Diccionario de Criptomonedas

¿Qué Es Una Vanity Address? ¿Cómo Generarla?

Qué Es Una Vanity Address

Una vez que hayas configurado tu monedero de Bitcoin, seguramente habrás notado que hay una serie de números y letras que no has podido elegir y que no tienen nada relacionado con tu persona.

Se trata de la dirección pública de Bitcoin, aquella que nos permite enviar BTC a la cuenta. No estaría nada mal poder personalizarla para no terminar con una cadena aleatoria.

Eso es justamente lo que nos permiten hacer las vanity address o direcciones de vanidad, darnos la oportunidad de crear una dirección que contenga ciertos caracteres al comienzo que nos represente a nosotros o nuestra marca.

En el artículo de hoy vamos a discutir acerca de ella en más detalle y aprender como crear una. Pero antes, necesitamos definir que es una dirección de criptomonedas.

¿Qué es una dirección de criptomonedas?

Una dirección de criptomonedas es un conjunto de caracteres que representan un monedero que puede enviar o recibir criptomonedas.

Si buscamos un ejemplo de la vida real, debemos decir que una dirección cripto es similar a la de un correo electrónico o [página web, ya que nos permite acceder a estos servicios

Cada dirección es única y apunta al lugar específico donde se encuentran guardados nuestras criptomonedas en la cadena de bloques.

La mayoría de las direcciones de la blockchain son difíciles de leer para los humanos, ya que son una cadena larga de caracteres y números completamente aleatorios. Sin embargo, para los ordenadores son perfectas.

Ejemplo de dirección de Bitcoin en explorador de Blockchain

Las direcciones son públicas y se puede acceder para explorar la cadena de bloques para conocer cuáles son las transacciones que viajan y salen de esta.

También podemos utilizar estas herramientas llamadas exploradores de blockchain para conocer la cantidad de criptomoneda, o cripto activos, que esta dirección contiene. Siempre y cuando se trate de una cadena de bloques pública y no orientada a la privacidad como ocurre en el caso de Monero.

Aun cuando estas direcciones son públicas, la mayoría son anónimas o pseudónimas, ya que no existe información en la cadena de bloques acerca de la persona que la posee.

Eso sí, puede haber casos en el que se conoce esta información porque se ha podido vincular. Suele ocurrir con exchanges que manejan un gran volumen o fundadores de un proyecto.

Definición de una dirección de vanidad

Para ponerle en término simples, una vanity address es una dirección con ciertas letras o números al comienzo que nos representan de algún modo.

Esto puede ser útil para destacar nuestro monedero cuando enviamos o recibimos criptomonedas, vinculando algo especial de nosotros, como nuestro nombre personal o de proyecto, para hacer más únicos nuestro trabajo.

Si tenemos un cliente al cual le damos la oportunidad de pagar con esta dirección, podremos generar marca o hacernos notar más gracias a este tipo de particularidades.

La mayoría de las direcciones que se crean actualmente se consiguen a través de un proceso aleatorio que nos genera una cadena sin mucho sentido. Por tanto, tener una dirección de vanidad puede hacernos destacar del resto y hasta ofrecer cierta seguridad al usuario que a la hora de pagar, ya que se encontrara con una dirección que nos identifica del algún modo.

Piensa que si es completamente aleatoria, a la hora de pagar quizás no se tomaría el trabajo de revisarla bien, pero si la dirección comenzara con “criptotario”, por ejemplo, entonces seguramente sería algo a lo que le prestaría atención.

1cripTotariomzFVj8ALj6BsifoD4miY36v

En resumidas cuentas, una vanity address es básicamente una dirección personalizable. La mayoría de las direcciones que encontramos son generadas de forma random, pero con este tipo podemos destacar del resto por su aspecto único.

¿Como crear una?

Existen dos formas de hacer una vanity address.

La primera de ella es crearla uno mismo, que es al final la forma más segura de hacerla, ya que nadie conocerá nuestra clave privada y pública.

El problema con esta opción es que debemos tener algunos conocimientos técnicos y descargarnos el software correcto.

Otro aspecto negativo, o que hace las cosas más difíciles al menos, es que necesitamos dedicar una cierta cantidad de poder computacional para el proceso.

Es decir, para encontrar este tipo de direcciones es necesario generar muchas al azar hasta dar con al que nos interesa, y eso puede llevar muchos intentos y un ordenador bastante potente si no quieres pasar días enteros con esta tarea.

El ejemplo de 1Criptotario, que es de 11 caracteres de precisión luego del 1 (esto siempre se encuentra en una dirección de Bitcoin), podría tomar 200.000 años en generarse.

Lo cual se debe a que básicamente debemos probar miles de millones de direcciones antes de dar con los valores correctos. Por eso es que no suelen ser tener muchos caracteres.

En cambio, si buscáramos algo más pequeño, quizás tendríamos más suerte y no necesitaríamos esperar tanto:

DirecciónTiempo promedio
1C< 1s
1Cr< 1s
1Cri< 1s
1Crip< 10s
1Cript3 minutos
1Cripto3 horas
1Criptot1 semana
1Criptota1 año
1Criptotar60 años
1Criptotari3.500 años
1Criptotario200.000 años
1CriptotarioY11.700.000 años
1CriptotarioYA3,3 decillones de años

El segundo método, que no es tan seguro como el anterior, es utilizar alguna herramienta como http://www.vanitygen.net en donde tercerizamos este trabajo a un minero.

Estos mineros utilizan sus CPUs y GPUs para encontrar tu dirección y luego te la envían por correo electrónico o postal.

Esto es mucho más rápido que utilizar nuestro propio ordenador, pero presenta un error grave de seguridad al conocer este servicio tu clave privada. Aun cuando no la almacene y no tenga intenciones de utilizarla en el futuro, no sabemos quién puede haberla visto en todo el proceso. Incluso un malware podría detectarla cuando nos llegue por e-mail.

Otro aspecto negativo es el precio que pagamos por este servicio. En el ejemplo de más arriba tenemos un máximo de 8 caracteres y la opción de que cuando busque distinga entre mayúsculas y minúsculas.

El servicio más caro es de 0,1091 BTC o aproximadamente $5.000 o €4.300.

Al final, lo más seguro es tomarnos el trabajo de crear una nosotros mismos.

¿Cuánto cuesta una vanity address?

Los precios varían de acuerdo a nuestras preferencias:

CaracteresNo DistingueSi Distingue
1GratisGratis
2GratisGratis
3GratisGratis
40,001 BTC0,0015 BTC
50,0015 BTC0,0025 BTC
60,0025 BTC0,0043 BTC
70,0043 BTC0,0217 BTC
80,0195 BTC0,1091 BTC

Seguridad de una Vanity Address

Si bien se puede conseguir cierta optimización a la hora de crear una vanity address, al final del día usamos los mismos procesos para generar cualquier otra dirección.

Por tanto, no es ni más ni menos segura para generar una dirección.

El problema con este tipo de direcciones comienza cuando utilizamos el servicio de un tercero para esto, y esto puede implicar que conozcan la clave privada de nuestro monedero.

Nuestra mayor preocupación viene de la mano de que puedan tener una copia de la clave privada y que eventualmente harán uso de ella para transferir los fondos a sus propios monederos.

Para mitigar este riesgo, muchos servicios de generadores de vanity address ofrecen un proceso de claves combinados donde el usuario generar un par de claves publicas y privadas, y la clave pública es utilizada por el servicio para crear una clave pública complementaria que nos lleva a la dirección de vanidad.

Al final, el usuario fusiona la clave privada que genero junto con la clave privada complementaria para asegurarse de que solo él tiene acceso a los fondos de esta dirección personalizada.

Sin embargo, además del proceso de generación, hay que tener en cuenta la seguridad de las direcciones de vanidad en su uso.

Algunas empresas pueden preferir utilizar direcciones de vanidad porque creen que les ofrece una protección adicional frente a una práctica conocida como “spoofing”, en la que un actor malicioso cambia la dirección.

Por lo tanto, si tenemos una dirección genérica, es poco probable que un usuario sea capaz de detectar el cambio, mientras que si el usuario espera ver una dirección personalizada, puede darse cuenta de este cambio.

Aun así, es importante tener en cuenta que tanto las direcciones genéricas como las ficticias pueden ser falsificadas. Por ejemplo:

1cripTotariomzFVj8ALj6BsifoD4miY36v

y

1cripTotariomzXzj8Ad43BerfoU4hiP78l

Un usuario podría leer rápidamente la primera parte de la dirección y pensar que son la misma. Por eso cuantos más caracteres tengamos en nuestra vanity address, mayor será la protección.

Aunque claro, generar una de estas direcciones es más costoso en tiempo como en dinero, por lo que hay que buscar un término medio.

En estos de las criptomonedas, siempre es una buena practicar chequear los primeros dígitos de una dirección, así como los últimos, en pos de evitar enviar a la dirección correcta. Esto disminuye el riesgo de cometer un error.

Conclusión

Cuando el mundo de las criptomonedas se volvió un poco aburrido, la direcciones de vanidad introdujeron una forma única y creativa para enviar y recibir criptos.

Si alguna vez estás interesado en hacer las cosas más interesantes y tener una dirección personaliza, siempre puedes crearte una.

Si no estás buscando muchos caracteres, la realidad es que puedes hacerlo desde tu casa rápidamente y conseguir una mejor experiencia para que tu monedero resalte. O al menos será algo de lo que hablar con tus amigos.

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario