Ripple

Tres problemas que los inversores de Ripple no pueden dejar de lado

Ripple tiene tres grandes problemas

Segun Weiss Ripple, Ripple no es una mala inversión en este momento, pero existen algunos desafíos que deben ser resueltos si quiere transformarse en la herramienta que los grandes bancos usen en el futuro.

 

Dos problemas del token

La agencia independiente cuyo objetivo es calificar a los instrumentos financieros, Weiss Ratings, ha vuelto a actualizar su lista de criptomonedas. La primera vez lo había hecho en enero dándole una calificación de C+ a Bitcoin que ahora actualizo a B-, esto hizo que se llevará la mayor atención del público general. Pero también ha calificado a varias otras criptomonedas, ayudando así a los inversores a que elijan a las monedas virtuales con mayor potencial y evitando las peores.

Aquí es donde entra en juego Ripple, la tercera criptomoneda en capitalización de mercado, que ha sido puesta bajo el foco gracias a la compañía de ratings.

El editor de Weiss Ratings, Juan M. Villaverde, quien ha estado cubriendo las criptomonedas desde 2012 dijo:

En el corto plazo, el token de Ripple (XRP) no es una mala inversión. Sin embargo, lo que me desconcierta e como los propietarios de XRP pueden esperar sacar provecha de la trayectoria a largo plazo de Ripple.

Para Villaverde los inversores de XRP pueden obtener grandes beneficios en el corto plazo, pero que existen dos grandes dilemas que no pueden ser ignorados del token como inversión a largo plazo.

El primero de ellos es que la compañía, Ripple, depende demasiado de hacer tratos con bancos e instituciones financieras, ayudándoles a tokenizar la moneda fiat y de esta forma reducir costos y tiempos en las transacciones a través del protocolo de Ripple.

Pero la red de Ripple en donde todo funciona solo es un vehículo, que es usado para transforma la moneda fiat en Ripple y luego hacer lo mismo a la inversa. Lo que es aún peor para los inversores, estos no están obligados a usar los XRP para estas transacciones. Según Villaverde:

De hecho, se emitirá un nuevo conjunto de tokens para cada moneda fiduciaria, al igual que los fideicomisos de oro o los fondos emitirán acciones de oro. Este proceso, llamado «tokenización», evita la necesidad de usar el token XRP en primer lugar.

Lo segundo viene de la mano de que Ripple no es una compañía pública, y los tokens no son sus acciones. Por lo tanto los propietarios de estos tokens digitales no tienen derechos a beneficios potenciales de la empresa. Incluso se podría ver a los XRP como simples tokens digitales de muestra para convencer a los bancos de subirse al proyecto.

 

El problema de la competencia

Quizás el peor de los tres problemas a enfrentar por Ripple sea que, al ser una compañía centralizada sufra más las regulaciones, a diferencia de Bitcoin. Villaverde señaló que tomaría:

mucho menos de lo que llevaría prohibir las monedas descentralizadas.

Agregando:

Ripple persigue el negocio de las instituciones financieras tradicionales que están profundamente arraigadas en un mundo controlado por gobiernos e instituciones supranacionales. ¿Cómo se relaciona todo esto con Ripple?.

Luego continúa:

Bueno, sería una tarea relativamente trivial para los gobiernos cerrar XRP.

Este desenlace es obviamente perjudicial para una criptomoneda, en especial para su precio y los inversores de ella.

Si los bancos ven a Ripple como una amenaza para sus modelos de negocios existentes, no solo usaran sus propios tokens digitales para reducir costos, sino que además podrían hacer lobby para que los gobiernos acaben con su competencia. Esto no sería difícil ya que los deudores siempre están a merced de sus acreedores

Aunque las redes globales como SWIFT son tecnológicamente inferiores a RippleNet, el token podría no ser necesitado porque las instituciones y gobiernos podrían emitir sus propios tokens para mantener el control completo monetario, algunos ya lo hacen.

Bitcoin, por otro lado, es apolítico, es un protocolo descentralizado de libre acceso que su token es parte fundamental de su blockchain, es quizás a día de hoy el más seguro y resistente a la censura en todo el mundo.

Villaverde concluyó:

De hecho, es seguro decir que prohibir las criptomonedas descentralizadas sería casi imposible. Pero Ripple no esta descentralizado.

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Suscribete

Precio de Criptomonedas