Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es Una Shitcoin? ¿Es Buena Idea Comprarlas?

Qué Es Una Shitcoin

Este término se utiliza para referirse a una criptomoneda que tiene poco o ningún valor, o cuando una moneda digital no tiene un propósito inmediato.

Esta palabra es usada habitualmente para referirse a una altcoin de forma peyorativa que fue desarrollada después de que Bitcoin se volviera popular.

El poco valor de una shitcoin está dado por la falta de interés de los inversores debido a que no hay ningún uso apárrente en esta moneda más que la pura especulación de su precio.

Por tanto, es también un término utilizado para referirse a una mala inversión.

Origen

El nombre shitcoin proviene del mundo de las criptomonedas y como se hizo popular es un misterio. La única información que se tiene sobre esta palabra es una encontrada poco después de que Bitcoin se creara en la publicación de un foro.

Más precisamente, se hace mención a shitcoin en este post (que tiene fecha 2 de noviembre de 2010):

Mencion a shitcoin en un foro

Eso lo dices ahora, pero si el bitcoin despega de verdad, veo que aparecerán muchos imitadores para hacerse rico: gitcoin, nitcoin, witcoin, titcoin, shitcoin…

En reddit la primera mención de esta palabra apareció hace 10 años en 2011. Y de acuerdo a Google Trend, no hubo mucho interese en ella hasta 2017-2018, cuando el precio de las criptomonedas exploto.

Google trend de la palabra shitcoin

¿Cómo identificar una?

El interés de las criptomonedas creció enormemente desde que Bitcoin fue presentado en el 2009. Esto ha hecho que otras personas desarrollaran sus propios proyectos en este sector y promovieran el uso de la tecnología blockchain.

Usando esta idea, muchos han creado sus propias criptomonedas alternativas, también conocida como altconis, que tienen diseños similares a Bitcoin o que la mejoran tecnológicamente hablando.

Los desarrolladores, cuando presentan su cripto, suelen contarle al mundo cuantas monedas o tokens estarán disponibles. En el caso de Bitcoin sabemos que solo podrá haber 21 millones, que se van creando poco a poco con el proceso conocido como minería (conoce más sobre la minería de Bitcoin).

Este límite es una característica muy importante de del BTC porque la hace escasa, algo que los inversores y economistas consideran importante para contrarrestar los ofertas de la inflación.

En teoría, el incremento de la oferta de una criptomoneda genera que se diluya su valor, así como ocurre con el dinero fiduciario. Aunque la oferta es solo una parte de la ecuación, y es necesario también la demanda para que su precio se incremente.

Por eso una altcoin puede tener un suministro (cantidad total) fijo, pero para que se produzca un aumento de su valor tiene que haber un incremento de su demanda.

Ahí es donde entra el uso práctico que le podemos dar a una criptomoneda, donde en muchos casos es limitado más allá de la compra o venta de este bien digital.

En ese momento es cuando se dice que su cotización no es más que pura especulación, lo cual no es una mala palabra, pero si cuando es todo lo que tiene para ofrecer.

Por tanto, cuando las personas se refieren a una shitcoin, están diciendo que esa criptomoneda solo tiene valor porque existe.

Las shitcoins son muy fáciles de identificar debido a que siguen un patrón bastante específico.

Si bien puede haber cierto interés por la moneda en su lanzamiento, incrementado su precio de forma exponencial en el corto plazo, esto es seguido por una caída estrepitosa que es igual o más acelerada que la subida.

Se trata del resultado del interés por sacar ganancias rápidas y luego vender para capitalizarlas.

¿Dónde comprar una shitcoin?

Las shitcoins, por lo general, son criptomonedas con una capitalización de mercado muy pequeña, que se pueden comprar en diferentes exchanges.

No existe un variable en particular que nos haga pensar que una criptomoneda en particular es una shitcoin, más bien se trata de una apreciación subjetiva.

Por tanto, las podemos encontrar en prácticamente cualquier lugar donde vendan criptomonedas en general, ya sea Binance, Bittrex, etc. No existe un mercado exclusivo para ellas.

¿Por qué querríamos hacerlo?

Las criptomonedas con poca capitalización de mercado son lo que se conoce como las monedas con altos riesgos y altas recompensas.

Aquí podemos ganar mucho dinero pero también perderlo todo. Los dos escenarios que podríamos encontrarnos en una cripto así son:

  • La shitcoin que compramos es víctima de un esquema de pump & dump
  • La shitcoin que compramos no es necesariamente una y somos parte de los primeros inversores

Ambas situaciones pueden ser muy beneficiosas para el inversor si sabemos exactamente cuando vender. En algunas ocasiones, muy poco inversión puede significar grandes retornos.

Solo debemos asegurarnos de identificar bien los objetivos y mantenernos lo menos emocionalmente vinculados a esta criptomoneda. Es decir, si sube mucho vender y no pensar que seguirá haciéndolo o que la queremos conservar para hacer hodl.

Un ejemplo de criptomoneda que las personas consideraban shitcoin, pero no lo era, es XVG, que tuvo un impresionante incremento de su precio.

Esta cripto orientada a la privacidad tuvo un breve periodo de tiempo (1-2 meses) donde su precio se disparó aumentando un 8.000%. Muchos inversores hicieron gran cantidad de dinero.

Por desgracia, el precio se desinfló poco después al no tener una gran propuesta de valor.

Mejores prácticas antes de comprar

Además de prestar atención a aquellas señales tan características de las shitcoins, es también importante hacer un trabajo de investigación más profundo antes de invertir.

Aquí hay un par de consejos que te ayudara a examinar el proyecto para determinar si se trata de una o no.

En mi opinión las shitcoins no lo valen la pena, a pesar del potencial de ganancias que tienen. Por eso aquí te ayudo a buscar la información que te hará pensar que estas en frente de una. Luego lo que hagas con eso depende de ti.

1. Examinar el whitepaper

El primer lugar a donde debemos dirigirnos es al whitepaper, es la pieza más importante de información que podemos hallar.

Lo primero es ver si existe uno como tal, ya que en caso de que no lo tengan ya nos estaría dando un gran indicio de que se trata de una shitcoin.

Segundo, observar como está escrito el mismo. Parece una cosa trivial, pero es importante que un whitepaper esté bien escrito, en un inglés sin faltas de ortografía.

Alguien que no está muy preocupado en el proyecto podría darle un poco igual cometer errores tipográficos o tener una baja calidad. Aunque los creadores del proyecto no hablen inglés de forma nativa, deberían poder contratar a alguien para generar un documento en condiciones.

Tercero, hay que examinar las promesas que hace el equipo detrás.

La mayoría de las personas no lee la parte técnica de un whitepaper. Esto es algo conocido por los creadores de shitcoins, y por tanto se centran en darle un mayor hincapié a la visión del proyecto, la hoja de ruta y los casos de uso.

Sin embargo, es la tecnología la que te permite alcanzar todos esos puntos y, si no está bien explicada o no lo hace directamente, eso ya nos da un gran indicio.

Por ejemplo, podemos tener una criptomoneda que dice que se transforma en el mayor sistema de pagos globales, pero sin una explicación de como lo conseguirá son solo palabras vacías.

Usar muchas imágenes también es una señal de advertencia.

La esencia de un whitepaper es ser un documento técnico con detalles del proyecto. No tiene que ser algo fácil de leer. Si encontramos uno que tenga muchas ayudas visuales y nada de información escrita puede ser otra señal.

Lo mejor es siempre cotejar con otros whitepaper que sabemos que son excelentes ejemplos de proyecto serios. Los más conocidos son el de Bitcoin, Ethereum y Cardano.

Dentro de ellos vamos a encontrar seguramente:

  • La visión del proyecto.
  • Un resumen de los problemas que tienen que resolver y las soluciones a implementar, junto con el porqué de estas.
  • Detalles técnicos de la implementación.
  • Una hoja de ruta creíble.
  • Detalles sobre la oferta inicial de monedas (ICO).
  • Información técnica acerca del propósito de la criptomoneda, tipo, mecanismo y datos relevantes.

2. Buscar señales extrañas en la oferta de monedas

Las ofertas iniciales de monedas son la forma en que los inversores consiguen las primeras monedas del proyecto.

Sin embargo, si una ICO ofrece descuentos muy grandes para aquellos primeros inversores, existe un riesgo de que se trate de una shitcoin.

Permitir a los inversores adquirir con tanto descuento es una oportunidad de poder quitarse de encima todas las monedas a precio real cuando estas comiencen a cotizar y así obtener una ganancia.

La realidad es que si los desarrolladores tuvieran algo de fe en el proyecto no tendrían que utilizar trucos de marketing para poder incentivar las ventas de sus tokens.

Incluso si los tokens no se venden directamente después de una ICO, ofrecer una criptomoneda a un precio muy bajo puede dar lugar a una gran proporción de tokens en manos de unas pocas personas.

Esta es una forma garantizada de traer problemas de gobernanza y centralización política a un proyecto.

Otra señal que debemos buscar en las ICO es la falta de un producto, demo o código.

A pesar de que una ICO nos pide que confiemos en la promesa o visión del equipo de desarrollo, es mejor confiar en uno que tiene algo para enseñar en lugar de solo palabras.

Aunque no tengas idea acerca de programación, vale la pena buscar el repositorio en GitHub para ver si está activo. Si hay una demo, deberíamos evaluarla antes de hacer una inversión.

Investigar al equipo detrás del proyecto también es una buena idea para cometer pocos errores en esto.

Debemos prestar detalle a las credenciales y experiencia. Si han estado involucrados en otro proyecto que ha fracasado, esto debería preocuparnos.

Ver si tiene presencia en las redes sociales, si están activos y utilizan pseudónimos o nombres reales. Al menos, en este tipo de inversión, lo mejor es que el líder no tenga un pseudónimo, a no ser que este tenga algo que ocultar.

Ejemplo de Shitcoins

Si bien este término es subjetivo, aquí hay algunas criptomonedas consideradas por la mayor parte de la comunidad como shitecoin:

  • Dogecoin (DOGE): criptomoneda con el nombre de un meme de un perro Shiba Inu. Todo su éxito se debe al hype más que a otra cosa.
  • Shibu Inu (SHIB): siguiendo el éxito de Dogecoin, SHIB fue creada a partir de la raza de perros. No tiene propósito y su suministro total es de 3 trillones.
  • Safemoon (SAFEMOON): está inspirado en un esquema ponzi, donde los dueños de la cripto son penalizados por vender. Para eso se les recarga con una comisión más elevada al momento de vender.

Resumen

  • Una shitcoin es una criptomoneda que carece de valor o el mismo es muy pequeño, esto se debe a no tener un uso inmediato más que su especulación.
  • El término es usado para señalar altcoins que han sido creadas por el éxito de Bitcoin y no por tener un caso de uso interesante.
  • La característica de estas criptomonedas es el incremento de su precio en el corto plazo y la caída posterior con la misma intensidad, o más, cuando los inversores quieren obtener ganancias.

Conclusión

Debido a la particularidad del mercado de criptomonedas, que es muy nuevo y no existen datos históricos para comparar, y que la tecnología que las hace posible todavía no es comprendida por todo el mundo, pueden estar sujetas a abuso.

A veces es difícil para las personas, en especial sin conocimientos, discernir entre un proyecto serio y uno que ha sido creado por las ganancias.

Evaluar una altcoin no es algo tan sencillo como sucede con otro tipo de activos donde se pueden utilizar modelos, las criptomonedas necesitan otras herramientas.

Sabemos que no están respaldadas por los gobiernos, por lo que no podemos utilizar métricas como el producto bruto interno, los niveles de deuda o la inflación para determinar el precio, algo que si sucedería con el dinero fíat.

Por último, hay que decir que muchas veces la única información disponible es la que se encuentra en internet, la cual puede ser o no confiable.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario