desarrolladores y fundadores de Ethereum se anticiparon a este problema y decidieron incorporar una herramienta para incrementar la dificultad de la minería, a la cual llamaron bomba de dificultad.

Esta se supone influenciaría el cambio de mecanismo de consenso y ayudará a que la transición de Ethereum 1.0 a 2.0 sea más sencilla.

Sin embargo, migrar a Ethereum 2.0 presenta un enorme desafío para los desarrollados, que han estado posponiendo la nueva versión, así combo la bomba de dificultad.

Si la implementaría ahora, antes de que Ethereum comience a funcionar con Prueba de Participación, entonces las transacciones podrían volverse más lentas, lo que llevaría a un menor valor de la criptomoneda para los usuarios e inversores.

Hasta la fecha ha habido 5 actualizaciones en Ethereum, junto con algunas correcciones de errores, las cuales han ido empujando la fecha del lanzamiento de la bomba de dificultad:

  • 2017: actualización Byzantium.
  • 2019: actualización Constantinople.
  • 2020: actualización Muir Galcier.
  • 2021: actualización London.
  • 2021: actualización Arrow Glacier.

Se espera que cuando finalmente estén listos para dar el salto final a Ethereum 2.0 también se active la bomba de dificultad. Algo que luego de ese periodo ya no tendría sentido debido a que la minería no otorgara recompensas, y menos si la actualización ha sido exitosa y no surgió ningún fork.

Resumen

  • La bomba de dificultad de Ethereum se refiere a un aumento exponencial de la dificultad de la minería que llevaría a que los mineros no encuentren rentables seguir en esta actividad. Una acción destinada a transicionar de una Prueba de Trabajo a una Prueba de Participación.
  • La dificultad de la minería es el tiempo y la cantidad de recursos que son necesarios para verificar un bloque con transacciones en la cadena de bloques.
  • La bomba de dificultad se ha retrasado 5 veces hasta el momento, mientras los desarrolladores continuan trabajando en Ethereum 2.0.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario