Bitcoin Criptomonedas

Ratio Stock to Flow de Bitcoin

Ratio Stock to Flow de Bitcoin

Existen muchas formas de determinar el precio futuro de las criptomonedas, especialmente Bitcoin. Pero en el último tiempo, el ratio Stock to Flow ha cobrado una enorme relevancia. Hoy veremos porque y como se calcula.

¿Qué es el modelo de Stock to Flow?

Si tenemos que ponerlo en términos simples, el Stock to Flow (llamado también SF o S2F) es un modelo que nos permite calcular la abundancia de un recurso en particular.

Este nos devuelve un valor que hace referencia a la cantidad de recursos que se tienen en reservas divididos por la cantidad que se produce de forma anual.

Este modelo se suele usar generalmente para los recursos naturales, como por ejemplo el oro. Veamos con un ejemplo para que se entienda mejor el concepto.

La estimación de cuanto oro extraído existe en la actualidad varía entre distintas fuentes, pero el World Gold Council cree que existe alrededor de un total de   190.000 toneladas que ya han sido minadas. Esta cantidad es lo que conocemos como stock. Mientras que anualmente se agregan unas 2.500-3.000 toneladas de este mineral, lo que se entiende como flow.

Con esta información podemos calcular el S2F de manera bastante sencilla, relizando el cálculo Stock/Flow. Pero aquí lo que importa es como interpretamos este resultado.

El mismo nos cuenta de cuál es la proporción de nuevos recursos que se añaden todos los años a las reservas totales.

Cuanto más alto es este ratio, menor es la cantidad en términos relativos que entran al mercado. Si es este el caso, estamos ante un activo que en teoría retiene su valor a largo plazo, y quizás lo aumente.

Por el contrario, los bienes consumibles y los commodities industriales por lo general tienen un bajo SF. Esto se debe a que su valor para la industria está en su destrucción o consumo, lo que hace que el stock actual sea lo que necesite la demanda.

Esta clase de activos por lo general no tienen un gran valor para sus dueños, por lo que son malos activos para la inversión. Puede que su precio aumente en un momento determinado, debido al temor de la poca oferta en el futuro, pero por lo general la producción de estos es estable.

Algo importante a saber, es que la escasez no necesariamente implica que el recurso tenga valor. El oro no es tan escaso si tenemos en consideración que hay 190.000 toneladas disponibles. El Stock to Flow nos sugiere que algo es valioso porque su producción anual es pequeña y constante en proporción al total.

¿Cuál es el ratio S2F del oro?

Históricamente, el oro ha tenido uno de los S2F más alto dentro de los metales preciosos. Pero si queremos saber cuanto exactamente debemos aplicar la fórmula que conocimos antes.

Entonces, dividimos 190.000 por 3.000 y obtenemos un ratio Stock to Flow de aproximadamente 63. La forma de interpretarlo es que tomaría 63 años en minar esas 190.000 toneladas de oro que existen actualmente.

Claro que, todas las cifras que manejamos son estimados, y si en los próximos años las toneladas minadas asciende a 4.000, por ejemplo, entonces el ratio sería de 47,5 años.

Ya que tenemos la cantidad de oro que hay extraído en la actualidad, también podemos calcular su valor. Así de esta forma podemos compararlo con el mercado de las criptomonedas.

Actualmente el kilo del oro tiene un valor de $59.250, que multiplicado por las 190.000 toneladas nos arroja una cifra de 10.307.500.000.000 (más de 10 billones).

Como dato de color, si combinamos toda esta cantidad de oro podríamos llenar un estadio. Aunque sería uno muy costoso.

Si ahora comparamos esa cifra con el de las criptomonedas, vemos que el total del mercado cripto tiene un valor total de $1,4 billones.

Stock to Flow en Bitcoin

Si sabemos como el Bitcoin funciona, no nos es muy difícil entender como aplicar el modelo S2F al Bitcoin (¿Qué es la minería de Bitcoin?). El ratio simplemente trata el BTC como si fuera una commodity escasa, como ocurre con el oro y la plata.

El oro y la plata a veces son utilizados como refugio de valor. Esto es porque en teoría deberían conservar su valor en el largo plazo por el hecho de que son relativamente escasos y por su bajo flow.

Lo que es más interesante, es que es bastante difícil aumentar su producción de forma significativa en un periodo corto de tiempo. Ya que eso implicaría mejoras tecnológicas que no surgen en el corto plazo.

De acuerdo a los seguidores de este modelo, el Bitcoin es un recurso similar. Es escaso, es relativamente costoso de producir y tiene un máximo que puede existir de 21 millones.

Por otro lado, se puede predecir completamente su flow debido a que esto está determinado dentro de su protocolo, obligando a los mineros siempre a extraer una cierta cantidad en un periodo de tiempo preestablecido. Si sabemos lo que es un Halving, entendemos que cada 4 años la producción de Bitcoin se reduce a la mitad.

Comparativa entre bitcoins minados y recompesa

De acuerdo a los que apoyan este modelo, las propiedades de Bitcoin combinadas lo hacen un recurso digital escaso con grandes características que le permiten mantener el valor a largo plazo.

Además, sostienen que hay una relación estadística entre el Stock to Flow y el valor de mercado. Según las proyecciones, el precio de Bitcoin podría ver un incremento significativo con el pasar del tiempo debido a su constante incremento del ratio.

¿Cuál es el S2F de Bitcoin?

La actual cantidad de BTC circulantes es de aproximadamente 18,6 millones, mientras que la cantidad que se mina anualmente es de aproximadamente 0,328 millones.

Por tanto, el valor actual de este modelo nos arroja una cifra de 56. Todos los años, a medida que se incremente la cantidad circulante, y cada 4 cuando se produce un Halving, este valor no hará más que crecer.

En la imagen que les muestro a continuación podemos ver una relación histórica de las medias móviles a 365 días del SF de Bitcoin y el precio.

Relación precio y Stock to Flow BitcoinLas limitaciones del modelo

Mientras que el Stock to Flow es un interesante modelo para medir la escasez, no tiene integrado en él todas las variables que pod’rian ser util para calcular el valor de un activo. Los modelos son tan buenos como sus supuestos.

Por un lado, el S2F se basa en que el supuesto de la escasez, que es lo que mide el modelo, controlara su precio. Pero de acuerdo a los críticos de este ratio, en el caso del Bitcoin no se cumple, debido a que esté bien no tiene otro uso de valor más que la escasez en sí.

La escasez del oro, su predecible flujo de nueva oferta y la liquidez global han hecho de este una reserva de valor estable comparada a las monedas fíat, las cuales tienden a devaluarse.

Según este modelo, la volatilidad del Bitcoin debería también disminuir con el paso del tiempo. Algo que se confirma con la información histórica que encontramos en Coinmetrics.

Volatilidad de Bitcoin historicamente

Para valuar un activo, es necesario tener en cuenta también la volatilidad. Si la volatilidad es estable y predecible, en cierta forma también lo sería el modelo. Sin embargo, a pesar de que la volatilidad ha bajado, Bitcoin sigue siendo una moneda con esta particularidad arraigada a ella.

Esto se debe a que al ser una moneda alejada del poder de los bancos centrales, ya que se encuentra autorregulada por el mercado, compuesto por usuarios, traders y especuladores.

Si combinamos todo esto como su relativa poca liquidez, entonces encontramos que el Bitcoin se encuentra a merced de movimientos bruscos de volatilidad si lo comparamos con otros activos. Y ya que el modelo necesita cierta estabilidad y no se puede integrar este dato en este modelo, entonces se vuelve poco fiable.

Luego existen otros factores que no son propios de Bitcoin solamente, como los conocidos eventos de cisne negro, pero que también puede poner en peligro la predictibilidad del mismo.

Al final del día, todos los modelos tienen límites y debilidades, por los que estos eventos únicos son algo que ningún de ellos pueden tomar en consideración.

Conclusión

El Stock to Flow mide la relación entre la cantidad de stock que existe y la producción de nuevo stock. Se aplica a metales preciosos y otras commodities por lo general, pero algunos argumentan que puede ser utilizado en el Bitcoin también.

En el caso de este, podemos verlo como un recurso digital escaso. Por tanto, según este ratio, el BTC es un activo que puede mantener muy bien su valor a través del tiempo.

Pero todo estos modelos necesitan de fuertes supuestos, y en el caso de Bitcoin el S2F puede que no sea suficiente para contabilizar todas las variables que se necesitan, como es el caso de la volatilidad.

Por último, el Bitcoin es un bien relativamente nuevo. Y aquellos que utilizan este ratio consideran que se necesita más data que los 11 años de vida que esta criptomoneda posee.

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Precio de Criptomonedas