Criptomonedas

3 Razones para ser optimistas sobre las criptomonedas en 2019

Porque ser optimista en 2019 con las criptomonedas

El 2017 ha sido un excelente años para las criptomonedas, muchas personas vieron sus portafolios de inversión crecer gracias a los máximos históricos alcanzados y un gran número de ICO surgió como método para financiar los nuevos proyectos y las ideas más interesantes.

Pero a pesar de que gran parte de ese encanto se fue perdiendo en el 2018, mientras el precio de criptomonedas como Bitcoin caía, la actividad del mercado y los desarrollos en la tecnología blockchain se han negado a detenerse. Es por eso que a pesar de no ver grandes titulares con exorbitantes precios en 2018, el año pasado ha sido uno muy importante en el camino de la maduración de este.

Todos estos acontecimientos, que incluyen un cambio en cómo las personas ven a las criptomonedas, así como los avances que se han conseguido, preparan lo que podría ser un nuevo rally alcista para sus precios. No se puede saber con precisión qué es lo que disparará la cotización hasta nuevos máximos, pero al menos podemos ver que hay razones para ser optimistas.

Con este artículo busco descubrir cuales son aquellos factores importantes que podrían inclinar la balanza a un periodo muy positivos para las criptomonedas. Probablemente no veamos en 2019 todos esos resultados, pero al menos hay suficiente para tener una mente positiva al respecto.

¿Cuales son aquellas razones para ser optimistas?

#1 Desarrollos en este espacio

Uno de los factores en el que se centran los expertos en mercados, en especial cuando hacen hincapié en los famosos catalizadores para una tendencia al alza, son las grandes cambios que se avecinan en los distintos proyectos criptos. El segundo podrían ser los equipos de trabajo, pero considero que el primero tiene más importancia debido a su capacidad de plasmar lo que estos pueden lograr, resultados.
Actualizaciones

En 2019 encontramos que las principales criptomonedas tienen planeados grandes avances en sus hojas de rutas, y esto podría atraer nuevos usuarios a sus redes. En especial si vemos a Bitcoin, que es la criptomoneda por excelencia y la que suele mover los hilos en el mercado.

Bitcoin (BTC)

Bitcoin los últimos años ha mostrado algunas debilidades cuando su popularidad ha aumentado considerablemente. Esto ha llevado a que se planteen dudas en cuanto a su posibilidad de entregar un producto que pueda ser usado de forma masiva.

Mientras que otros productos similares en algunos aspectos, como las tarjetas de créditos, pueden gestionar miles de transacciones por segundo, Visa es capaz de 56.000 según estimaciones de la compañía en ese lapso de tiempo, Bitcoin solo 7.

Por suerte, los desarrolladores han llegado con una idea, una en la que han estado trabajando durante 2018 y planean seguir haciéndolo durante 2019. Esta se llama Lightning Network, que busca quitar transacciones de la cadena principal y de esta forma eliminar el estrés que recibe mientras permite transacciones instantáneas.

Se espera que este sea el año donde finalmente la tecnología esté lista, ya que en 2018 se ha dado un paso adelante muy importante cuando finalmente comenzaron a hacerse pruebas.

Ethereum (ETH)

Ethereum no podemos decir que escapa de los mismos problemas de Bitcoin, su escalabilidad. Y en el caso de este blockchain, es aún más apremiante que se resuelva rápido debido a que busca ser una plataforma donde crear otros proyectos encima. Por tanto el volumen de transacciones que puede gestionar por segundos (o TPS por sus siglas) se ha convertido en el objetivo principal de la Fundación Ethereum.

El enfoque en este caso es diferente, porque en lugar de buscar una solución para mantener el mismo algoritmo de consenso (Prueba de Trabajo), Ethereum busca cambiar completamente cómo valida las transacciones de su cadena de bloques. Para eso ha decidido migrar a un nuevo mecanismo llamado Prueba de Participación, una tarea cuanto menos desafiante.

Su plan es sencillo, al menos sobre los papeles, ir liberando distintas actualizaciones que ayuden a sentar las bases para este gran cambio. Una de estas es la llamada Constantinopla (Constantinople), que estaba preparada para ser desplegada en 2018, pero por cuestiones de desarrollo ha sido pospuesta hasta enero de 2019.

Posterior a eso, se espera una segunda gran actualización llamada Serenidad (Serenity), que busca continuar lo que empezaron y en donde finalmente veremos este nuevo algoritmo implementado. Por desgracia para los más impaciente, aún no hay fecha, pero se espera que el equipo siga trabajando igual de serio que lo ha hecho hasta el momento y pueda entregar un buen resultado lo antes posible.

Pero esta no es la única gran actualización que se espera en Serenity. Junto con una gran variedad de otros cambios, la otra gran estrategia para afrontar los problemas de escalabilidad se llama Sharding, al menos así lo explica Drake, uno de los investigadores de la Fundación de Ethereum:

[Serenity] Contiene varias nuevas ideas radicales. Parte de esto es pasar a Prueba de Participación desde POW [Prueba de Trabajo]. Y la otra gran idea es Sharding.

La misma es una técnica utilizada en base de datos donde la información se segmenta, partiendo la misma en varias más pequeñas que contiene la información de forma repartida. Este concepto busca extrapolarse al blockchain de Ethereum, para no solo hacer más rápidas las transacciones, sino evitar que una sola dapp congestione la red.

Finalmente tenemos a eWasm, que aumenta las capacidades de la Máquina Virtual de Ethereum. Seguido de Plasma y Raiden que son las respuestas a Lightning Network de Bitcoin. Y una gran cantidad de otras ideas que no son mencionadas de forma específica pero buscan llevar a Ethereum a la versión denominada 2.0.

Mercado de trabajo en la industria de blockchain

Las noticias del 2018 no han sido muy esperanzadoras para las personas HODL de criptomonedas. Pero esto no ha detenido al mercado de blockchain que ha visto cómo las solicitudes de empleos para trabajos en esta área se han disparado.

Fuente: https://www.glassdoor.com/research/rise-in-bitcoin-jobs/

Grandes empresas como IBM, Coinbase, Oracle y hasta el mismo J.P. Morgan están buscando personas capacitadas en el sector para puestos de trabajo. Se trata de nuevos desarrollos pensados exclusivamente para una compañía privada, pero no solo ayudarán a estas, sino que muchos de estos podrían incluso traspasar esa frontera.

Por otro lado, lo que realmente necesita el mercado es que grandes actores de sectores más tradicionales adopten la tecnología. Junto a eso, también veremos una nueva demanda de activos digitales, que llevará la discusión al ámbito general y no solo dentro de las comunidades tecnológicas.

#2 Los ciclos del mercado

Si observamos el gráfico del índice S&P 500 durante su existencia, nos damos cuenta que el mercado de criptomonedas no es el único susceptible a la volatilidad, y mucho menos a los ciclos. Claro que cuando hablamos de Bitcoin y las altcoins, estos movimientos en el precio se dan en periodos de tiempos más cortos, pero al menos el concepto es similar.

 

Fuente: https://es.tradingview.com/symbols/SPX/

Existen muchos puntos que no comparte, por el hecho de que uno se trata de un índice creado con empresas que tiene flujo de caja, pagan dividendos y poseen un valor intrínseco, mientras que las criptomonedas son una clase de activo completamente diferente. De todas formas, nos sirve para entender el punto.

Inclusive, cuando hay fuertes fundamentos sobre la tecnología y lo que puede significar para el futuro de la sociedad, el hecho de que veamos valores tan bajos puede ser hasta algo positivo, al menos para aquel que busque comprar en pos de hacer crecer su patrimonio en criptomonedas.

Fuente: https://www.forexganador.com/psicotrading/

Seguramente ya conozcas este diagrama, el cual se puede utilizar prácticamente en cualquier momento del gráfico de precios de Bitcoin. No se puede estar seguro de cuándo ocurrirá un nuevo mercado alcista, pero al menos vemos patrones similares que nos ayudan a entender el comportamiento del mismo.

Se puede entender también gracias a él que este mercado, al igual que otros, está notablemente influenciado por las emociones, las cuales generar ciclos. En el caso de las criptomonedas son aún más extremas. Por eso no es de extrañar que próximamente podamos experimentar otro movimiento alcista que esté motivado por estas.

Además, la próxima vez que veamos un movimiento como tal puede que esté ayudado desde lo tecnológico también. Conceptos como el halving del año entrante y las mejoras en la escalabilidad pueden ser grandes impulsores de la próxima tendencia al alza que será generada por nuevas emociones.

Halving de 2020

Después del auge y la caída de 2017 y 2018, estamos en el momento preciso para que el mercado comience a subir de nuevo. Algo que sin dudas se ve potenciado por el próximo halving (reducción de la recompensa del bloque) en el 2020, más precisamente en mayo.

Aún resta todo un año, pero los expertos consideran que reducir la recompensa a la mitad limitará la cantidad de BTC en el mercado, y por tanto la oferta. Pero hay que tener cuidado con esta predicción, ya que el precio no solo se mueve bajo ella sino también gracias a la demanda, la cual debe aumentar o al menos mantenerse.

Si buscamos ejemplos en el pasado Bitcoin, ya ha vivido la experiencia de 2 halvings, uno en 2012 y otro 2016. En ambos casos, el precio consiguió nuevos máximos que aumentan las esperanzas para el próximo.

Finalmente, hay que decir que en los mercados financieros la expectativa es una variable importante, y si la gente se anticipa a este el mercado acabará descontando el potencial del mismo.

#3 Adopción de las instituciones

Por un lado tenemos a los partidarios de las criptomonedas, muchos de ellos libertarios que esperan que en el futuro estas reemplacen al dinero fiduciario. Por el otro se encuentran los detractores, personas como Warren Buffett entre otros, que llaman a este un engaño que atrae a charlatanes o que solo serán usadas para lavar dinero, comprar drogas o financiar ataques terroristas.

Es este último argumento el que utilizan algunas personas, incluido inversores, para justificar la intervención de los gobiernos. Al ser algo tan nuevo, es difícil teorizar con su precio, pero sí podemos decir que si los estados así lo quisieran podría poner las cosas muy difíciles. No eliminarlas por completo, ya que eso es imposible gracias a ser descentralizadas, pero si al menos a poner trabas a su adopción.

Dentro de 5, 10 o 20 años seguramente veamos una revolución en el sistema monetario, pero mientras tanto es necesario una transición que nos lleve de algo que hoy en día se utiliza marginalmente (si lo comparamos con el dólar por ejemplo) a ser aceptado en cualquier tienda y en cualquier país como ocurre con las tarjetas de créditos. Para eso es necesario la complicidad de los gobiernos, o al menos la certeza de que no se interpondrán en su camino.

Las ICO

Luego de ese final de 2017 donde parecía que los precios no iban a parar de crecer nunca, el número de ICO aumento en 2018, de 875 a 1257. Justo con ello también lo recaudado por estas, que fue una diferencia de más de $1,5 mil millones.

Sin embargo, la fiebre por esta forma de recaudar fondos para los proyectos se vio concentrada en los meses de diciembre de 2017 y enero de 2018, siguiendo el comportamiento del valor del mercado y el interés por regularlas de las entidades pertinentes.

Fuente: https://www.icodata.io/stats/2017 (ICO 2017)

Fuente: https://www.icodata.io/stats/2018 (ICO 2018)

La SEC fue muy influyente en este aspecto, investigando durante 2018 cientos de ICO así como comprendiendo que no todas deben ser vistas como valores y por tanto las regulaciones existentes no eran las apropiadas para ellas.

Gracias a ello surgieron las Ofertas de Token de Valor (STO, por sus siglas en inglés), que presentan una particular diferencia con respecto a una ICO. La primera, en lugar de distribuir tokens de una plataforma, envía a sus inversores tokens que representan una participación en los activos de las empresas, algo similar a una acción.

En las ICO, los inversores para recuperar lo invertido y obtener una ganancia deben esperar a que finalmente el proyecto tome un buen rumbo y que el mercado valore lo que tiene para ofrecer. Es decir, la gente debe estar deseosa de pagar por sus tokens para que estos incrementen su precio.

Con respecto a las STO, los dueños tiene una representación de propiedad en forma digital tanto a la hora de tomar decisiones en las empresas como de sus activos.

Este es un primer paso por parte de las entidades gubernamentales para tomar en serio a las criptomonedas, lo que podría ayudar a una adopción masiva impulsada por las instituciones encargadas de su venta al tratarse de activos respaldado por la seguridad que representa para algunos el estado.
Interés por grandes jugadores del mercado

Si hablamos de un uso generalizado de las criptomonedas, no podemos dejar de lado en el final de este artículo a las grandes instituciones financieras, que cuentan con el dinero suficiente para mover el mercado de forma considerable. Por eso no hemos parado de leer y oír acerca de las bondades de un ETF de Bitcoin durante todo 2018.

Sin embargo, la aprobación de uno todavía no se ha hecho efectiva, y las personas buscan otras opciones que puedan representar un gran impacto como los fondos cotizados. Uno de ellos es Bakkt, una plataforma para comerciar futuros de Bitcoin que cuenta con la particularidad de ser de código abierto y además estar respaldada por la misma compañía que posee la Bolsa de Valores de Nueva York.

No es para menos el entusiasmo de la comunidad, debido a que por un lado se trata de una bolsa que maneja billones de dólares, mucho más que los miles de millones del mercado cripto, sino que detrás del proyecto hay empresas con mucho peso como Starbucks y Microsoft, siendo la última la más interesantes por tratarse de una del sector tecnológico.

Su lanzamiento se esperaba para principios del último trimestre de 2018, pero por diversos motivo la fecha fue pospuesta hasta el primer trimestre de este 2019.

Por su parte, Fidelity, una firma estadounidense especializada en la gestión de activos y fondos de pensiones, lanzó su Fidelity Digital Assets en octubre de 2018. Una nueva startup que hace posible que los inversores institucionales, aquellos con grandes bolsillos, puedan comprar Bitcoin y Ethereum. Algo que no se reflejó en los precios de estas dos monedas, pero si en el interés de las altcoins.

Desde principios de marzo de 2019, Fidelity cuenta con su servicio operando de forma selectiva con un grupo de clientes. Con él esperan que los inversores puedan acceder de forma sencilla a 4 o 5 criptomonedas del top 10 del ranking de capitalización de mercado, junto con otros beneficios que los inversores institucionales buscaban.

Conclusión

Para las personas que han llegado al mercado en el momento en que este se encontraba en su punto máximo, más de $800 mil millones, ver que los precios no hicieron más que caer durante 2018 no es muy alentador. Pero si vemos todos los desarrollos que se han estado gestando en esta industria junto con la comparación de los ciclos de mercados en otros activos, podemos pensar que este 2019 puede ser muy favorable.

Quizás no haya que pensar en el retorno que podemos obtener invirtiendo en las criptomonedas, sino todo el valor que pueden agregar a la sociedad. Miles de millones de personas que están excluidas del sistema bancario y que ahora podrán integrarse al siglo XXI, mientras consumen y crean nuevos productos y servicios que todos podremos usar.

Ese es el verdadero valor, y si pensamos en ello podemos se optimista este año y todo los próximos que están por venir.

Acerca del autor

Criptotario

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Suscribete

Precio de Criptomonedas